31/12/15

Santa Clara en la mañana del 31 de diciembre de 2015 [+ fotorreportaje y video]

Norelys Morales Aguilera.-- Con los primeros rayos de sol pongo rumbo al punto más emblemático de la ciudad de Santa Clara, el parque Leoncio Vidal, cuando va a transcurrir el último día del 2015. Hay ánimo de festejo.

Pero, antes he topado una tradición del centro de la urbe: cargar agua de un pozo porque ha sido así por siglos, aunque dispongan de ella en la casa.


En el Parque, sin apellidos, como se dice invariablemente ya se ocupan de embellecerlo, regar las plantas y barrer las hojas que cayeron en la noche.


Mientras van pasando cada quien a sus asuntos del día final del año, o a través de él, o las calles que lo rodean.


El movimiento es evidente.



Aunque, en día de llevar a la mesa la cena del 31, el lugar más concurrido de la ciudad, es sin dudas el área exterior del estadio Sandino, donde efectúan Feria Agropecuaria de mayor extensión.



Otros colegas están en la ruta y autoridades de la provincia. Algunas personas se percatan de que somos periodistas. "Oiga, fíjense en lo que dijo Raúl de topar los precios" dice uno,  "¡la doble v! (emisora provincial de Villa Clara) exclama otro, y una señora: "menos mal que estoy a tiempo" mientras mira la amplia oferta.


El primer secretario del Partido en Villa Clara, Julio Lima y Jeorgelina Pestana, presidenta del gobierno, en el lugar. Conversan con directivos, imparten instrucciones.


Somos invitados al complejo oncológico, del hospital universitario Celestino Hernández Robau, el segundo más antiguo de la Isla, que aceleradamente está siendo dotado de el más moderno equipamiento para, en algunas patologías, atender no solo a enfermos de las provincias centrales, sino hasta el oriente cubano.

Profesionales de exquisita sensibilidad humana y sabiduría, que no escatiman horas ni reparan en qué material les falta. Me consta,  por haber vivido que el cáncer es un duro padecimiento para enfermos y familias. Quien sabe si algún día podamos saber de él sin pánico. Y, si resulta estas personas habrán contribuido en Villa Clara y Cuba, con creces.

Rejuvenecer el viejo hospital con tecnología de punta, otra utopía realizada, según el director de hospital, doctor Diovani Hernández, y el jefe de servicio Luis Estevez, entre quienes van explicando a autoridades y prensa, complejidades, desafíos y el corto plazo de diagnósticos y tratamientos más certeros, así como reducir al mínimo el tiempo de espera para una posible cura. Indicaciones a constructores e inversionistas. Nada debe ser demorado y la calidad por delante. Se trata de la salud de nuestra gente, que nos hace avanzar, aunque algunos digan otra cosa. Esto es obra y hecho.











En manos de estos profesionales de la salud, que la humildad engrandece, dotados ahora con nuevas herramientas, la fe se hace certeza.

¿Cómo saber qué pensó la gran escultora de Cuba, Rita Longa cuando donó estas Tres Gracias a lo que fue el viejo hospital de Santa Clara, para eternizar un tiempo o una esperanza, quién sabe?


Finalizó esta mañana viendo los preparativos de uno de los complejos gastronómicos más apreciados en Santa Clara, previo a comenzar los almuerzos del día. Villa Hermosa le llaman y no es para menos, porque además, es la gastronomía estatal dando un excelente ejemplo, de otros consagrados, con rostros de gente laboriosa, que saben que sí, se puede.






Concluyó nuestra mañana de 31 de diciembre para dejar el calendario 2015 y estar en la noche al advenimiento del 57 Aniversario del Triunfo de la Revolución, con el mensaje de la máxima autoridad partidista en la provincia de Villa Clara, el primer secretario, Julio Lima Corso.

Publicar un comentario