Más de tres mil cubanos han muerto víctimas del terrorismo

Miles de cubanos han resultado víctimas de actos terroristas organizados o auspiciados desde Estados Unidos, afirma un informe que el gobierno de la isla circula hoy en Naciones Unidas.

Como resultado de 681 acciones terroristas y una invasión mercenaria se ha producido la pérdida irreparable de la vida de tres mil 478 mujeres, hombres y niños.

Así lo consigna el texto, que se puede consultar en el sitio web del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, según PL.

Otros dos mil 099 cubanos han quedado físicamente discapacitados por el resto de sus vidas, añade el informe que Cuba presentará el 1 de mayo en el Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra.

Ese día corresponderá a la isla comparecer al Examen Periódico Universal (EPU) al que se someten todos los estados miembros de Naciones Unidas en materia de derechos humanos.

Cuba se presentó en febrero de 2009 a su primer EPU con resultados que La Habana consideró positivos.

En su próxima presentación, la delegación antillana insistirá en que la continuada política de hostilidad de Estados Unidos atenta contra los derechos humanos de los habitantes de su país.

Por estos días los cubanos conmemorarán 52 años de la invasión de fuerzas mercenarias armadas y financiadas por Washington, que fue derrotada en menos de 72 horas a un alto precio en vidas civiles y militares.

El informe de la isla al Consejo de Derechos Humanos afirma que esta y otras acciones armadas han provocado cuantiosos daños a objetivos económicos y sociales del país.

Invasiones mercenarias, sabotajes, agresiones biológicas, radiales y televisivas; aliento a la emigración ilegal y violenta, intentos de asesinato a sus principales líderes, se cuentan entre las modalidades de agresión denunciadas en el texto.

También acusa a la administración estadounidense de prosiguir financiando planes para provocar "un cambio de régimen" en Cuba, que incluyen acciones encubiertas.

Refiere que para los años fiscales 2010 y 2011 el gobierno del presidente Barack Obama destinó 40 millones de dólares para tales fines.

El texto califica de guerra económica el bloqueo financiero, económico y comercial que Washington ha impuesto durante más de cinco décadas contra la pequeña y vecina isla.

Datos que el gobierno cubano considera conservadores cifran en 108 mil millones de dólares las pérdidas económicas sufridas por Cuba como consecuencia del bloqueo.