Italia también negó su espacio aéreo a avión de presidente boliviano Evo Morales

Evo Morales, Viena. Foto: TeleSUR via Twitter
Italia se sumó a Francia y Portugal en negarle el tránsito por su espacio aéreo al avión del presidente Evo Morales, quien debió aterrizar en Viena, reveló este martes el ministro boliviano de Defensa, Rubén Saavedra, al culpar a Estados Unidos por lo que sucede.

"Se ha informado a nuestra tripulación que los gobiernos de Italia y Portugal negaron el tránsito por su espacio aéreo", afirmó desde Viena a la radio gubernamental Patria Nueva en La Paz Saavedra, quien acompaña a Morales, según AFP.

Francia negó también que la nave presidencial sobrevolara su territorio, dijo más temprano en Bolivia el canciller David Choquehuanca, quien aclaró que la medida se debió, probablemente, al "rumor" de que el avión, que volaba de Moscú a La Paz, transportaba al informático estadounidense prófugo Edward Snowden.

Morales había dicho este martes desde la capital rusa, donde participó de una cumbre de países del gas, que su país analizaría la posibilidad de conceder asilo político a Snowden, reclamado por Estados Unidos luego de que revelara una operación de espionaje a escala mundial.

El mandatario del país sudamericano se enteró, cuando su nave estaba por el cielo europeo, que Portugal le había negado una escala técnica de reabastecimiento de combustible y que cuando lograron la aceptación de España, Francia rechazó que cruzaran su territorio.

Ante ese panorama, los pilotos militares del avión presidencial tomaron la decisión de aterrizar en Viena, donde se encuentra hasta ahora.

El ministro Saavedra culpó del incidente a la Casa Blanca, pues "esto prueba con mayor claridad la actitud de sabotaje y complot por parte del gobierno de Estados Unidos, presionando a los gobiernos europeos".

Dijo que "se está trabajando en un nuevo plan de vuelo", aunque antes señaló, en una entrevista con el canal interestatal Telesur, que se pensaba retomar la ruta original, es decir cruzar por Francia, España y Portugal.

Comentarios