Ir al contenido principal

Taparse con la sábana de otro y…otros demonios

La murmuración y el diablo de Hans Weiditz (1488-1534)
Fernando González Castro.─ Desde mi lejana infancia escucho la frase “Taparse con la Sábana de otro” y confieso que no le había dedicado un tiempo a analizar a profundidad su connotación, pero hace poco ante la repetición de un hecho, igual al que en tantas y tantas ocasiones he sido testigo, la frase emergió de mis recuerdos y fijó en mi mente el peso de su significado, lo que de paso me llevó a reconocer la sabiduría que encierra el refranero Popular.

El caso en cuestión está dado por la aviesa práctica del chisme, el brete, el chanchullo sustentado, como es su naturaleza, por la falta de valor personal. Uno de los presentes en una reunión a la que asistí, pidió la palabra y dijo: “Una persona que por ética no puedo decir me planteó que…” y ahí mismo soltó un rosario de señalamientos críticos contra la administración del centro y el sindicato. Lo triste del caso es que los señalamientos quedaron despersonalizados; “esa etérea persona” a la que inicialmente hizo referencia el expositor parecía alguien omnipresente y con el don de la oblicuidad; parecía haber sido testigo en todos y cada uno de los casos expuestos aún cuando distaban unos de otros en tiempo y espacio. Lo inaudito es que los participantes en la reunión asumimos (yo entre ellos) el “supuesto testimonio” de ese alguien como algo preocupante que debía urgentemente analizarse.
Luego, como por arte de magia aquellos criterios de ese alguien se corrieron como pólvora encendida con las consabidas alteraciones producto de la famosa Teoría del Rumor. No es menos cierto que en algunos casos hay reales aristas de actitudes y procedimientos negativos por quienes son objeto de los señalamientos pero cuando nos dedicamos a reflexionar nos percatamos de una intencionalidad evasiva al sincero enfrentamiento a los errores, o sea falta de valor personal y político.

Tengo un compañero de trabajo al que sus más cercanos afectos le llamamos LEOPARDO, y a quien “esos que gustan de la miel en los oídos” tildan de conflictivo por decir sin ambages lo que tiene que decir en el lugar que tiene que decirlo. En una de esas ocasiones en que tomé mi adarga e hice una serie de señalamientos a la administración, él sin temor alguno, mientras el resto de los presentes callaba aún cuando sabían que era cierto lo que expresé, me apoyó abiertamente ampliando e incluso siendo más específico. Le felicité por su sinceridad, valor y dignidad. Él me respondió. “Esa es mi divisa; para la dignidad no uso moneda nacional”. Me marché entonces y pensé: ¡Qué bueno sería que llegáramos todos a unificar definitivamente “la moneda” de la dignidad y enfrentar con ella a  lo mal hecho!

Pero bien, aquí podría terminar este trabajo, sin embargo, como en el titulo dice Taparse con la Sábana de Otro y…otros demonios; entre esos otros demonios está una práctica y mucho “más” cobarde como es el caso de los anónimos donde para evitar que el sujeto que lo envía sea identificado inventa un seudónimo o simplemente omite la autoría. Esa sábana que tapa a otros demonios es mucho más grande y perniciosa pues genera dudas, cuestionamientos en detrimento del aludido o aludidos y hasta el gasto de neuronas y tiempo en quienes se ven obligados a asumir la tarea de investigar la veracidad de lo escrito. Claro, todo ésto conlleva a una pregunta: ¿por qué la práctica de ambas “modalidades” de Taparse con la Sábana de Otro”?

La respuesta suele buscarse en la falta de democracia en el ámbito en que ocurre; la reacción furibunda y prepotente del jefe, su poder para aplastar y quebrar el índice que lo señala, “hacerle la guerra” incluso cercenarlo, arrancarlo de raíz. Es cierto, ahí puede encontrarse parte de la génesis de la evasiva de la responsabilidad con lo que se dice, pero el mayor peso está, y una vez más lo expreso, en la falta de valor personal y político de quienes temen exponer y mantener hasta las últimas consecuencias sus criterios porque “no quieren buscarse problemas” y para ésto se Tapan con la Sábana de Otro o utilizan… “la moneda nacional de la crítica”; la despersonalización o el anonimato. /Cortesía del autor con el blog Isla Mía

Entradas más populares de este blog

Contundente respuesta del Embajador de Cuba al diario ABC

Madrid, 30 de diciembre de 2016

Estimado director de ABC:

Con relación a su editorial “La ruina del castrismo”, publicado el 30 de diciembre, reacciono a la pluma fácil e irresponsable que cataloga a las instituciones cubanas de “no decir jamás la verdad” y al mismo tiempo, ofende a los cubanos al calificarnos de vivir en la “indigencia”.

¿Cómo puede utilizar su periódico a la guía de teléfonos de La Habana de 1958 para medir el desarrollo de un país y para afirmar, con esa categórica y falsa definición, que en Cuba hoy hay “una desolación absoluta”?

¿Cómo su periódico, sin fuentes, ni estudios, ni presencia en Cuba puede considerar “opacas” a las instituciones cubanas  e ignorar  el informe de  la organización Transparency International, que considera a Cuba el 4to país menos corrupto de América Latina, sólo por detrás de Uruguay, Chile y Costa Rica?

Letra del Año 2017

LETRA DEL AÑO 2017 PARA CUBA

Predicciones de Ifá para Cuba y el mundo

Signo regente: Baba Egiobe

Ogbe Roso

Otura Aira

Profecía: Iré Aye Oyale Tesi Lese Olofi (Bien de desenvolvimiento económico, firme y seguro que otorga Olofi)

Onishe Olofi. Rogarle a Olofi, con varias frutas y dos velas

Onishe Ara. Sarayeye al pie de Ogún con dos palomas y tiras de 9 colores, y demás ingredientes

Divinidad que gobierna: Oggún

Brigada médica de Cuba lista para ayudar en Perú a damnificados

Cuba ha ofrecido a Perú el envío con celeridad de una brigada médica para brindar ayuda de emergencia a la población afectada por las torrenciales lluvias que devastan diversas regiones de este país, informó la embajada cubana en Lima, este sábado 25 de marzo.

La fuente precisó que ha sido transmitido a la cancillería peruana el ofrecimiento de una brigada médica especializada en el enfrentamiento a desastres y graves epidemias, del contingente Internacional Henry Reeve, por un mes, integrada por 23 especialistas de perfil epidemiológico.