Brasileña estaba "predestinada" a ser empleada doméstica, pero será médica [+ video]

Cintia Santos Cunha, joven pobre, negra, residente en Capão Redondo, periferia de São Paulo, estaba predestinada a un subempleo. Pero, su suerte cambió: estudia medicina en la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

Es de este tipo de médico, con un nuevo concepto para su formación, al que la aristocracia médica brasileña, tiene miedo.

Su testimonio es emocionante.

Fuente: blog Brasil Mobilizado