Canciller de Cuba, ante la Asamblea General de la ONU [+ audio y video]

Foto: Reuters
El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, hizo presencia en la 72° Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, desde donde este jueves apuntó contra la "manipulación de los conceptos de soberanía y seguridad" de Estados Unidos, que los usa para su beneficio exclusivo.

Asimismo, acusó a la nación norteamericana de usar las armas y la presión con herramientas financieras, judiciales y culturales para interferir en el derecho de la libre determinación de los pueblos.

Advirtió que la tentativa imperial de usar la fuerza para detener la tendencia mundial al multilateralismo provocará efectos que deben ser detenidos mediante la movilización popular, de acuerdo con teleSur.

"La no injerencia en los asuntos de los Estados deben ser respetados", sentenció el funcionario cubano. La carta de la ONU, recordó, "no puede ser reinterpretada".

Rodríguez apuntó que "el patriotismo que se invoca en los discursos de Estados Unidos es una perversión", que "encarna una visión supremacista".

Recordó la agresión y pretensión golpista contra Venezuela. "Rechazamos la amenaza militar contra Venezuela, la orden ejecutiva que la señala como una amenaza y las sanciones en su contra".

Asimismo, denunció la actitud injerencista contra Nicaragua y expresó la solidaridad hacia el expresidente brasileño Luiz Ignacio Lula da Silva, víctima de una persecución judicial que busca impedir su candidatura presidencial.

Cuestionó la voluntad política de Trump

Hizo referencia a las declaraciones del pasado martes del presidente Donald Trump, quien "vino a convencernos de que su propósito es la prosperidad del mundo", unas supuestas intenciones que Rodríguez contrastó con las cifras de desigualdad.

Entre ellas mencionó las políticas xenófobas contra los migrantes y refugiados y los gastos militares, que contradicen a quienes dicen que no hay recursos para el desarrollo.

Criticó la falta de voluntad política de Estados Unidos. "Cuál es la respuesta del presidente Trump a esto... ignora el presidente de Estados Unidos o tergiversa y presenta una quimera", cuestionó.

"¿Las décadas de dictaduras en América Latina pueden presentarse como ejemplo de capitalismo exitoso?", preguntó y propuso un nuevo sistema participativo que tome en cuenta las realidades particulares de cada nación.

"Los países industrializados tienen el deber moral y la responsabilidad histórica y tienen los recursos para ello", acotó el representante cubano.

Contra el bloqueo

Llamó una vez más al fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace más de medio siglo. Rechazó las declaraciones de Trump contra la isla y recordó las violaciones de los derechos humanos perpetradas por esa nación. "No tienen la moral para juzgar a mi país", aseveró y reiteró que no renunciarán a sus principios.

Sobre Cuba pesa un bloqueo financiero, económico y comercial de Estados Unidos desde hace más de medio siglo, por el cual han registrado multimillonarias pérdidas económicas y trabas para su desarrollo.

Con la Revolución Cubana (1959) llegó la cultura e ideología anticapitalista al país y para Estados Unidos nunca ha sido una posibilidad comulgar con el anticapitalismo. Aunque durante la gestión de Obama se registraron avances en pro de la normalización de las relaciones, el bloqueo nunca fue levantado.

Ahora Trump ha deshecho estos acuerdos con Cuba y insiste en la presión hacia la isla a través de las sanciones, una medida rechazada por las naciones que integran la ONU.

"Cuba tiene la voluntad de resolver los asuntos pendientes con Estados Unidos, sobre la base del respecto", aseguró el canciller y añadió que ambas naciones pueden convivir, pero no debe esperarse que para ello la isla realice concesiones referentes a su soberanía.

Tras el huracán Irma

"Traigo el testimonio del colosal esfuerzo de los cubanos por recuperarse de los daños" producidos por el huracán Irma, afirmó el canciller de ante los líderes mundiales. Agradeció "las sentidas muestras de solidaridad" de las naciones.

Cuba lamentó que Estados Unidos haya decidido retirarse del Acuerdo de París y reiteró su solidaridad por los países del Caribe que son los más afectados por el cambió climático.

Comentarios