12/4/13

Cuba aspira a duplicar ingresos por producción y comercialización de medicamentos

El Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica, BioCubaFarma, creado el pasado año con la misión de producir y comercializar medicamentos y servicios, avanza en su labor y aspira a duplicar sus ingresos por exportaciones en el próximo lustro.

Según los cálculos, Cuba podría obtener 5.076 millones de dólares en ingresos por exportaciones de esos productos en el período 2013-2017, cifra que duplica los 2.779 millones que recaudaron las entidades del Polo Científico de La Habana y el Grupo Empresarial Quimefa en los últimos cinco años.

El vicepresidente de BioCubaFarma, José Luis Fernández Yero, expuso la noche del jueves en la habitual Mesa Redonda de la Televisión Cubana que existe una visibilidad internacional "creciente" y un reconocimiento importante sobre los resultados de la biotecnología cubana, según Xinhua.

Este complejo empresarial produce medicamentos genéricos, vacunas terapéuticas y profilácticas, biofármacos, sistemas de diagnósticos y equipos médicos de avanzada tecnología, y además trabaja en el desarrollo de las neurociencias y las neurotecnologías.

Las decenas de productos de esta industria se comercializan en estos momentos en más de 50 países y las autoridades de esta esfera trabajan para extender el mercado.

Fernández Yero apuntó, además, que de los 881 productos del cuadro básico de medicamentos en Cuba, 583 son de fabricación nacional y el resto importados.

"BioCubaFarma" surgió en noviembre de 2012 a raíz de la fusión de Quimefa, productora de medicamentos, y el habanero Polo Científico de la Biotecnología, como parte de las reformas que impulsa el gobierno para "actualizar" su modelo económico socialista.

Su creación respondió a un lineamiento aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011, que llama a "consolidar la industria farmacéutica y biotecnológica como una de las actividades de mayor capacidad exportadora de la economía e incorporar nuevos productos al mercado nacional para sustituir importaciones".

Con establecimientos en las 15 provincias del país y más de 21.000 trabajadores, el consorcio está integrado por 38 grandes empresas, de las cuales 16 son productoras, ocho comercializadoras, 11 radicadas en el exterior y tres ofertan servicios.

Entre esas empresas figuran los centros de Investigación y Desarrollo de Medicamentos, de Ingeniería Genética y Biotecnología, Nacional de Biopreparados, de Inmunoensayo, Nacional para la Producción de Animales de Laboratorio. y de Química Farmacéutica.

Este grupo empresarial tiene la tarea de producir medicamentos, equipos y servicios de alta tecnología destinados al mejoramiento de la salud del pueblo y generar bienes y servicios exportables, como resultado del desarrollo científico técnico alcanzado por el país.

Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular, también perteneciente a BioCubaFarma, subrayó que se trata de "un nuevo tipo de organización económica" que investiga, desarrolla, produce y exporta, es decir, trabaja a ciclo completo y "constituye lo que debe ser la empresa estatal socialista de alta tecnología".

De acuerdo con el directivo, entre los retos más importantes del grupo empresarial figuran crecer, "en lo cual hay que invertir para modernizar la industria", llegar a los estándares de calidad, diversificar las exportaciones y desarrollar nuevos renglones.

Además de suministrar productos para la salud del pueblo, BioCubaFarma está llamado a "impulsar el tránsito hacia la economía de alta tecnología, basada en el conocimiento", sentenció.


Publicar un comentario