23/3/13

¿Propondrá John Kerry sacar a Cuba de lista de terrorismo de EE.UU.?

Norelys Morales Aguilera.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, debe decidir en las próximas semanas si aboga en favor de que el presidente Barack Obama saque a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, según un despacho de AP.

El Departamento de Estado mantiene a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo desde 1982 sosteniendo su línea de propaganda fascista para conservar un bloqueo económico, comercial y financiero que clasifica como genocidio.

La inclusión en la lista no sólo significa la prohibición de vender armas a la isla, sino también otros bienes, como algunos equipos para hospitales. La designación exige además que Estados Unidos se oponga a cualquier préstamo a Cuba por parte del Banco Mundial y otras instituciones internacionales de crédito, entre otras medidas, continúa AP.

En días recientes un editorial del periódico Los Angeles Times pidió que se sacara a Cuba de la lista, y otros rotativos han expresado opiniones similares.

El Grupo de Estudios Cubanos, una organización de autodenominados exiliados con sede en Washington que defiende un acercamiento para promover cambios democráticos, publicó en febrero un libro blanco que solicita una reevaluación "apolítica" de la designación relacionada con el terrorismo.

Sin embargo, el Gobierno de EE.UU. desmintió que esté estudiando la posibilidad de eliminar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, tal como había informado un diario estadounidense.

"Déjenme decir con firmeza que (la información) es incorrecta. No hay planes de quitar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Funcionarios federales de Estados Unidos concuerdan en que la recomendación, que Kerry debe hacer antes que se publique el informe anual del Departamento de Estado sobre el terrorismo el 30 de abril, y estaría afectada por el enfrentamiento sobre Alan Gross. [1]

Alan Gross viajó a Cuba para implementar un contrato del gobierno de Estados Unidos, comprendido bajo la Sección 109 de la Ley Helms–Burton [2], no derogada en la administración Obama, por la cual el Presidente de Estados Unidos “está autorizado para proporcionar asistencia y ofrecer todo tipo de apoyo a individuos y organizaciones no gubernamentales independientes para unir los esfuerzos con vistas a construir una democracia en Cuba”.

Gross fue declarado culpable del delito de Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado y sancionado a 15 años de privación de libertad, en juicio oral y público celebrado el 4 de marzo del 2011, en el que se demostró que introdujo en Cuba, de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas, como parte de un programa del Gobierno de los Estados Unidos dirigido a promover acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir el orden constitucional cubano.

La prisión de Alan Gross es otro pretexto de Washington para incluir a Cuba entre sus calificados estados terroristas y ejercer presión con sus leyes para mantener el bloqueo. Difícil que el secretario de estado John Kerry cambie eso a pesar de haberse opuesto a destinar fondos para labores en la isla como la del contratista Gross.

Notas 

[1] http://islamiacu.blogspot.com/2013/01/el-periodista-tracey-eaton-ha-publicado.html
[2] http://www.cubavsbloqueo.cu/Default.aspx?tabid=38

Publicar un comentario