Cuba advierte riesgo de retroceso en combate a tráfico humano por enfriamiento lazos con EEUU

Daniel Trotta y Sarah Marsh/Reuters.─ Cuba y Estados Unidos han reducido drásticamente las cifras de tráfico humano desde que alcanzaron en enero un acuerdo histórico, pero se arriesgan a perder esos avances si no reanudan los diálogos de alto nivel, dijeron funcionarios del Ministerio cubano del Interior en una entrevista exclusiva.

Durante las conversaciones bilaterales sostenidas en la última parte del gobierno del expresidente Barack Obama, Estados Unidos acordó poner fin a una política de larga data que admitía a ciudadanos cubanos al colocar un pie en territorio del país. La decisión de la administración de Obama buscaba desalentar los peligrosos viajes ilegales en alta mar.

La política llamada "pies secos, pies mojados" fue un ejemplo del trato privilegiado que el Gobierno de Estados Unidos le concedió a los cubanos para animarlos a abandonar el país comunista. Su derogación marcó la culminación del acercamiento de Obama con su exrival de la Guerra Fría.

Desde que el presidente Donald Trump asumió el poder el 20 de enero con promesas de revisar la distensión, los diálogos bilaterales de alto nivel se han detenido.

Mientras tanto, las bandas de contrabandistas han estado tratando de reorganizarse y consolidarse, dijeron funcionarios cubanos.

Aunque los organismos policiales de Estados Unidos y Cuba mantienen comunicación directa bilateral, las conversaciones de alto nivel son esenciales, sostienen los funcionarios cubanos.

"Es de suma importancia para ambos países porque se pone en riesgo la seguridad de ambos", dijo el miércoles la teniente coronel Dalgys Lamorut. "La importancia de la cooperación salvaguarda los avances que hemos hecho", añadió.

Lamorut, funcionaria de la Dirección de Inmigración y Extranjería, junto a otros dos tenientes coroneles del Ministerio del Interior, que representan a la policía y guardafrontera e inmigración, hablaron a Reuters en una poco usual apertura a la prensa extranjera en temas de trata de personas y fraude migratorio.

La entrevista se da en momentos en que el Gobierno de Trump se aproxima a concluir una revisión de la política hacia La Habana para determinar hasta qué punto va a revertir el acercamiento de Obama con Cuba, según funcionarios y exfuncionarios estadounidenses. El anuncio de cualquier cambio de política podría ocurrir en junio, dijeron.

Las conversaciones bilaterales permiten a múltiples organismos coordinar y actualizar estrategias contra organizaciones criminales, dijo el teniente coronel Marco Rodríguez, representante de la policía cubana.

"Estas organizaciones no van a cesar en su actuar delictivo, que va a involucrar indiscutiblemente a Cuba y Estados Unidos", dijo Rodríguez. "De forma conjunta vamos a seguir neutralizando el actuar de estas estructuras", señaló.

REDUCCIÓN EN TRÁFICO

Autoridades de Cuba dijeron que el tráfico de personas había caído notablemente desde el 12 de enero, fecha en que terminó la política de "pies secos, pies mojados".

En los primeros 12 días de este año, Cuba interceptó 69 hechos de salidas ilegales de personas. En los tres meses y medio siguientes sólo se registraron 44 de estos casos, apuntó Rodríguez.

La Guardia Costera de Estados Unidos informó que no hubo detenciones de cubanos interceptados en el mar en abril, el primer mes en siete años en que ha sucedido algo así.

Cuba está a sólo 90 millas (145 kilómetros) de Cayo Hueso, Florida, y decenas de miles de cubanos han hecho el viaje ilegal por mar hacia Estados Unidos desde la revolución cubana de 1959.

Funcionarios cubanos revelaron que desde el 2013 han detenido a 1.153 cubanos por intentar llegar a Estados Unidos con visas o documentos de viaje falsos, dijo Lamorut.

Sólo en 2015 y 2016, en 23 ocasiones, Cuba detuvo un total de 86 extranjeros que trataban de ingresar a Estados Unidos a través de viajes ilegales desde territorio cubano. Desde el 12 de enero de 2017 no se han registrado casos.

Desde 2010 al 2017, Cuba detuvo a 182 traficantes, entre ellos a cuatro estadounidenses en territorio cubano, confiscando 83 lanchas rápidas, dijo la teniente coronel Imandra Oceguera, funcionaria de guardafronteras, quien agregó que 49 personas murieron mientras participaban en acciones de contrabando, incluyendo 30 durante un sólo intento el año pasado.

Editado en español por Nelson Acosta/Gabriela Donoso
© Thomson Reuters 2017 All rights reserved.