Cuba podrá fabricar bombillas sin obsolescencia programada [+ video]

La primera bombilla eléctrica reparable del mundo puede fabricarse en Cuba, refirió Benito Muros, un empresario español impulsor del denominado movimiento Sin Obsolescencia Programada, quien quiere ceder a este país esa tecnología.

Muros desarrolló junto a un grupo de especialistas una técnica para elaborar una línea de luminarias que por su rehabilitación tienen una vida útil de muy larga duración, y dijo a PL que escogió a Cuba para esta experiencia por su apego a la protección de las personas y el medio ambiente.

El ministerio cubano de Industria acordó con este empresario un memorándum de entendimiento para iniciar conversaciones con vistas a transferir esa tecnología para el ensamblaje y posterior fabricación de bombillas de 6,5 vatios y luminosidad comparable a lámparas incandescentes de 100, señaló Muros en conferencia de prensa.

Se conoce como obsolescencia programada o planificada, concepto desarrollado en las décadas de 1920 y 1930, a la programación a propósito del fin de la vida útil de un producto para que sea viejo o inservible después de un tiempo calculado de antemano por el fabricante en la fase de diseño.

Así sucede con las bombillas actuales, de las cuales se desechan cada año en el planeta unos siete mil millones de unidades.

Por medio de ese mecanismo, todos los productos van a fallar en algún momento, lo cual obliga a los consumidores a comprar otros para reemplazarlos y comenzar nuevamente el ciclo de compraventa.

Su objetivo es el lucro económico sin que tenga ningún valor el cuidado y el respeto por el medio ambiente ni del ser humano, pues cada producto obsoleto supone una contaminación ambiental al deshacerse de él.