Los espías, los espiados y lo que viene

Norelys Morales Aguilera.- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo hoy en una videoconferencia que el espionaje estadounidense ha ido "demasiado lejos", algo que atribuyó a que la política de inteligencia ha estado "en piloto automático".

Kerry hizo estas declaraciones en una conexión por videoconferencia con Londres donde se celebra hasta mañana el Open Government Partnership 2013, sobre gobernabilidad y participación de la sociedad civil, según Reuters.

En junio de 2013, el extécnico de la CIA Edward Snowden comenzó a revelar el espionaje masivo de las telecomunicaciones por parte de EEUU. El conjunto de los documentos que Snowden pasó a varios periodistas, entre ellos Glenn Greenwald, del británico The Guardian, son la base de las sucesivas informaciones periodísticas que han puesto en apuros a la Casa Blanca.

No sorprende que todos los Estados recaben información constantemente para proteger sus intereses, unas veces de manera abierta y otras secreta, pero la novedad de las revelaciones de Snowden desde junio de 2013, residen en el volumen y extensión del espionaje de EEUU, gracias a las tecnologías utilizadas, y en que sus objetivos han sido sus supuestos aliados y los mismos ciudadanos, ha comentado Efe.

LOS ESPIAS

Al principio, las filtraciones apuntaban a la Agencia Nacional de Seguridad (National Security Agency, NSA), la institución que centraliza la información de inteligencia de EEUU., que controla y almacena los datos recopilados.

Sin embargo, después se ha ido sabiendo que otras agencias de inteligencia colaboraban con la NSA: es el caso del centro de escuchas británico, llamado Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (Government Communications Headquarters, GCHQ).

En realidad, son cinco los países que espían al resto y comparten información, a cambio de no vigilarse entre sí. Son los llamados "Cinco ojos": EEUU, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, todos ellos anglosajones y antiguas colonias británicas.

Por los papeles de Snowden se ha sabido también que otros servicios, como la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE) de Francia espían a sus propios ciudadanos.

Y, según confirmó el propio director de la NSA, los servicios secretos de Francia y España (CNI) habrían recabado millones de comunicaciones en zonas de guerra y fuera de sus fronteras y la habrían compartido con la Inteligencia norteamericana.

LOS ESPIADOS

La NSA designa prioridades de interés: baja, intermedia o alta. Entre esos objetivos se encontraba el propio Estados Unidos, donde fueron interceptadas 2.349 millones de comunicaciones en el mes de enero de 2013.

Los países más espiados, de acuerdo con lo que se sabe hasta hoy, en números absolutos fueron Afganistán (12.500 millones de conexiones por mes), Pakistán (11.700 millones), Irán (11.500 millones), Arabia Saudí (7.400 millones) e Irak (6.700 millones), según un mapa que consta entre los documentos.

Snowden afirmó también que China, Hong Kong y Rusia eran, desde hacía tiempo, objetivos de la vigilancia estadounidense.

EEUU espía también en el territorio de sus propios aliados de manera rutinaria, con picos mensuales de 100 millones de intercambios interceptados en Alemania; 70 millones en Francia; 60 millones en España y 46 en Italia, siempre según revelaciones periodísticas.

En América Latina, Brasil y México eran objetivos de las escuchas.

Algo similar ocurría con instituciones supranacionales, como la UE, cuya sede en Nueva York fue pinchada (así como las embajadas de los países miembros en Washington), la ONU o el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena. El GCHQ también colocó escuchas en la cumbre del G20 en 2009, celebrada en Londres. Y, según la prensa italiana, el Vaticano y el cónclave que eligió al papa Francisco fueron también vigilados.

Al menos 35 líderes políticos mundiales habrían estado entre los objetivos. Se sospecha que el móvil de la canciller alemana Ángela Merkel fue pinchado, al igual que el correo personal del entonces presidente mexicano Felipe Calderón o las comunicaciones de su homóloga brasileña Dilma Rousseff.
este espionaje masivo comenzó, según los documentos de Snowden, a partir de 2007 con el programa Prisma.

EEUU siempre ha espiado pero ahora lo hace de forma masiva gracias al avance de la tecnología", señala en RNE. Fernando Rueda, periodista, escritor y profesor de ´Periodismo de investigación en la Universidad San Pablo CEU de Madrid.

Los documentos del extécnico de la CIA muestran, sin embargo, picos de interceptaciones entre finales de 2012 y principios de 2013, coincidiendo con eventos como la cumbre Europea.

LO QUE VIENE

El periodista Glenn Greenwald, que denunció espionaje cibernético de Estados Unidos en el mundo ha afirmado que "la mayoría" de los archivos que Snowden se llevó consigo en su huida desde EU a Hong Kong y después a Rusia "están aún sin publicar", y confió en que saldrán a la luz pronto.

"Puedo prometer, absolutamente, que habrá muchas más noticias al menos tan significativas como las que ya han salido", apuntó el periodista, que adelantó que muchas de ellas tratarán sobre el espionaje interno "de Estados Unidos a estadunidenses", informó La Jornada.

Según Greenwald, hay "múltiples copias" de cada archivo repartidas "por todo el mundo", y sólo tienen acceso a ellas "un puñado de gente" que tiene prohibido revelar su ubicación, en un sistema que permite "que nadie pueda destruirlas todas". "No hay nada que ningún Gobierno pueda hacer para evitar que informemos sobre ello", aseveró.

Consultados: Reuters, Efe, RTVE, La Jornada


Comentarios