Religiosos cubanos agradecen a norteamericanos por carta a Obama para sacar a Cuba lista terrorista

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) agradeció públicamente una carta que líderes religiosos de EE.UU enviaron esta semana al presidente Barack Obama pidiendo que Washington excluya a la isla de su lista de países patrocinadores del terrorismo y que ambos gobiernos inicien un diálogo directo.

El presidente del CIC, Joel Ortega, agradeció el gesto con una declaración leída en un culto en La Habana el jueves, según informa hoy el diario Granma, que reseñó Efe.

"Por años, el Consejo de Iglesias de Cuba y sus contrapartes en Estados Unidos hemos trabajado en conjunto y declarado públicamente nuestra unidad, orando y actuando por la búsqueda de soluciones reconciliadoras, que conduzcan a un
diálogo de paz, basado en el respeto mutuo, soberano y bajo principios de igualdad y dignidad", afirmó Ortega.

De acuerdo con medios cubanos, la misiva enviada a la Casa Blanca el pasado 21 de octubre fue suscrita por el presidente del Servicio Mundial de Iglesias, John McCullough, y por dirigentes de instituciones protestantes, ortodoxas, católicas y ecuménicas.

En ese documento, los religiosos estadounidenses manifestaron a Obama que "Cuba no es un estado patrocinador del terrorismo y su inclusión en ese listado es ampliamente considerado un error que data de viejas tácticas políticas", según reseñó la prensa oficial de la isla.

Además, en la carta se urge al presidente norteamericano a iniciar un diálogo "directo y de alto nivel" con el Gobierno de Raúl Castro, a decidir medidas concretas para mejorar las relaciones bilaterales y a eliminar las limitaciones que existen actualmente para el contacto "pueblo a pueblo".

La declaración del Consejo de Iglesias de Cuba divulgada ayer se suma a las exhortaciones de los líderes religiosos estadounidenses y también reclama que ambos países comiencen un diálogo directo para mejorar y normalizar sus relaciones.

"Ya es hoy la hora de derribar los muros y construir los puentes", concluye esa declaración.

Comentarios