¿Derechos humanos o humanos sin derechos?

Norelys Morales Aguilera.─ El "2016 ha sido un año desastroso para los derechos humanos en todo el mundo" por lo que, "los valores humanos están bajo ataque", según el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Husein. 

Para el representante, el escenario adverso imperante, está marcado por el auge de movimientos extremistas culpables de una horrible violencia, sangrientos conflictos y afectaciones por el cambio climático, así como las desigualdades económicas y ambiciones sin límites de algunos por el poder.

Sin embargo, al describir el contexto, las mismas Naciones Unidas plantean mal la ecuación.[1] Es el sistema imperante lo que desemboca en catástrofes humanas y ambientales. Los silenciados, que no silenciosos, porque gritan con desespero, tendrán que adueñarse de los cambios y poder definitivamente superar las tragedias.

Para los marginados del planeta los derechos humanos no son universales porque no están a su servicio y de lo que se trata es de redimirlos y ponerlos al servicio de los marginados. Resulta dramático que el discurso sobre los derechos de todos, se lo están apropiando las fuerzas minoritarias de la globalización. Éstas definen el significado y la finalidad de los derechos humanos. Las mismas fuerzas que violan los derechos de los pobres se presentan como sus protectoras, ha afirmado Félix  Wilfred, quien se plantea la pregunta esencial ¿Derechos Humanos o Derechos de los Pobres? [2]

También Wilfred, entre otras afirmaciones atendibles, da esta valoración inconstrastable: "El capitalismo multinacional, con su mercado global, penetra cualquier sector de la vida humana. Ante él, las naciones son impotentes... el nuevo sistema económico internacional ha creado una crisis sin precedentes en materia de derechos humanos. Se violan los derechos de los pobres a la alimentación, a los cuidados médicos básicos, a la educación primaria. Todavía no hay mecanismos adecuados para contrarrestar este absolutismo económico que exige una infinidad de sacrificios humanos...Las acusaciones de la guerra fría han cedido el paso a una política de derechos humanos entre el norte y el sur."

Es esa política de derechos humanos entre el norte y el sur, la que ha llevado al actual escenario, descrito por la ONU, pero mal planteado, puesto que un mecanismo NO democrático rige en la mayor entidad de países en el mundo. El ejemplo más notorio es que los poderosos tienen derecho a veto frente a la mayoría absoluta de la Asamblea General. De modo que, la antidemocracia campea en las relaciones internacionales. 

La hegemonía del mercado sobre las personas y la práctica de los derechos humanos son incompatibles porque:

- 795 millones de personas sufren hambre

- 781 millones de adultos son analfabetos 

- 17 000 niños mueren cada día por enfermedades curables

- Los gastos militares anuales en todo el mundo son de más de 1,7 millones de millones de dólares. [3]

- Los conflictos y desastres afectan a 535 millones de niños

- El cambio climático pone en peligro la existencia de la especie humana,

- La rica Europa no protege a los refugiados

- Es bochornosa la discriminación de las personas con discapacidad

- Subsisten las formas modernas de esclavitud y la violencia de género

- No hay justicia para ambientalistas o periodistas asesinados.

- Siete de cada diez personas viven en un país donde la desigualdad entre ricos y pobres es mayor ahora que hace 30 años.

- El 1% más rico de la población mundial posee casi la mitad de la riqueza del planeta mientras la otra mitad está repartida entre el 99% restante.

Y, para los ingenuos que piensan que el actual sistema ofrecerá algún aliento, un informe de la ONG Oxfam en 2016 [4] sobre la crisis de la desigualdad extrema, indico que desde 2010, la riqueza de la mitad más pobre de la población se ha reducido en un billón de dólares, lo que supone una caída del 38%, a pesar de que la población mundial ha crecido en cerca de 400 millones de personas durante el mismo período. Mientras, la riqueza de las 62 personas más ricas del planeta ha aumentado en más de 500.000 millones de dólares, hasta alcanzar la cifra de 1,76 billones de dólares.

Foto: Paolo Woods y Gabriele Galimberti
Las aberrantes desigualdades han sido vistas desde otra perspectiva por National Geographic [5], famosa por sus reportajes en todo el mundo, que este 2016 presentó el libro "1% Privilege in a Time of Global Inequality", donde incluye 50 imágenes de varios fotógrafos que muestran las enormes disparidades de clase en los más diversos parajes.

“Cuando infundimos glamour o heroísmo al uno por ciento inferior, a los migrantes que intentan subsistir, lo que hacemos es aceptar su sufrimiento y en cierto sentido, también estamos permitiendo que persista su situación, esta injusticia económica”, dijo Myles Little, editor del libro.

“En vez de convertir a personas así en iconos o héroes”, agrega, “podríamos decir que son víctimas de un crimen. Y no es a ellos a quienes deberíamos estar interrogando, sino tal vez a la gente que los puso en esa situación”.

¡Vaya escenario creado por los que hablan de derechos humanos y provocan la existencia de humanos sin derechos!

Y, de Cuba, la bloqueada, de la cual siempre es legítimo repetir con Eduardo Galeano, "la sucia de barro humano", solo digamos que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) la sitúa entre los países con Desarrollo Humano (IDH) Alto. IDH es una evaluación de aspectos como la esperanza de vida y los indicadores de renta y educación.

De acuerdo con datos de la Oficina Na­cio­nal de Estadística e Información (ONEI) de la República de Cuba, la esperanza de vida al nacer alcanzó los 79 años en 2015, el lugar 33 a escala global. El PNUD evalúa el grado de escolarización promedio de la población cubana mayor de 25 años, alcanza 11,5 años, que coloca a la Isla en el puesto 30 a nivel mundial.

La propia entidad, sitúa la esperanza de escolaridad que, en un país puede alcanzar el individuo, casi en segundo año de enseñanza universitaria, que es el escaño 73 del mundo.

Es solo por esta muestra que vale la pena, la epopeya cubana en su lucha por la independencia nacional y los derechos humanos de su población sin exclusiones, frente a todo tipo de hostilidad del imperialismo de Estados Unidos y sus seguidores. 

La dictadura mediática mundial podrá silenciar, pero no podrá matar la terca esperanza de continuar luchando por los humanos con derechos en todas partes con la filosfía de la solidaridad hacia el prógimo, alcanzado por el pueblo de Cuba con su Revolución invicta y actuante.

Notas

[1] http://www.un.org/spanish/News/
[2] http://servicioskoinonia.org/relat/283.htm
[3]  http://www.granma.cu/mundo/2015-09-28/texto-integro-de-las-palabras-del-general-de-ejercito-raul-castro-ruz-en-naciones-unidas
[4] https://www.oxfam.org/es/sala-de-prensa/notas-de-prensa/2016-01-18/62-personas-poseen-la-misma-riqueza-que-la-mitad-de-la
[5] http://www.ngenespanol.com/el-mundo/hoy/16/01/18/fotos-imagenes-retratos-pobreza-ricos-pobres-brecha-clases.html

Entradas más populares de este blog

Contundente respuesta del Embajador de Cuba al diario ABC

Letra del Año 2017

Brigada médica de Cuba lista para ayudar en Perú a damnificados