Dos vacunas terapéuticas cubanas para cáncer de pulmón avanzado

El registro en Cuba de la vacuna RACOTUMOMAB, destinada al tratamiento del cáncer de pulmón avanzado, fue el resultado más relevante del 2012 para el Centro de Inmunología Molecular (CIM).

El producto, de fácil utilización, puede aplicarse en el nivel primario de salud y muestra resultados alentadores en los ensayos clínicos, destacó el doctor Agustín Lage Dávila, director-fundador del CIM.

Según precisó el científico al periódico Granma, con este producto, el país ya suma dos vacunas terapéuticas para la mencionada dolencia, junto a la CIMAVAX-EGF. Lo anterior nos convierte en la única nación del mundo en evaluar de manera simultánea dos productos de ese tipo para tratar la enfermedad,.

En el caso específico de la RACOTUMOMAB, la capacidad de producción disponible permite ampliar a partir del presente año su cobertura de aplicación en los pacientes aquejados de esa neoplasia en el país, y propiciar el comienzo de las acciones dirigidas a su registro en el exterior, señala.

Mencionó que las experiencias presentadas por una investigadora del centro sobre el empleo de esta vacuna en la terapia del cáncer pulmonar fueron reconocidas en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica, y publicadas posteriormente en la revista Lancet Oncology, como uno de los sucesos más relevantes del evento.

Lage afirmó que un objetivo esencial de la institución es lograr convertir el cáncer en una enfermedad crónica que pueda controlarse por prolongados periodos, al retrasar o detener su progresión, propiciando a los enfermos más años de supervivencia con una calidad de vida aceptable.

Dentro de los impactos notables del pasado año aparece además, la solicitud de registro del anticuerpo monoclonal humanizado ITOLIZUMAB anti-CD6, cuyos ensayos clínicos demostraron evidente acción terapéutica en el tratamiento de la psoriasis severa.

Si se cumplen los resultados esperados, tal propósito pudiera materializarse por la entidad regulatoria cubana (Cecmed), en el transcurso del 2013, dijo.

También figura el anticuerpo monoclonal Anti-CD20 para el tratamiento de linfomas, que es un biosimilar de uno importado por el Ministerio de Salud Pública a elevados precios. Actualmente se encuentra en fase de ensayo clínico en el Instituto de Hematología y en otras entidades nacionales que tratan tales tumores.

Destacó la demostración de nuevas evidencias científicas referidas al efecto beneficioso del anticuerpo monoclonal humanizado Nimotuzumab-R3 en tumores cerebrales. Este ya tiene registro en más de 25 países y es objeto de ensayos clínicos en naciones altamente desarrolladas.

Al cierre del último año tenían depositadas en el extranjero 701 patentes, de las cuales 323 habían sido concedidas.