30/1/15

Ignominia para Estados Unidos: “no vamos a devolver Guantánamo”

Norelys Morales Aguilera.— Las autoridades del gobierno revolucionario de Cuba han reiterado muchas veces que no aceptarán ninguna negociación con respecto al territorio ilegalmente ocupado de la Base Naval de Guantánamo, que no sea la retirada incondicional de las tropas extranjeras allí acantonadas contra la voluntad expresa del pueblo de Cuba. Con igual seriedad el gobierno cubano ha ratificado que no intentará recuperar sus legítimos derechos mediante la fuerza y esperará pacientemente a que la justicia se imponga tarde o temprano.

Sin embargo, a la petición del presidente Raúl Castro de que devuelvan a la Isla la Base a tenor con el anunciado restablecimiento de relaciones diplomáticas, la Casa Blanca ha sido contundente negando la posibilidad, como una prueba de que en relación con la independencia y soberanía cubanas han cambiado de método, pero no de objetivos, según dijo el presidente cubano durante su intervención en la III Cumbre de la Celac en Costa Rica.

La Casa Blanca, respondiendo a las palabras de Raul dijo que Estados Unidos no renunciará a su base militar en Guantánamo, ni levantará ahora otras restricciones que pesan sobre La Habana, informaron las agencias noticiosas desde Washington.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, declaró este jueves (29/1/2014) que el presidente estadounidense, Barack Obama, no planea responder a las solicitudes formuladas recientemente por su homólogo cubano, a raíz del acercamiento entre las dos naciones.
Según Earnest, las administraciones de Obama y Castro todavía están lejos de encontrar la solución a esta cuestión, porque "hay una diferencia muy clara entre el establecimiento de relaciones diplomáticas y la realización del proceso más largo de la normalización de las relaciones".

El 28 de enero en Costa Rica Rául manifestó que la restitución del control de ese territorio, una de las mejores bahías del archipiélago cubano, constituye un paso necesario para la normalización de las relaciones con el hasta hoy mal vecino del norte.

Estados Unidos con su negativa pone de manifiesto la ignominia del Imperio y Barack Obama desaprovecha la oportunidad de cumplir la promesa de cerrar la oprobiosa prisión que allí tienen, si devolviera el territorio, ya que con contratos infames e ilegítimos, ya vencidos, y leyes de conquista se apropiaron de la bahía e instalaron una base militar que ofende la soberanía nacional, a la vez que contamina y destruye un paraje caribeño.

A la pregunta de si EE.UU. devolverá ese territorio a Cuba si se cierra la cárcel de Guantánamo, Earnest respondió que no y a continuación detalló que no hay ninguna conversación bilateral al respecto. Esa prisión tiene que ser clausurada, pero la base naval no es algo que debería cerrarse , precisó el portavoz de la Casa Blanca.

Base Naval de Guantánamo: un reclamo permanente

La Bahía de Guantánamo, ubicada en el extremo sur oriental de la isla de Cuba y una de las más extensas y profundas del archipiélago cubano, se mantiene ocupada desde el 10 de diciembre de 1903 por una Base Naval de los Estados Unidos de América, se explica en la web cubadefensa.cu

En febrero de 1903, el gobierno de Tomás Estrada Palma suscribió con el gobierno estadounidense un documento conocido por Convenio de la Base Naval de Guantánamo, que dispuso el arriendo a Estados Unidos de estaciones navales y carboneras.

El 12 de junio de 1901, con la incorporación de la Enmienda Platt como apéndice a la Constitución de la República de Cuba, se articularon los fundamentos esenciales que posibilitaron al gobierno de Estados Unidos imponer su voluntad.

El 29 de mayo de 1934, con la firma del Tratado de Relaciones, se ratificó la ocupación de la Base Naval mientras no se abandone por parte de los Estados Unidos.

La Base Naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo está rodeada de elevaciones dominantes. Abarca una superficie total de 117,6 Km² , de los cuales 49,4 Km²  son de terreno firme, 38,8 Km²  están cubiertos de agua y el área restante 29,4 Km²  es terreno pantanoso.

El perímetro de la cerca que la separa del territorio libre de Cuba tiene forma de pentágono irregular y una longitud de 28 Km. El sector de costa (sur) en el Caribe tiene una longitud de 17,5 Km. Sus aguas interiores dividen la Base en dos sectores, Este y Oeste, y sirven de canal de navegación para el acceso hacia los poblados de Caimanera y Boquerón, en la bolsa interior de la bahía de Guantánamo.

La Base Naval cuenta con dos aeródromos, además, de muelles, espigones y amarraderos con capacidad de atraque para distintos tipos de buques.

Entre 1962 y 1996, se registraron 8 288 violaciones del territorio nacional de Cuba desde la Base Naval en Guantánamo, incluidas 6 345 violaciones aéreas, 1 333 violaciones navales y 610 violaciones territoriales. Del total de violaciones, 7 755 se produjeron entre 1962 y 1971.

A partir de la crisis migratoria de 1994, por acuerdo de ambos gobiernos, se iniciaron encuentros regulares entre los mandos militares de cada parte, como resultado de lo cual se ha logrado mantener desde entonces un ambiente de seguridad en torno al perímetro de la instalación norteamericana, conveniente para ambas partes.

Desde enero de 2002, Estados Unidos ubicó en el Sector Este de la Base Naval, el centro de detención para alojar a los prisioneros de la llamada Guerra Global contra el Terrorismo. Esa prisión, que se hizo famosa por la ejecución de tratos deplorables y torturas a los cautivos, le otorgó a la instalación una nueva reputación, tan bochornosa, como su ilegal ocupación.
Publicar un comentario