Me sumo a la interpelación a Víctor Mesa y algo más [+ audio]

Víctor Mesa el DT más indisciplinado del beisbol cubano
Norelys Morales Aguilera.- No sé de cuántas indisciplinas en los últimos tres años, por poner un lapso, tendrá que retractarse Víctor Mesa, pero pocas no son ya que sin dudas posee el frustrante récord de más faltas de respeto a periodistas, árbitros y público siendo el manager designado del equipo Cuba, que excluye a cualquier otro técnico con resultados significativos durante un periíodo que determina la todopoderosa Comisión Nacional de Beisbol de Cuba y la Federación del deporte, que han llegado hasta a violar reglamento en cuanto a árbitros. Increíble.

Pero, bien, al menos los periodistas han interpelado a Mesa y lo exhortan a retractarse. Ante la carta a la Unión de Periodistas de Cuba de Jesús Hernández Villapol, espero que que la reacción del gremio sea contundente, a lo cual me uno, sin apasionamientos, pero consciente del alcance del asunto que va rebasando lo meramente deportivo. ¿Acaso un DT puede decidir por la suspención de las conferencias de prensa para el equipo perdedor sin que se valore lo que representan en materia de cultura de diálogo e información?

Así también espero por la reacción de  autoridades deportivas, que han silenciado las protestas del público en todo el país, algo nada despreciable porque merece respuesta y no pasaditas de mano.

¿También las autoridades deportivas dejarán de responder a los periodistas o habrá colegas que justifiquen los juicios de Víctor Mesa?

Espero que no, que es hora de poner los puntos sobre las iés, por el bien del deporte y por la cultura nacional a la cual hay que cuidar como a la niña de los ojos.

Esta es la carta publicada en Cubaperiodistas dirigida a Antonio Moltó, presidente de la UPEC y sigue el audio con las expresiones del DT

Quiero referirme a unas declaraciones del mentor de Matanzas, Víctor Mesa, en la conferencia de prensa del pasado sábado 12 de abril, tras el partido que su equipo le ganó a Pinar del Río dentro de la final del Campeonato cubano de béisbol y que considero un desacierto imperdonable.

Al final de la referida conferencia el director del equipo yumurino expuso ante las cámaras de la televisión “que consideraba que de esa forma es que deben hacerse ese tipo de encuentros con la prensa, con personas que saben de pelota y no cuando participan también estudiantes de periodismo, porque hacen preguntas que resultan incómodas, porque no da las mismas respuestas el que pierde como el que gana”.

Sin dudas no puede estar en una misma posición anímica el ganador que el perdedor, pero ahí radica la grandeza del deportista, el ser humilde en la victoria y digno en la derrota.

Al parecer el también director del equipo Cuba olvidó que él también fue joven e inexperto y le recordamos que hizo muchas cosas inadecuadas dentro del campo de juego por su falta de experiencia, tanto a nivel nacional como internacional , que no olvidamos los seguidores del béisbol, pero que entendemos como el proceso lógico de la vida. Pero lo más curioso es que con mayor madurez también las hizo.

Olvida el director de Matanzas que negar a los jóvenes es negar el desarrollo, pero también es temerle a las preguntas espontáneas sin compromiso y sin miedo a perder cargos y privilegios, propias de la intrepidez de los que comienzan.

Es cierto que dirigir un equipo de béisbol no es tarea fácil, pero tampoco lo es realizar un trasplante de riñón, conducir una orquesta sinfónica o dirigir una termoeléctrica, pero quien asume esa responsabilidad debe estar consciente de que se enfrenta al escrutinio público.

Hasta cuando el periodismo cubano y en particular el deportivo va a permitir ser vilipendiado, lo exhorto a exigir que Víctor Mesa se retracte públicamente de sus infelices declaraciones que insultan a nuestra escuela de periodismo y en particular a la cantera que se está formando.

¿Cómo permitir que un funcionario determine que a una conferencia de prensa solo debe asistir el ganador, contrario a cómo se hace por lógica en todo el mundo?

Es mi criterio que cada uno de los miembros de nuestro gremio desde la más modesta redacción, debe cerrar filas para enaltecer nuestra bella profesión.

En espera de su atención, le saluda.

Jesús Hernández Villapol
Delegación UPEC Prensa Latina




Comentarios