10/2/15

Siete regímenes fascistas apoyados por EE.UU. y la hipocresía contra Cuba

Teniendo en cuenta una larga historia de apoyo de Estados Unidos a las dictaduras fascistas en América Latina, el embargo de Cuba ha sido el colmo de la hipocresía de Washington, escribe el portal AlterNet, reseñó RT.

Los pasos de Obama en la reconciliación con Cuba fueron recibidos con una fuerte crítica por parte de la extrema derecha estadounidense. Así, hace poco el senador Ted Cruz dijo que Fidel y Raúl Castro son "dictadores brutales", por lo que no debe levantarse el embargo sobre la isla. En ese contexto, el periodista Alex Henderson, recuerda "siete de los peores regímenes fascistas en América Latina que Estados Unidos apoyó con entusiasmo", en el portal mencionado.

1. La dictadura de Pinochet en Chile (1973-1990)


En 1970, Salvador Allende fue elegido democráticamente como presidente de Chile. Sin embargo, el Departamento de Estado y la CIA habían realizado sofisticadas operaciones de propaganda en Chile desde hacía una década, financiando a los políticos conservadores y a todos los medios de comunicación, mientras estrechaba lazos con los militares. Después de que el general Pinochet tomara el poder, la CIA mantuvo a funcionarios chilenos en nómina y trabajó en estrecha colaboración con la agencia de inteligencia de Chile DINA, mientras el Gobierno militar mataba, encarcelaba y torturaba a miles de personas.

2. Las dictaduras militares en Guatemala

Durante décadas Estados Unidos apoyó a dictaduras militares en Guatemala. La CIA lanzó una operación para eliminar al Gobierno liberal electo de Jacobo Árbenz en 1954. Arbenz fue sustituido por la dictadura militar represiva del coronel Carlos Castillo Armas. Otros regímenes militares respaldados también por Estados Unidos que siguieron al asesinato de Armas en 1957, resultaron ser aún peor. Decenas de miles de guatemaltecos fueron asesinados por las fuerzas militares fascistas y escuadrones de la muerte de extrema derecha en los años 1960, 1970 y 1980. En 40 años de guerra civil, murieron al menos 200.000 personas, la mayoría de ellos indígenas.

3. Décadas de dictadura de Somoza en Nicaragua

Anastasio Somoza gobernó Nicaragua durante 43 años con el apoyo incondicional de Estados Unidos Su Guardia Nacional cometió inimaginables crímenes, torturas, extorsiones y violaciones con total impunidad. Después de que la Revolución Sandinista derrocara a Somoza en 1979, la CIA reclutó, entrenó y financió a mercenarios de la 'contra' para invadir Nicaragua y realizar actos de terrorismo para desestabilizar el país.

4. Dictadura Militar en El Salvador (1979-1992)

En la década de 1980, en El Salvador estalló una guerra civil. Fue un levantamiento popular contra un régimen que gobernaba con gran brutalidad. Al menos 70.000 personas murieron y miles más desaparecieron. La Comisión de la Verdad de la ONU, establecida después de la guerra, encontró que la aplastante mayoría de los muertos recaen en las fuerzas del Gobierno y los escuadrones de la muerte. La CIA, las fuerzas especiales de Estados Unidos y la Escuela de las Américas fueron aquellos que crearon, entrenaron, armaron y supervisaron a las fuerzas gubernamentales.

5. La Guerra Sucia en Argentina (1976-1983)

La junta militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 fue tristemente conocida por sus abusos contra los derechos humanos: se estima que 30.000 personas murieron en ese período, y que fueron robados 400 bebés de familias cuyos padres fueron asesinados. Documentos estadounidenses desclasificados en 2003 revelaron las conversaciones entre el secretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger y el canciller argentino César Guzzetti en octubre de 1976, poco después de que la junta militar tomara el poder en Argentina. Kissinger aprobó explícitamente la Guerra Sucia de la junta.

6. La dictadura de Hugo Banzer en Bolivia (1971-1977)

 Cuando las políticas del presidente socialista de Bolivia, Juan José Torres, enfurecieron a la administración Nixon a principios de 1970, Estados Unidos ayudó a derrocarlo e instalar la dictadura militar fascista del general Hugo Banzer. El régimen de Banzer se prolongó hasta 1977, y durante su gobierno en el país se practicaban ampliamente torturas y detenciones ilegales.

7. El Régimen de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989)


El general Alfredo Stroessner, quien se encontraba en el poder desde 1954 a 1989, fue un anticomunista ferviente, y eso fue suficiente para que Estados Unidos financiara con millones de dólares a su régimen entre los años 1950 y 1960, y tuviera una estrecha relación con el dictador paraguayo durante mucho tiempo. La tortura, secuestros y otros abusos contra los derechos humanos eran comunes en el marco del régimen de Stroessner.
Publicar un comentario