A 25 años del PPG cubano más allá del colesterol

Hace 25 años que la población cubana cuenta con el medicamento Policosanol, conocido comúnmente como PPG, un fármaco natural que ha resultado eficaz en tratamientos de ictus isquémicos y en enfermedades cardiovasculares, pero hoy se extiende a otras.

Al respecto de estos tópicos, especialistas de todo el país efectúan a partir de este 8 de mayo un Taller nacional para exponer diversas investigaciones sobre la aplicación del fármaco desarrollado por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas.
Inicialmente el PPG fue recomendado para el tratamiento del colesterol en particular, pero hoy es utilizado en otras dolencias, de acuerdo con la experiencia de los doctores cubanos, que con resultados clínicos fundamentan su acción antiagregante plaquetaria, lo cual es muy efectivo en pacientes diabéticos, con claudicación intermitente, o con problemas cardiovasculares, entre otras dolencias.


Los expertos han realizado estudios sobre el incremento de la mejoría de la calidad de vida en los ancianos que lo utilizan, quienes no solamente se benefician de la reducción del colesterol, sino también del estado de la percepción de salud.

El Doctor en Ciencias Rafael Gámez, director general de Laboratorios Dalmer, perteneciente al grupo empresarial BioCubaFarma, en declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias enfatizó que Policosanol ha demostrado no interferir con otros fármacos.

Ya ha sido comprobado que el medicamento no tiene reacciones adversas, por lo tanto es de elección para adultos mayores que pueden tomarlo no solo como tratamiento, sino también en la prevención de enfermedades.

Entre ellas las cardiovasculares, cerebrovasculares, complicaciones aterotrombóticas y evidentemente en la mayoría de los estudios se refleja un incremento en la percepción de salud de los pacientes de edad media y avanzada que usan de manera prolongada el PPG.  

El doctor Gámez explicó que el uso de otras sustancias pudiera ser complicado, si se tiene en cuenta que el metabolismo de las personas mayores es más complejo y pueden tender a hacer reacciones medicamentosas y además estos pacientes generalmente son polimedicados.

Alertó que la esperanza de vida en Cuba ha aumentado y ya el 19,8 por ciento de la población es mayor de 60 años, y ello conlleva a que  se incrementen las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión y la diabetes, entre otras y estas llevan fármacos y generalmente la polimedicación es un problema serio en la tercera edad, recalcó.

Cuba tiene un mercado importante en países del primer mundo como Australia y Corea del Sur,y también hace más de 10 años existe un contrato con China. También se ha comercializado en Serbia, Eslovaquia, España, y está en proceso de distribución en Canadá, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Malasia.|nma