Evo viaja a Bolivia tras ser liberado el avión presidencial en Austria

El avión presidencial boliviano que transporta al jefe de Estado de esa nación suramericana, y una comitiva de su Gobierno, recibió la permisología necesaria para reiniciar su vuelo rumbo a La Paz, luego que Italia y España autorizaran su tránsito por el espacio aéreo europeo. Minutos después, la aeronave despegó hacia las Islas Canarias, donde está previsto que recargue combustible.

El presidente de Austria, Heinz Fischer, visitó a Morales en el Aeropuerto de Viena y fue quien anunció que España autorizó la escala técnica que necesita hacer la aeronave en Las Palmas de Gran Canaria.

Fischer declaró que "se han cumplido todas las condiciones para que se pueda retomar el viaje”, tras 12 horas de retención en Viena, a causa del cierre de los espacios aéreos de Francia, Portugal, Italia y España, por la sembrada sospecha de que en el avión boliviano se encontrara el exagente de inteligencia norteamericano Edward Snowden.

De igual manera, informó que la ruta de vuelo autorizada es la que estaba programada desde el principio y el espacio aéreo español estará abierto para que el avión presidencial recargue combustible en las Islas Canarias.

Por su parte, Morales criticó que hasta ahora aún no ha recibido una comunicación oficial donde se le explique “por qué motivos no me dejaron pasar por territorio de Francia, Portugal, Italia y después también de España".

El Presidente boliviano relató que durante la madrugada, el embajador de España en Viena, Alberto Carnero, acudió al aeropuerto y le pidió que “le invitara a tomar un café en el avión”.

"No se lo podía permitir. Primero, no soy ningún delincuente. Y Segundo, ustedes saben, por normas internacionales, es un avión oficial, al igual que un presidente, tiene inmunidad y es inviolable", explicó Morales.

En ese sentido, detalló que no accedió a las demandas de España "por una cuestión de dignidad". "Tengo la obligación de defender la dignidad y la soberanía de mi puesto. No es una ofensa al Presidente sino a todo un pueblo, a toda un región como Latinoamérica", denunció el jefe del Estado boliviano.

Al ser consultado por periodistas en el aeropuerto sobre si Snowden se encuentra en su avión presidencial, Morales se limitó a responder: "¿Cómo podríamos cometer ese error?".

Ante esta agresión, el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, informó que se comunicó con su homólogo peruano, Ollanta Humala, quien ejerce la presidencia pro-témpore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para convocar una reunión de emergencia de jefes de Estado, y rechazar el secuestro del jefe de Estado boliviano en suelo europeo.

De igual manera, los Estados parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) expresaron su máxima solidaridad con el presidente Morales y denunciaron una flagrante discriminación y amenaza a la inmunidad diplomática del jefe de Estado.

TeleSUR