¿Estados Unidos vive un momento optimista?

Durante del juramento del general retirado John Kelly como jefe de gabinete el lunes 31 de agosto, tras la destitución el viernes anterior de Reince Priebus, quien estuvo en el cargo apenas seis mes, Donald Trump afirmó que: "El país vive un momento optimista".

En un tuit, insistió en que no hay caos en su equipo de gobierno. ''Tenemos los más altos índices bursátiles de la historia, las mejores cifras económicas en varios años, el menor desempleo en 17 años, suben los salarios, la frontera está asegurada. ¡No hay caos en la Casa Blanca!''

Sin embargo, desde la oposición demócrata se señala, que gran parte de estos números económicos son legado de las políticas del predecesor de Trump, Barack Obama, según la agencia Efe.

De acuerdo con un breve resumen del 31 de agosto realizado por David Brooks para el diario La Jornada indica que, la semana empezó con la humillación pública del presidente magnate al procurador general Jeff Sessions y al director de la FBI y continuó con un discurso crudo ante decenas de miles de boy scouts y sus familias que fue tan extremo que, ante la ola de ira y crítica de líderes y padres de familia, el director ejecutivo de esa sagrada organización se vio obligado a emitir una carta de disculpa por lo dicho por el presidente. Concluyó con jefes de policía de todo el país condenando su invitación a la brutalidad policiaca y culminó con un insulto colectivo a toda la bancada republicana del Congreso.

Por su parte la analista Rosa Tock califica a Washington como un gallinero indicando que, además de las investigaciones sobre la injerencia de Rusia en las pasadas elecciones, que siguen involucrando a miembros de la familia de Trump en una dramática telenovela de conflictos de interés de nunca acabar, tres dimensiones esenciales de la gobernabilidad están en franco caos en la Casa Blanca: 1) las relaciones públicas, 2) la coordinación del gabinete y 3) legislación y políticas.

 Y, no es para menos.

El estrés que pesa sobre los hombros del personal de la Casa Blanca fue comprobado la noche del lunes 17 de mayo por el “inefable” The New York Times: “se escuchaban gritos mientras los consejeros discutían sobre cómo responder después de que los reporteros de The Washington Post llamaron para pedir comentarios sobre un artículo que estaban por publicar y en el que se dejaba claro que Trump había divulgado información altamente clasificada.”

De acuerdo con los periodistas Maggie Haberman y Glenn Thrush, el apetito de Trump por el caos, además de su despreocupación por los asuntos convencionales de la presidencia, ha provocado mucha confusión entre su personal que se la pasa peleando. Y el mismo presidente, según dos asesores que hablaron bajo condición de mantener su anonimato, se ha vuelto amargado e irascible y critica a la mayoría de sus consejeros –incluso a su yerno, Jared Kushner– calificándolos como “incompetentes”.

Pero lo más grave para la Casa Blanca es que la mayoría de votantes en EE.UU. cree que la Administración del presidente Donald Trump está en caos, según una encuesta de Morning Consult para el portal estadounidense Politico que arrojó que el 60 % de los votantes registrados piensa que la Administración de Trump está funcionando "algo caóticamente" o "muy caóticamente".

Los resultados del sondeo revelan, además, una gran ruptura entre los partidos. Mientras que la mayoría de los demócratas e independientes pensó que la Administración estaba funcionando "caóticamente", la mayoría de los republicanos creyó que funcionaba "algo" o "muy bien", publicó HispanTv.

Otra encuesta reciente, realizada por Langer Research Associates para los medios estadounidenses ABC News y The Washington Post, indicaba que a tan solo seis meses de haber asumido el cargo, apenas el 36 % de los estadounidenses aprueba la gestión del mandatario, el índice más bajo registrado en los últimos 70 años.

Gloria La Riva, representante del partido Socialismo y Liberación estadounidense, una destacada activista y ex aspirante presidencial,  señaló a Prensa Latina, que la administración del republicano solo ha generado incertidumbre para el pueblo norteamericano.

La gente se pregunta hacia dónde vamos, cada día hay una nueva declaración de Trump, afirmó La Riva, quien denunció además la manipulación de los grandes medios de comunicación.

Obviamente, no es como para entusiasmarse. Un nuevo estudio extraordinario del Pentágono concluyó que el orden internacional respaldado por Estados Unidos establecido después de la Segunda Guerra Mundial está "deshilachándose" e incluso puede "derrumbarse", llevando a Estados Unidos a perder su posición de "primacía" en los asuntos mundiales.

La solución propuesta para proteger el poder estadounidense en este nuevo entorno de "post-primacía" es, sin embargo: más vigilancia, más propaganda ("manipulación estratégica de las percepciones") y más expansionismo militar.

Ante tal escenario, en el que Trump es la cara visible, el falso optimismo, debe ser una alerta ineludible de que el orden mundial que encabeza Estados Unidos, agrede a todos, con la sola excepción de ese grupo mínimo de personas, el 1%, que cabría en un avión, frente a toda la humanidad.

Y, como Cuba u otros países del entorno latinoamericano y caribeño, que los Estados Unidos siguen considerando patio trasero en la geoestrategia mundial, cuando ya tenemos “nuestra cuota” de bravuconería y agresividad, jamás podemos prescindir de que en estas circunstancia la ultraderecha tiene un buen paraguas, deseando venir por nosotros. Si pudieran…

Cubahora.cu

Comentarios