13/11/15

Europa roba al África y confirma fracaso del capitalismo

Foto: Reuters
Norelys Morales Aguilera.-- La Unión Europea (UE) aprobó el jueves (12/11/2015) un fondo de ayuda a África de 1.800 millones de euros para luchar contra las "causas profundas" de las migraciones.

Fue en una cumbre de La Valeta, la capital de Malta, donde la UE puso en la mesa 1.800 millones de euros para financiar proyectos que frenen las llegadas de africanos a Europa, informó AFP. Pero, los Estados miembros sólo se han comprometido a aportar 78 millones de euros adicionales a la suma otorgada por la UE, según cifras de la Comisión Europea.

Las "supremas democracias" europeas están rebasadas con los "invasores" provenientes de Siria, Afganistán, Eritrea, Nigeria, Somalia, Pakistán, Iraq, Sudán, Gambia y Bangladesh. Cerca de 1,2 millones de personas han entrado este año ilegalmente en la UE, principalmente por mar.

Sin embargo, el dinero que asignarían es inferior al que proponen para blindar sus fronteras. La reubicación de refugiados, está dotado con 2.400 millones de euros que se desplegará hasta 2020.
-Tómese nota de que Estados Unidos, mira con ojos de caimán el asunto-.

A fines de 2014  un estudio llevado a cabo por 14 ONGs británicas, dibujó el expolio del continente africano:  pérdidas netas de 44.000 millones de euros. El saqueo se observa más claramente, cuando se comprueba, que mientras 100.000 millones de euros entran al África en forma de ayudas externas, 144.000 millones, son sacados de su territorio, en su mayoría como beneficios de compañías extranjeras, evasión de impuestos y consecuencias del cambio climático.[1]

El robo a África es mayor de lo que se dice: "La idea de que estamos ayudando a los países africanos es errónea: la realidad es que es África la que está ayudando al resto del mundo", dice el estudio.

En 2011 una investigación de la Universidad de Zurich reveló que un pequeño grupo de 147 grandes corporaciones transnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, en la práctica controlan la economía global. Este estudio fue el primero en ir más allá de la ideología para identificar empíricamente una red de poder mundial, que obviamente, no son solo europeas y hacen su labor saqueadora en África.[2]

Son evidencias incontrastables de la hipocresía y el fracaso del capitalismo. Una idea de Saramago, redondea estas opiniones para ponerlas en perspectiva histórica: "Hay un dicho que es tan común como falso: El pasado, pasado está, creemos. Pero el pasado no pasa nunca, si hay algo que no pasa es el pasado, el pasado está siempre, somos memoria de nosotros mismos y de los demás, en este sentido somos de papel, somos papel donde se escribe todo los que sucede antes de nosotros, somos la memoria que tenemos." [3]

Y, África, cuna de la civilización, fue la sangre que cimentó la acumulación originaria del capital desde el Nuevo Mundo, y hoy día sigue siendo el continente más robado y abandonado.

Y, haciendo memoria. En 1989 cayó el Muro de Berlín en Alemania...La humanidad no vive ahora entre dos fuegos, hoy sólo es uno el que la abrasa por completo mientras ve cómo arde en llamas el futuro de felicidad y paz prometido por la utopía neoliberal –en realidad un sueño fantástico, una ilusión– del capitalismo “moderno” y “civilizado”...El fracaso del socialismo en un pequeño número de países fue suficiente para “convencer” al mundo entero de su irrealización.

Actualmente, y desde su “aplastante” triunfo, hemos visto cómo el capitalismo ha fracasado, una y otra vez, en repetidas ocasiones en muchos países. La humanidad sufre hoy como nunca antes. Si la aplicación del socialismo fracasó en algunos países, ¿no es suficiente el fracaso del capitalismo en el mundo entero para mover a reflexión?. Esto lo razona Abentofail Pérez en su artículo "La humanidad agoniza, fracasó el capitalismo". [4]

Que no se quejen, que dejen la hipocresía, porque no lo dicen, y Europa además, necesita de esa fuerza de trabajo, para aprovecharse de ella también. Es la lógica invariable y perturbadora del capital, pero el drama del Mediterráneo, hoy sin dudas El Mar de la Muerte, viene de lo que sucintamente indican estos apuntes.

Vuelvo a Saramago, un humanista, a quien el poder del capital no recurrirá, sino para hacer de él, con sus medios, un fetiche, pero esta afirmación es demasiado clara y fuerte como para que los anticapitalistas la desdeñemos:

"El desplazamiento del sur al norte es inevitable; no valdrán alambradas, muros ni deportaciones: vendrán por millones. Europa será conquistada por los hambrientos. Vienen buscando lo que les robamos. No hay retorno para ellos porque proceden de una hambruna de siglos y vienen rastreando el olor de la pitanza. El reparto está cada vez más cerca. Las trompetas han empezado a sonar. El odio está servido y necesitaremos políticos que sepan estar a la altura de las circunstancias." [5]

Obviamente, a los europeos les faltan esos políticos, porque están al servicio de los intereses de ese capital devastador, maquillado y disfrazado, para engatusar,  pero que está ahí, para devorarnos.

Notas

[1] http://www.solidaridad.net/solidaridadnet/noticia/8427/el-robo-a-africa-es-mayor-de-lo-que-se-dice
[2] http://islamiacu.blogspot.com/2011/10/el-top-50-de-las-147-empresas.html
[3] http://saramago.blogspot.com/2005/08/somos-la-memoria-que-tenemos-ii.html
[4] http://www.buzos.com.mx/revhtml/r685/clionautas.html
[5] http://saramago.blogspot.com/2005/11/vendrn-por-millones.html
Publicar un comentario