Republicanos perdieron el feudo mafioso de Ros-Lethinen y Curbelo

Norelys Morales Aguilera.─ El distrito 27 ha sido durante años el feudo mafioso de Ileana Ros-Lehtinen, quien desde el Congreso cabildeó y actuó contra Cuba, y también contra Venezuela y Nicaragua, promoviendo medidas agresivas e injerencistas.

Pero, la demócrata Donna Shalala, ganó el distrito, que abarca el centro de Miami, la Pequeña Habana, el distrito financiero de Brickell, Coral Gables y otras áreas de Miami con población mayoritariamente hispana, entre ellas la cubana.

Shalala derrotó a la republicana María Elvira Salazar en dicho distrito, con lo que se convierte en la primera demócrata que gana en esa circunscripción de la ciudad de Miami que siempre estuvo en poder de la republicana Ros-Lehtinen.

Por su parte, Carlos Curbelo, perdió el escaño del Distrito 26 de la Florida, que ganó la demócrata Debbie Mucarsel-Powell, cuya zona incluye los Cayos de Florida y la punta sur de la península.

Con la derrota de Curbelo, y de María Elvira Salazar, sólo queda un representante por Florida en la cámara baja que es de los mafiosos politiqueros de origen cubano, Mario Díaz-Balart, y el poder del grupo de presión encabezado por el senador Marco Rubio se verá así reducido. Así que, el Pequeño Marco, tendrá que politiquear más fuerte que nunca y cuesta arriba.

La corriente de malestar de los estadounidenses con Donald Trump les valió anoche a los demócratas votos suficientes para hacerse con el control de la Cámara de Representantes (House) después de ocho años de hegemonía republicana, un resultado que abre la puerta a un ejercicio de control institucional del presidente que hasta ahora no se había producido en el Congreso, comentó La Vanguardia de España

Una mayoría demócrata es suficiente para limitar la capacidad de acción de Trump durante la segunda mitad de su mandato presidencial, investigar las acciones de su Administración y sus finanzas personales.

Con respecto a Cuba, no pueden predecirse de inmediato los cambios que producirán estos movimientos en la escena política norteamericana, aunque mientras dure la administración Trump es sabido que la política hacia la Isla es manejada por el dueto Rubio-Pompeo con una agenda agresiva, provocadora  y encaminada a enfriar cualquier tipo de acercamiento entre ambas naciones.

No hay comentarios.: