12/9/14

No hay que perder la batalla contra el Ébola ni contra los mercaderes del templo

Delegación cubana en Ginebra, 11 de septiembre. Foto: AIN
Norelys Morales Aguilera.--“Van seis meses de la peor epidemia de Ébola en la historia, el mundo está perdiendo la batalla por contener la enfermedad”, dijo la presidenta de Médicos sin Fronteras Joanne Liu, en un foro de Naciones Unidas sobre el brote el pasado 2 de septiembre. También señaló que su organización está completamente abrumada porque atienden a pacientes contagiados en cuatro países de África occidental.

Hasta el 6 de septiembre, el balance de muertos por la epidemia ascendió a 2.296 entre 4.293 casos registrados en Liberia, Sierra Leona, Guinea y Nigeria, según el último cálculo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Casi la mitad de los casos se registraron en los últimos 21 días. Liberia se lleva la peor parte, con 1.224 personas muertas.
En conferencia de prensa este 9 de septiembre, el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, Stéphane Dujarric subrayó la necesidad urgente de aumentar el apoyo, incluyendo más equipos médicos, transportes y financiación, para asistir a las comunidades afectadas por la epidemia.

El propio día Ban telefoneó personalmente a varios mandatarios. Habló, entre otros, con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; con el de Francia, François Hollande; y con el de Cuba, Raúl Castro, así como con el primer ministro británico, David Cameron; y con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. También conversó con la presidenta internacional de Médicos Sin Fronteras, Joanne Liu, para agradecerle la ardua labor desempeñada por esa organización, afirmó Stephane Dujarric, según la agencia Efe.

Ante la gravedad del brote epidémico y el peligro real de su expansión a nivel mundial es probable que el alto dignatario de las Naciones Unidas se haya comunicado con otros estadistas y personalidades, pero el hecho es que la respuesta más inmediata llegó de la pequeña Cuba, cuyo presidente envió a Ginebra a su ministro de Salud, Doctor Roberto Morales Ojeda, este 11 de septiembre, con una delegación también integrada por el director del Instituto cubano de Medicina Tropical Pedro Kouri, con experiencia en enfermedades y curas importantes para los países pobres o subdesarrollados como los africanos.

El titular cubano sostuvo una reunión de trabajo con la directora general de la OMS, Margaret Chan, quien elogió la rápida respuesta del Gobierno de Cuba, y a lo largo del día tuvo contactos oficiales para determinar cómo llevarán a cabo esa colaboración.

"Chan manifestó su agradecimiento al presidente cubano, Raúl Castro, por ser el primer país que da al paso al frente al llamado de la ONU y la OMS ante la situación en África Occidental", indicó la agencia Prensa Latina.

La directora de la OMS recordó su reciente visita a Cuba, donde recorrió instalaciones científicas e inauguró junto al presidente las nuevas sedes del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos y el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos.

En aquella oportunidad, Chan felicitó al Comandante en Jefe Fidel Castro por su liderazgo visionario y a Raúl por continuarlo.

También recordó que la nación caribeña no está comprometida solo con la salud de su pueblo, sino también con la de otras partes del mundo.

Morales Ojeda informó que en la actualidad los profesionales de la salud cubanos están presentes en 32 naciones de África con más de cuatro mil colaboradores, de ellos más de dos mil 500 médicos.

Consideró que el enfrentamiento al Ébola debe ser de manera integrada, bajo la coordinación de la OMS, para que pueda tener mayor impacto en las naciones afectadas. Algo a considerarse seriamente si se atiende a lo expresado por la directora general de la OMS sobre la necesidad de aprender de la experiencia cubana en el tratamiento de casos de emergencia.

El director general adjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Situaciones de Emergencia, Bruce Alward, quien agradeció la solidaridad de Cuba con otros países del mundo en materia sanitaria, acompañó este jueves al ministro cubano de Salud Pública durante un recorrido por el centro de emergencia creado en la OMS para dar seguimiento permanente a la epidemia de Ébola en África Occidental.

Muchas personas que están aquí y han trabajado en los países afectados saben que no se trata de enviar dinero o bienes, sino recursos humanos, dijo el funcionario.

Para hoy viernes está previsto en Ginebra, que la directora general de la OMS, Margaret Chan, dé una conferencia de prensa con el ministro cubano de salud, Roberto Morales Ojeda, como parte de la movilización internacional para combatir la enfermedad, adelantó la agencia Afp.

TRISTES VERDADES SOBRE EL ÉBOLA

El virus del Ébola causa fiebre hemorrágica viral, que afecta a múltiples sistemas de órganos en el cuerpo y con frecuencia se acompañan de sangrado. Los primeros síntomas incluyen la aparición repentina de fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de cabeza y dolor de garganta. Más tarde progresan a vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática - y sangrado a veces interno y externo. Es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y muy grave, que afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos.

La OMS señaló el pasado 4 de septiembre que la existencia de medicamentos experimentales contra el Ébola es insuficiente para afrontar el brote del virus en África Occidental, al inicio de un encuentro de especialistas de todo el mundo para evaluar medidas para frenar la epidemia.

Actualmente, no hay ningún fármaco aprobado ni vacuna contra el Ébola, más allá de terapias de apoyo que combaten la deshidratación o suministrar antibióticos con la esperanza de que el sistema inmunitario del paciente pueda, eventualmente, acabar con el virus.

No se sabe a ciencia cierta cómo ha sido posible la amplia extensión del virus mortal, pero hay un hecho probado. Detrás de cada brote de este tipo de enfermedades está el cartel de las farmacéuticas, una de las industrias más poderosas, influyentes y perversas del mundo, según un amplio reportaje de RT.

Esas farmacéuticas transnacionales de los países desarrollados, que nunca se ocuparon de la enfermedad porque “no les gusta invertir activos en el desarrollo de fármacos con bajo potencial de negocio” ahora se han lanzado a una desesperada carrera por el lucro desmedido y avieso.

Por ejemplo, la impresentable Monsanto y el Departamento de Defensa de EEUU están financiando a una empresa farmacéutica que podría ganar miles de millones de dólares con el tratamiento del Ébola. Tekmira Pharmaceuticals se denomina y acaba de recibir una inyección 1,5 millones de dólares en efectivo, procedentes de Monsanto. Tekmira tiene un contrato de 140 millones de dólares con los militares de EE.UU. para desarrollar medicamentos para el tratamiento del virus. El valor de sus activos se ha disparado hasta un 50%.

Y otra verdad trágica. El Centro de Control de Enfermedades de EEUU posee una patente sobre una cepa de Ébola conocida como “EboBun”con número “No. CA2741523A1″, otorgada en 2010. Eso significa que el gobierno de EE.UU. reclama la “propiedad” sobre todos los virus del Ébola que comparten al menos un 70% de similitud con el Ébola que él “inventó”.

Lo más dramático es que los africanos están muriendo y no se ha podido detener el brote. Hay que combatir el virus y otras lacras, acaso peores.

El gobierno cubano y muchos de sus nacionales ya están dispuestos a colaborar, pero no será el lucro asesino el objetivo, y con Cuba habrá otros. Es la verdad de la esperanza.

No hay que resignarse a perder la batalla contra el Ébola ni contra los mercaderes del templo. |Cubahora.cu
Publicar un comentario