2/7/15

Tras acuerdo con Cuba, EEUU buscará recuperar hegemonía en América Latina

Estados Unidos apunta a recuperar la hegemonía que alguna vez ejerció en América Latina, y esta es una de las principales razones del restablecimiento de relaciones con Cuba, proceso en el que la región tendrá un rol clave, afirmaron varios analistas a Sputnik Nóvosti.

"El problema para Washington es no perder la hegemonía que tuvo en el continente", dijo la politóloga francesa Janette Habel, del Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad Sorbona III, de París.

Washington "no puede aceptar que el continente quede en manos de países como China o Brasil, o en un proceso de integración regional que se realiza sin Estados Unidos", agregó.

Según Habel, especialista en temas cubanos, la reagrupación política de América Latina, sumada a la presencia regional de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), dieron lugar a un cambio en la correlación de fuerzas, ante el cual "Washington tenía que tomar la iniciativa", para no perder terreno en el continente.

"Cuba era una precondición de los países de América Latina para normalizar ellos mismos sus relaciones con Washington", reflexionó.

De modo similar se expresó el politólogo argentino Atilio Borón, para quien la recomposición de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos va a mejorar las relaciones de Washington con América Latina.

"Esto va a legitimar la presencia de EEUU en esta región, que se encuentra muy cuestionada, precisamente por su política de discriminación contra Cuba", señaló Borón, en referencia al embargo económico impuesto a la isla hace medio siglo.

El experto argentino, doctor en ciencias políticas por la Universidad de Harvard, sostuvo que EEUU necesita una América Latina "ordenada", para contrarrestar la situación que atraviesan otras regiones del mundo, como Ucrania y Oriente Medio.

"En la medida en que todos esos incendios regionales adquieran mayor intensidad, (Estados Unidos) va a tener muchas más necesidades de una América Latina ordenada, que pueda servirle como base de maniobras en el escenario internacional", opinó Borón.

Por su parte, el politólogo e historiador uruguayo Gerardo Caetano dijo a Sputnik Nóvosti que el rol de América Latina será "clave" para "respaldar" a Cuba en este proceso.

"Nunca ha sido más importante que América Latina se acerque a Cuba que en este momento", señaló.

Tras 55 años sin relaciones diplomáticas, Washington y La Habana anunciaron este miércoles la mutua apertura de embajadas, acontecimiento que fue calificado de "histórico" por el presidente estadounidense Barack Obama, quien pidió al Congreso de su país que levante el embargo económico que pesa sobre la isla.

"He exhortado al Congreso a que elimine el embargo", dijo Obama en conferencia de prensa.

"No se puede mantener de rehén al pueblo de Cuba por lo que ocurrió en el pasado", agregó.

LOS RIESGOS DE LA INSERCIÓN

Según los analistas consultados por Sputnik, el anuncio abre la puerta a un proceso que será largo y "lleno de dificultades".

El punto clave, coincidieron, será el fin del embargo, que Cuba llama "bloqueo" (porque lo es) y que está en manos del Congreso, de momento con mayoría republicana.

"Es muy difícil que se negocie eso rápidamente; hay que tener en cuenta que estamos cerca de las elecciones en EEUU y que hay candidatos republicanos que son cubano-estadounidenses, que ya plantearon que no iban a aceptar una negociación con Cuba" en esos términos, sino poniendo "condiciones más duras", dijo Habel.

Caetano destacó la importancia que este acontecimiento tiene para Cuba, pero advirtió sobre los "riesgos" de su inserción política y económica, luego de más de medio siglo de aislamiento obligado.

"La situación cubana realmente requiere cambios, no solamente en el plano económico, sino también en el político; pero esos cambios tienen que darse de una manera en la que Cuba mantenga el orgullo de su soberanía", estimó el politólogo uruguayo.

"Sería muy doloroso que la historia de la Revolución Cubana terminara con una suerte de implosión y de recolonización de la isla", advirtió.

Borón, en cambio, consideró que Cuba "ya está muy inserta en el mundo capitalista", por lo que no habrá "grandes" transformaciones.

El argentino reconoció que existe temor de que esta nueva relación traiga consigo un "impacto cultural avasallador" por parte de la potencia estadounidense; pero atribuyó ese miedo a "la ignorancia de lo que es la sociedad cubana hoy, que es muy abierta".

"El impacto de los valores y la cultura norteamericana ya ha sido absorbido en la isla y ésta no ha cambiado su ideal socialista (ni) su veneración a figuras icónicas de la izquierda, como el Che Guevara", aseguró.

"La idea de que Cuba es una especie de Corea del Norte del Caribe, que con la relación diplomática se va a convertir en Puerto Rico, no tiene nada que ver con la realidad cubana", agregó.

Sputnik News
Publicar un comentario