Audio Columna: Bolsonaro, una pieza de Estados Unidos

Jair Bolsonaro es una pieza de Estados Unidos. Bolsonaro ya es un empleado de Washington. Quienes van a mandar en Brasil son los capitales que están detrás de él.

Sus ataques a Cuba y Venezuela, el traslado de la embajada de Brasil a Jerusalén y otras acciones, que ponen de rodillas a la diplomacia brasileña, ya fueron acordadas por Bolsonaro en Estados Unidos.

Como he dicho, desmontar en Brasil el programa Más médicos, responde a una conspiración secreta planificada, organizada y financiada en Estados Unidos, que involucran al propio presidente Trump, al partido Republicano y a los organizadores de una cibertropa, que influyó decisivamente en la victoria electoral del ultraderechista brasilero.

Aislar a Cuba, después del auto-aislamiento estadounidense en la ONU contra el bloqueo, y agredir a Venezuela son obsesiones de la administración Trrump, aunque la reacción digna de Cuba cuando atacó el programa Más Médicos ordenado por el Departamento de Estado, Bolsonaro no se la esperaba, algo con lo que Washington lleva décadas lidiando, y no aprende.

Jair Bolsonaro ha puesto en manos de su hijo Eduardo la tarea de estrechar vínculos con la administración Trump y grupos conservadores ligados al Partido Republicano.

Romper las relaciones diplomáticas con Cuba está en la agenda y los preparativos de Eduardo Bolsonaro en Estados Unidos indican un derrotero.

El viaje reciente del mandadero de Papá Bolsonaro a Estados Unidos ha ocurrido vísperas del desembarque en Río de Janeiro del consejero de Seguridad Nacional John Bolton, quien se reunirá con un feliz presidente electo, de lo cual solo saldrá para Cuba la agresividad paradigmática del halcón de Washington.

Antes de visitar el Consejo de Seguridad Nacional Eduardo mantuvo un encuentro en la mañana del lunes, con Kim Breier la secretaria de Estado Adjunta para el Hemisferio Occidental.

En otro de sus compromisos el enviado se encontró con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro. Y ya se sabe la contundencia cipaya del personaje.

Al margen de la agenda con funcionarios, el legislador del PSL mantuvo una reunión con el American Enterprise Institute, centro de estudios conservador, donde se habló de la nueva política externa brasileña a partir del primero de enero cuando asumirá Bolsonaro.

Lo único que podemos esperar es la total subordinación de Jair Bolsonaro a Washinton, que ya es un hecho. Este Plan Cóndor de nuevo tipo, lleva en sí mismo el germen de su destrucción, porque los adalides de las tecnologías como armas de guerra, parecen ignorar que el antídoto está en la realidad. Los pueblos aprenden a conquistar sus victorias y estos personajes pasan y para siempre. Ejemplos hay. Desde Viet Nam, pasando por Cuba y más recientemente en México con Manuel López Obrador.

Soy Norelys Morales Aguilera

No hay comentarios.: