Sicarios colombianos cobraron $10.600 por magnicidio contra el presidente Maduro

Los sicarios colombianos capturados por las autoridades de inteligencia venezolanas y que tenían como objetivo perpetrar un plan de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro cobraron 20 millones de pesos colombianos (10.600 dólares), informó este lunes el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez.

Durante la transmisión del programa A Toda Vida Radio, el ministro Rodríguez dijo que visitó Colombia para intercambiar datos con el cuerpo de inteligencia del vecino país sobre el caso de magnicidio contra el presidente Maduro, informó AVN.

El pasado 26 de agosto Rodríguez anunció la captura de dos ciudadanos colombianos implicados en planes de magnicidio contra el Mandatario nacional, que fueron aprehendidos el pasado 15 de agosto en el hotel Guaracarumbo, ubicado en la Carretera Panamericana, estado Miranda (Al sur de Caracas).

Explicó que la detención de los sujetos se logró luego de que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) realizara las pesquisas correspondientes al plan denominado Operación Carpeta Amarilla.

El responsable precisó que los dos sujetos, integrantes de un grupo desestabilizador compuesto por 10 individuos, identificado por la Dirección de Inteligencia de Colombia, son Víctor Johan Gueche Mosquera, de 22 años de edad, y Erick Leonardo Huertas Ríos, de 18, quienes ingresaron al país el pasado 13 de agosto por San Antonio del Táchira (Estado Táchira, fronterizo con Colombia) .

Comentó que recientemente logró entrevistar en Colombia, gracias a la cooperación de los cuerpos de inteligencia de ambas naciones, a Óscar Alcántara González (Alias Gancho Mosco), detenido en en el vecino país desde marzo pasado y condenado por uso de menores de edad para comisión de delitos, entre ellos, homicidio, concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Durante la entrevista se evidenciaron varias contradicciones de Gancho Mosco, que es el jefe de los dos sicarios capturados por el Sebin, sobre su relación de negocios con Alejandro Caicedo Alfonso (alias David) quien coordinó la movilización de los sicarios desde el municipio colombiano de Soacha, que se encuentra cerca de Bogotá, hacia Venezuela.

"Alias David es el enlace, en la cárcel, con Óscar Alcántara González", precisó el Ministro, y añadió que Gancho Mosco dijo "no conocer a alías David, quién es el que recluta y traslada a los sicarios desde la ciudad de Bogotá hasta Cúcuta".

No obstante, "los registros de la cárcel señalan que alias David ha ingresado a visitar a Gancho Mosco, quien según los registros policiales es el jefe del grupo de sicarios. Esto, entonces, nos confirma la información brindada por los cuerpos de investigación colombiana".

El servidor público también informó que durante las entrevistas, las autoridades venezolanas lograron conversar con una mujer que es pareja de uno de los involucrados en el caso, quien confirmó que ambos sicarios se encontraban en Venezuela para realizar el magnicidio.

"Ella nos dijo que ciertamente esos muchachos venían a Venezuela a cometer un homicidio: Venían a matar a alguien de alto nivel y gran peso político", detalló.