6/3/15

Al Senador mafioso “Bob” Menéndez por fin le llegó la hora

Jean-Guy Allard.– Una de las crápulas mayores del Congreso norteamericano que se consagra, entre otras cosas, a denigrar y difamar a Cuba y Venezuela, tendrá por fin que responder ante los tribunales por algunos de los crímenes que le son atribuidos desde ya unos años.

El Departamento de Justicia reveló este viernes al final de la tarde – la hora estratégica en EEUU para controlar más facil las reacciones – autorizó cargos penales contra el senador Robert “Bob” Menéndez, político cubanoamericano de Nueva Jersey, por utilizar su posición para apoyar los intereses de un amigo… conocido por compartir con él su gusto por las menores.

CNN fue el primero en enterarse – como por casualidad – que el fiscal general Eric Holder había ya firmado los cargos relacionados con la amistad bastante singular del político con Salomon Melgen, un millonario oftalmólogo de la Florida, que le ha devuelto sus favores a Menéndez con contribuciones a su fondo de campaña.

Los chismosos del Capitolio aseguran que a Menéndez le pasan la cuenta por haber sido uno de los demócratas más vocales que se opusieron a las recientes decisiones del presidente Obama con respecto a Cuba e Irán. De hecho la investigación policiaca duraba desde ya dos años

El FBI confirmó la noticia al diario The New York Times.


PROSTITUTAS MUY JOVENES Y ORGIAS

El caso surgió después de que un informante reveló a la policía federal que Melgen había pagado a Menéndez un viaje a la República Dominicana para visitar prostitutas menores de edad.

En una serie de correos electrónicos intercambiados con el FBI, el informante revelaba que Melgen, había suministrado prostitutas a Menéndez mientras este se alojaba en su casa de recreo, cerca del centro turístico Casa de Campo en la isla caribeña. El informante mencionó prostitutas muy jóvenes y orgías.

El senador – más conocido entre sus colegas del Capitolio de Washington como “el Bobo Menéndez” – solo admitió que él no había divulgado debidamente dos viajes a la República Dominicana que hizo en el 2010 en el avión privado de Melgen. El senador aseguró que había entregado a Melgen un cheque personal por $58,500 para reembolsarlo por los viajes en avión.

Por otro lado, la oficina del senador ha reconocido que intercedió ante funcionarios estadounidenses después de que estos mismos descubrieron que Melgen había cobrado facturas “infladas” al Gobierno estadounidense por falsos tratamientos en su clínica.

Los investigadores federales registraron las oficinas del doctor Melgen en dos ocasiones en conexión con un pago récord de ocho millones de dólares facturados en exceso a Medicare.

No sorprenderá a nadie saber que Menéndez, quien no pierde una oportunidad de atacar a Argentina, tiene la firma de Abogados Lowenstein Sandler – asociada a los fondos buitres – como su segundo mayor contribuyente de fondos de campaña durante el período 2009-2014.

Pero esto no es todo: se sabe que el Departamento de Justicia está, por otro lado enterado de la ayuda que Menéndez dio a dos banqueros ecuatorianos, radicado en EEUU pero que se encuentran fugitivos de la justicia de ese país.

La investigación federal se enfoca en el hecho de que Menéndez ayudó los dos multimillonarios a quedarse a vivir en Estados Unidos aun teniendo una causa legal por fraudes bancarios en su país.

Se supo entretanto que, hace un par de décadas, los hermanos Isaías vivían en Miami donde eran propietarios del Banco Republic National Bank envuelto en negocios sucios de lavado de dinero a favor de narcotraficantes cubanos y colombianos.

CON ANTONIO LEDEZMA, LEOPOLDO LOPEZ… Y POSADA CARRILES

Increíble pero cierto: Menéndez y el Representante Albio Sires, también de origen cubano, se reunieron el 17 de mayo de 2011 con nada menos que con Luis Posada Carriles, en un restaurante de West New York, en el curso de una asamblea de connotados terroristas de la “región Norte” y de cabecillas de la mafia cubanoamericana de Miami convocada para celebrar el indulto del terrorista internacional por un tribunal tejano.

La reunión con carácter claramente conspirativo tuvo lugar en el restaurante “El Faro” ubicado al margen del río Hudson, River Drive y Calle 60, en West New York. El representante Albio Sires fue alcalde de la ciudad de West New York, vecina de Union City, antes de emprender su carrera de político federal. Era entonces conocido por sus relaciones con el hampa cubanoamericano que desarrolló ahí una extensa red de juego ilegal y de prostitución.

Los lazos de Menéndez con la mafia cubanoamericana son permanentes desde ya décadas. El Senador fue alcalde de Union City, ciudad vecina de Nueva York, que administró al estilo del Far-West a partir de 1986. Gracias a su administración mafiosa, la localidad se confirmó como paraíso del juego, del racketeering, de la extorsión, del fraude y, por supuesto, de la prostitución.

Menéndez fue entonces comparado al capo mafioso Meyer Lansky, antiguo jefe de la mafia habanera.

De hecho, Menéndez es famoso por haber sido desde 1986 hasta 1992 el alcalde corrupto de esta localidad que la mafia cubanoamericana del norte del país siempre usó de cuartel general y donde el hampa maneja el juego, la extorsión y la prostitución.

Por esto, sin duda, en el caso de Venezuela, “El Bobo” se presta con tanto entusiasmo a expresar su “solidaridad” con Antonio Ledezma, el alcalde golpista de Caracas, y su vecino de celda el líder guarimbero Leopoldo López.
Publicar un comentario