Puente El Triunfo, símbolo de Sagua la Grande

Luz María Martínez Zelada (ACN).─ La imagen del puente de hierro sobre el río Sagua la Grande, en el centro de Cuba, resulta uno de los símbolos de la ciudad que tomó su nombre de la vía fluvial y desde cuyos márgenes creció para convertirse en una importante urbe industrial.

El movimiento de embarcaciones bajo las estructuras metálicas del viaducto y de los más variados transportes sobre él, ha sido, por mucho tiempo, una actividad curiosa y regular en la vida de la localidad.

Historiadores señalan la explotación maderable y su traslado por la corriente del río del nacimiento de lo que sería Sagua la Grande en el siglo XVIII, presencia que marcó vida y desarrollo económico de la región con una población que crecía a ambos lados del espejo de agua.

La guerra por la independencia de Cuba se extendía por todo el país y  en 1895 se hizo necesario el traslado de tropas coloniales de uno a otro lado de la vía fluvial, por lo cual se construyó una pasarela  de madera que unió ambas riveras.

Pero por curiosidades de la vida, fue esa plataforma la que permitió la entrada victoriosa del general José Luis Robau a la urbe al frente de una brigada del Ejército Libertador, de ahí que el puente fue nombrado El Triunfo.

Fue en los albores del siglo XX que el desarrollo económico local permitió la sustitución de la madera por hierro, obra que fue elaborada por una compañía de Estados Unidos e inaugurada en 1905.

Varias reparaciones mantienen la vitalidad de El Triunfo, una de ellas en 1948, llevó a la sustitución de la mayor parte de los elementos, y otra, en 1967, mientras en 1986 un vehículo de carga quebró el pavimento  y se pensó sustituir la estructura metálica pero la población defendió su historia para mantener la tradicional imagen.

El puente está sometido a una cuidadosa reconstrucción que los lugareños aguardan porque se trata de algo que aman y forma parte de sus vidas.

No hay comentarios.: