Protestas en Barcelona tras el anuncio del cese del Gobierno catalán [+ transmisión en vivo]

Miles de personas llenan este sábado las calles de Barcelona en una protesta independentista convocada inicialmente en señal de protesta por el arresto de dos líderes del movimiento secesionista, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Sin embargo, después de que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunciara su decisión de solicitar al Senado el cese del Gobierno catalán en conformidad con el artículo 155 de la Constitución española, la marcha se ha convertido en una manifestación contra las medidas de Madrid.
La manifestación estuvo encabezada por Carles Puigdemont junto con su vicepresidente, Oriol Junqueras, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, así como por el expresidente de la Generalidad, Artur Mas.

Durante una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, Rajoy anunció su intención de someter al Senado (en una votación prevista para el próximo viernes) el cese del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, de su vicepresidente y del resto de consejeros de la Generalitad de Cataluña. También declaró que en el plazo de 6 meses se celebrarán nuevas elecciones autonómicas.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución contra Catalunya, que se ejecutará al máximo nivel cuando lo apruebe el Senado, incluye el cese de todo el Govern, que sería sustituido por órganos nombrados directamente por el Gobierno español, según ha concretado Rajoy.

El presidente español no ha querido precisar qué ocurrirá si los mandatarios legítimos del Govern se niegan a dejar los cargos. Pero minutos antes de esta convocatoria, la Fiscalía ya ha filtrado que imputará por «rebelión» a Puigdemont si proclama la independencia, lo que puede traducirse en una condena de 30 años de cárcel.

La medida ha sido justificada por Rajoy para cuatro objetivos: «Volver a la legalidad, recuperar la normalidad y la convivencia, continuar con la recuperación económica que está en evidente peligro en Catalunya y celebrar elecciones en situación de normalidad». Ha hecho hincapié en la cuestión económica, afirmando que con la independencia Catalunya abandonaría la UE, perdería toda la banca existente, estaría abocada a una inflación y se generaría una pérdida del PIB de entre 25-30%, creando una situación «insostenible».

El rey Felipe VI ha mostrado su respaldo al Gobierno para la aplicación del 155 en Catalunya. El jefe del Estado ha asegurado que "España tiene que hacer frente a un inaceptable intento de secesión en una parte de su territorio nacional y lo resolverá por medio de sus legítimas instituciones democráticas, dentro del respeto a nuestra Constitución". 

O sea, que el monarca continúa sin llamar al diálogo, mientras la Unión Europea apoya a Madrid, en gran hipocresía para con su mayor deudor.


Fuentes: Resumen Latinoamericano/Rusia Today

No hay comentarios.: