27/2/09

Los tiempos cambian


Grupo insta a Obama a suavizar unilateralmente política con Cuba
jueves 26 de febrero de 2009 23:52 GYT

Por Pascal Fletcher

MIAMI (Reuters) - El presidente Barack Obama debería flexibilizar la política de su país hacia Cuba para instar a un cambio democrático sin esperar que La Habana haga reformas primero, dijo el jueves un grupo de diplomáticos, académicos y líderes de opinión.

El grupo internacional "U.S. Policy Toward a Cuba in Transition", auspiciado por el centro de estudios con base en Washington Brookings Institution, instó al nuevo presidente de Estados Unidos a tomar la iniciativa para desactivar medio siglo de enemistad política entre Washington y la isla de Gobierno comunista.

Aunque no llegó a exigir un final rotundo del embargo económico estadounidense de 47 años a Cuba, el grupo recomendó varios pasos para aliviar las restricciones a los viajes y el comercio con la isla, y estimular la cooperación y los contactos "persona a persona".

La larga política de Washington de intentar poner fin al Gobierno comunista en Cuba mediante el aislamiento diplomático y el embargo debería ser reemplazada con una política más inteligente de "compromiso crítico y constructivo", expresó el grupo.

La agrupación incluye a diplomáticos estadounidenses, canadienses, españoles y británicos, junto con académicos, y un líder de la comunidad cubano estadounidense.

"Una política de status quo ya no sigue siendo posible (...) Necesitamos una política proactiva hacia Cuba (...) una nueva dinámica para cambiar medio siglo de relación poco amistosa", dijo la embajadora Vicki Huddleston, quien encabezó la Sección de Intereses Estadounidenses en La Habana desde 1999 al 2002.

"Esta no puede consistir en una diplomacia de megáfono (...) no puede consistir en 'si ustedes hacen esto, yo hago eso'", agregó Huddleston.

El grupo instó a Obama a usar su autoridad ejecutiva para desmantelar rápidamente parte de la compleja maraña de sanciones estadounidenses contra Cuba sin esperar la aprobación del Congreso.

El grupo recomendó iniciativas a corto plazo que incluirían la flexibilización de los viajes familiares y humanitarios, el comienzo de un diálogo oficial sobre temas como migración, políticas antinarcóticos y el medioambiente, y que se permita la venta de equipos de comunicación a Cuba.

No solo América Latina atiende respetuosamente a Cuba


Así se percibe en la Isla. Según el diario Granma, el presidente Raúl Castro apreció positivamente la iniciativa del Presidente francés de comisionar un enviado a La Habana y confirmó el interés en revitalizar las tradicionales relaciones políticas, económicas y de cooperación bilaterales en beneficio de ambos países.

Igualmente, el Presidente cubano manifestó la disposición de continuar el diálogo político entre Cuba y la Unión Europea, reiniciado en octubre de 2008 en París sobre la base del respeto mutuo.

Jack Lang ex ministro socialista, que se encuentra en la isla del Caribe como "emisario especial" del presidente francés, Nicolas Sarkozy, declaró que su papel

"consiste en decir que Francia en su aspecto bilateral, no solamente europeo, desea establecer una relación fluida, aplacada, sin preferencia formal, sin protocolo, sin condición previa de ambas partes, y tratar de construir con Cuba una relación ejemplar y renovada", declaró por teléfono a AFP desde la La Habana.

"Deseamos establecer con Cuba relaciones intensas en el plano económico, político y cultural", agregó, declarando llevar "un mensaje" en este sentido de parte del jefe del Estado francés.

Según Lang, Francia "seguirá abogando a favor de un retorno (de Cuba) a la cooperación con sus interlocutores europeos" y con los estadounidenses para encaminarse hacia una suspensión del embargo". "Deseamos hacer de los derechos humanos un tema de cooperación", agregó.

"Nicolas Sarkozy me dijo 'usted es un amigo de Cuba, usted es apreciado en América Latina, deseo reanudar el diálogo activo y bilateral'" allí, agregó Jack Lang.

El diputado socialista, que pudo de reunirse con Fidel Castro "en varias ocasiones", afirmó que sus "relaciones antiguas" con Cuba eran "relaciones calurosas y a veces tumultuosas".

La iniciativa de Francia tuvo lugar una semana después de la visita a La Habana del ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Michael Martin, gestos ambos que parecen demostrar que la Unión Europea (UE) ha resuelto finalmente acercarse al régimen liderado por Raúl Castro, siguiendo la vía abierta hace casi dos años por España.

Las señales de acercamiento de Francia e Irlanda están relacionadas con la decisión tomada por el bloque, en octubre pasado, de eliminar las sanciones que impuso a la isla en 2003 por el encarcelamiento de 75 opositores y entablar un diálogo político con La Habana.

El irlandés Michael Martin fue el primer titular de Exteriores europeo en visitar la isla después de que el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, viajase a La Habana en abril de 2007 para reanudar las relaciones entre España y Cuba.

En noviembre pasado, la UE había anunciado proyectos de cooperación en Cuba por unos 30 millones de euros en el presente año.

24/2/09

Carta a los amigos de Cuba: En la Cuba proletaria nos conocemos.


Por Norelys Morales Aguilera

Cada vez que la propaganda contra Cuba sube el tono, casi se satura, no me entero por los Buscadores de Internet, sino que los amigos me escriben y preguntan por la situación en la Isla. Les comento, les informo, publico en mis blogs.

Ahora el constante ataque mediático tomó un giro que llama mucho la atención y los argumentos y explicaciones a mis amigos en cartas privadas las hago públicas en este comentario.

Esperábamos la XVIII edición de la Feria del Libro en la Isla. Nuestra disidencia amaestrada tomó sus provisiones para desacreditar el suceso. El pasado lunes 16 de febrero en las afueras de la Fortaleza de La Cabaña, montaron una provocación.

Sospechosamente varios sitios como El País, de España, se hicieron eco de ella y se les escapó la presentación libros de importantes como los de Jostein Gaarder o el cancionero de Silvio. Total ellos estaban en otra cosa.

Mientras, los cubanos asistentes buscaban los textos o asistían a presentaciones culturales, con mucha presencia de jóvenes y niños, y apenas repararon en grupito que en las afueras del espacio ferial hablaba con reporteros. Era una presentación de un libro al margen de la Feria.

Orlando Luís Pardo Lazo el autor del susodicho libro, cuyo texto no se atrevió El País a reproducirles a sus lectores, so pena de observar la calidad artística y la fabulación ordinaria que habría evidenciado que no es la irreverencia de los verdaderos creadores, sino la de los que buscan un sitial en la contrarrevolución subvencionada.

Dice El País que el libro de Orlando Luís Pardo Lazo salió a la luz sin que la policía interviniese. Por su parte la bloguera estrella afirmó: “Vamos a ir pero tenemos muy claro que no vamos a derramar ni una gota de sangre. Si hay violencia, nos vamos. No estamos en ninguna trinchera”.

¿Quiénes están hablando de violencia?

Ernesto Hernández Busto fue el encargado de convocar a los medios y es quien ha afirmado que su “opinión más íntima sobre la situación cubana es que una intervención militar de EEUU sería la manera más rápida y productiva de acabar con el castrismo…".

Tiene Hernández Busto su derecho de comunicarse con quien entienda, pero sus afirmaciones de la fuerte represión y las golpizas, refutadas por los hechos, son mentiras que orbitan en crear un clima favorable a cualquier disparate contra la Isla.

Para estas personas la bandera nacional es “un trapo” y no me parece que hay demasiados cubanos dispuestos a aceptar tales desvaríos. La paciencia de las autoridades cubanas respecto a la actuación de estas personas insta a la moderación.

Pero, amigos, no sé cómo reaccionaría alguien si escucha frente a frente que le están ultrajando a la bandera, que es como mencionarnos a nuestra santa madre. Los cubanos, se sabe bien, no son una turba. Son miles los que a estas horas que escribo trabajan o estudian, sueñan y aman, crecen o se divierten.

El país sigue restañando los daños de tres huracanes con pérdidas millonarias, aún hay cubanos reconstruyendo sus casas, la salud y la educación de nuestra gente no son consignas, por no hablar de otros valores sagrados.

Hay voluntad de enmendar nuestras dificultades en un diálogo franco como debe ser en la Isla. Aunque nada transcurra sin contradicciones y tengamos también nuestros burócratas y egoístas de diferentes estatus o pelajes.

Lo que en nombre de sus creencias políticas, llamándose blogueros o artistas, recibiendo migajas e instrucciones, nunca debieran olvidar es que es legítimo el derecho a defender la Patria si se la sintiese agredida.

Quienes obran contra los símbolos y la dignidad de los cubanos, quienes incitan a la violencia, debieran pensar que hay cosas con las que no se juega. Y, digan lo que digan en los medios del capital internacional, en la Cuba proletaria, nos conocemos.