12/9/15

Obama renovó la Ley de Comercio con el Enemigo solo aplicada para Cuba

El presidente de EEUU, Barack Obama, renovó este viernes 11 de septiembre por un año más la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, que sustenta el embargo (bloqueo) económico impuesto a Cuba, y con esa acción podrá seguir manteniendo su autoridad ejecutiva para relajar sanciones a la isla en el proceso de normalización bilateral.

En una declaración enviada a Efe, un alto funcionario del Gobierno explicó bajo anonimato que esa prórroga implica, aunque parezca lo contrario, que Obama sigue manteniendo su autoridad y "flexibilidad" para relajar las sanciones a Cuba mediante decretos ejecutivos.

Obama tenía que decidir antes del próximo lunes, 14 de septiembre, si prolongaba las sanciones a Cuba bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el entonces presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el bloqueo económico a la isla y que desde entonces han renovado, año tras año, los nueve siguientes presidentes.

Cuba es actualmente el único país del mundo sancionado bajo esa ley, que autoriza al presidente de EEUU a imponer y mantener restricciones económicas a estados considerados hostiles.

En un memorando enviado este viernes a los secretarios de Estado y del Tesoro, Obama explica que su decisión de prorrogar por un año más la ley, hasta el 14 de septiembre de 2016, está "en el interés nacional" de EEUU.

La "renovación" de la Ley de Comercio con el Enemigo "maximiza la flexibilidad del presidente para administrar el embargo a Cuba y autorizar determinadas transacciones", precisó a Efe el alto funcionario en su declaración.

A continuación, agregó que esa flexibilidad "es fundamental" para "el compromiso" del Gobierno de Obama de ayudar al pueblo cubano "a determinar libremente su propio futuro".

Por otro lado, Peter Boogaard, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, dijo a Efe en otra declaración que Obama "sigue creyendo que el Congreso debería levantar el embargo a Cuba" y ya ha tomado una serie de medidas para "normalizar las relaciones" con la isla.

Boogaard detalló que, "hasta que el Congreso actúe, la Administración seguirá tomando medidas prudentes y responsables para permitir el comercio y los viajes" dentro de las "limitaciones" que impone el embargo a Cuba.
Publicar un comentario