Escándalo de espionaje de EE.UU. y Reino Unido: de la sospecha a la confirmación

Norelys Morales Aguilera.- El empleo del espionaje en las relaciones diplomáticas ha saltado con visos de nuevo escándalo al conocerse que los asistentes a las reuniones del G-20 eran espiados mediante la intervención de computadoras y celulares por el Government Communications Headquarters del Reino Unido, (GCHQ) y su similar estadounidense Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Si antes pudo ser una sospecha, ya es un hecho.

Rusia y Turquía han sido los primeros en reaccionar  tras las revelaciones de que sus políticos y altos funcionarios fueron espiados e intervenidos durante 2009 en dos cumbres del Grupo de los 20 (G-20), realizadas en el país europeo, publicó este lunes The Guardian. [1]

Detalles del espionaje, figuran en un informe elaborado por la NSA de Estados Unidos que se filtraron por el denunciante Edward Snowden y fueron revelados por The Guardian el domingo. [2] Mediante la recomendación del uso de una serie de café-internet, los integrantes del G-20 fueron monitoreados a través de la lectura de sus correos electrónicos.

Los documentos muestran que los espías de Estados Unidos con sede en Gran Bretaña espiaron a Medvedev, el presidente ruso y ahora primer ministro. La portavoz de Medvedev, Natalya Timakova, declinó hacer comentarios a The Guardian. Pero, hablando con los medios estatales, altos funcionarios rusos dijeron que las revelaciones habían profundizado la desconfianza entre los EE.UU. y Rusia.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores turco convocó al embajador del Reino Unido a Ankara y dijo que era inaceptable que el gobierno británico hubiera interceptado llamadas telefónicas y seguimiento de los equipos de ministro de Finanzas de Turquía, así como a otros 15 de su delegación visitante.

El emisor de los datos habría sido Edward Snowden, la misma fuente que dio a conocer al diario informaciones confidenciales relacionadas con los programas de vigilancia de las comunicaciones implementadas por Estados Unidos a través de sus agencias de inteligencia, reseñó Efe.

El medio británico afirma que el caso de espionaje local ocurrido en 2009 tuvo como objetivo conocer con antelación las diferentes posiciones de los países del G-20, entre aliados como Sudáfrica o Turquía.

El Grupo de los 20 es un foro de los 19 países más industrializados y emergentes, más la Unión Europea (UE). Es considerado un encuentro de discusión sobre la economía mundial.

En 2009 dos de estos encuentros tuvieron lugar en Reino Unido. El primero se realizó en la capital británica, Londres, durante el mes de abril; el segundo en Saint Andrews (costa este) durante el mes de septiembre. Ambos fueron organizados por el primer ministro laborista Gordon Brown.

A estas citas asistieron Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia; entre otras delegaciones nacionales. Ese grupo de países es el mismo que este lunes, 17 de junio, comienza una cumbre de dos días en Irlanda del Norte, en el marco del Grupo de los 8 (G-8).

Notas

[1] http://www.guardian.co.uk/world/2013/jun/17/turkey-russia-g20-spying-gchq
[2] http://www.guardian.co.uk/uk/2013/jun/16/gchq-intercepted-communications-g20-summits