Activista iría a prisión por reír del fiscal general de EE.UU.

NBC News
¿Dónde? ¿En Estados Unidos? ¡No!...

Un jurado condena a una mujer acusada de reírse en la audiencia previa a la confirmación de Jeff Sessions como fiscal general en el Capitolio estadounidense.

Desiree Fairooz, de 61 años y miembro del grupo activista Code Pink, fue declarada el miércoles culpable de dos acusaciones: conducta desordenada y protestar dentro del recinto del Capitolio, en Washington, reseñó Diario de Octubre.

Lo polémico del caso es que el Gobierno federal no solo está enjuiciando a alguien por reírse, sino que el Departamento de Justicia —que Sessions ahora dirige como fiscal general— está llevando este proceso porque la risa tenía por objeto a su líder.

El incidente ocurrió el pasado mes de enero cuando el senador republicano por Alabama Richard Shelby afirmó que el historial del ahora fiscal Sessions en materia de “trato igualitario a todos los estadounidenses de acuerdo con la ley está claro y bien documentado”.

Reaccionando a esta afirmación, Fairooz se rió, lo que hizo que miembros del equipo de seguridad del Congreso la sacaran de la audiencia. “No pude contenerme (…) fue espontáneo. Fue un rechazo inmediato a lo que yo considero una obvia mentira o completa ignorancia”, ha explicado al diario The New York Times.

Fairooz ha dicho estar “realmente decepcionada” con el fallo en su contra, por el cual podría ir a prisión hasta por 12 meses.

A la misma condena y a una multa de 2000 dólares también se enfrentan otras tres activistas de Code Pink que participaron en la protesta en el Congreso, que los fiscales insisten tenía como objetivo “impedir y perturbar” la sesión. El veredicto dependerá del resultado que salga de la audiencia del próximo 21 de junio.

La nominación de Jeff Sessions por parte del presidente Donald Trump ha sido una de las más polémicas debido a su pasado lleno de acusaciones de racismo.

De hecho, la propuesta de designarlo juez federal en Alabama durante la década de 1980 fue rechazada luego de ser acusado de criticar a colegas negros y alabar a la infame organización supremacista blanca Ku Klux Klan.