15/1/15

Camino a las relaciones Cuba-EE.UU.: flexibilización de restricciones y batalla en el Congreso

Estados Unidos anunció este jueves (15/1/2014) las enmiendas al programa de sanciones a Cuba con las que busca relajar las limitaciones al comercio y facilitar los viajes prometidos por el presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre.

Las nuevas regulaciones entrarán en vigor este viernes, según lo informaron los departamentos del Tesoro y de Comercio.

Esas modificaciones a las limitaciones al comercio con Cuba y de las restricciones a los viajes de los ciudadanos norteamericanos a la isla caribeña, que entrarán en vigor mañana, son sin levantar el bloqueo de más de cinco décadas, explicó Prensa Latina.

De acuerdo a los cambios, los estadounidenses que califiquen en las 12 categorías contempladas podrán viajar a Cuba sin necesidad de obtener una licencia especial del gobierno.

Algunas de ellas son: viajes familiares, periodísticos, actividades religiosas o deportivas, proyectos humanitarios.

Las aerolíneas y agencias de viajes ahora podrán ofrecer viajes a Cuba sin necesidad de un permiso específico.

Los turistas podrán llevar de vuelta a su país hasta US$400 en mercancías.

A los residentes en Estados Unidos que vayan a la isla se les permitirá usar sus tarjetas de crédito y llevar de vuelta a su país hasta US$400 en mercancías y US$100 en alcohol o tabaco.

También se les permitirá enviar más dinero a sus familiares: hasta US$2.000 cada tres meses, en lugar de los US$500 permitidos actualmente.

Los proveedores de telecomunicaciones e internet, así como las instituciones financieras, también podrán comenzar a hacer negocios con La Habana.

Según explicó el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, con estos cambios la Casa Blanca pretende que los cubanos sean menos dependientes de la economía estatal.

"Así lo explicó el secretario de prensa Josh Earnest, quien agregó que el aumento en los viajes, el comercio y el intercambio de información con Cuba servirá a los intereses de Estados Unidos", agregó Sparrow.

Por su parte, muy probablemente disfrutando de la batalla que viene en el legislativo estadounidense, El Nuevo Herald, hasta ahora vocero de todas las causas contrarrevolucionarias generadas especialmente en el sur de La Florida, informó que: "Una propuesta de ley para levantar el embargo a Cuba fue llevada al Congreso por el representante por Illinois, Bobby L. Rush, durante su primera sesión de este año el pasado lunes."

Rush (D) presentó la propuesta de ley H.R.274 “Para levantar el embargo comercial a Cuba y otros propósitos” a varios comités entre ellos los de Asuntos Exteriores, Agricultura, Energía y Comercio, y Servicios Financieros, para su consideración.

El texto de la ley, todavía no disponible, es similar a la propuesta que, sin éxito, presentó el congresista en el 2013. El proyecto de ley busca levantar el embargo y otras sanciones a Cuba, entre ellas su inclusión en la lista de países que patrocinan el terrorismo. También persigue la eliminación de todas las restricciones de viajes a Cuba y del envío de remesas.

Según una vocera de Rush, podría “tomar meses” que la ley se discutiera en la Cámara de Representantes –o en el Senado, si pasa la votación de la Cámara– debido a “la relevancia” que ha tomado el tema de Cuba. La vocera agregó que Rush estaría buscando activamente copatrocinadores para la ley.

Publicar un comentario