Elecciones en Estados Unidos, gane quien gane…


Norelys Morales Aguilera.- Diría que no me importan las elecciones en Estados Unidos. Es un decir, me refiero al cambio. Verdad que Estados Unidos desempeña un rol importante en la política mundial, pero no hay que hacerse muchas ilusiones con sus campañas electorales y menos con los elegidos.

Barack Obama accedió a la presidencia con fuertes promesas, sin embargo continuó con la política de George W. Bush en todos los ámbitos. No cerró Guantánamo, se mantuvo en Afganistán y extendió el conflicto a Pakistán e Irán, afirma el periodista de la Jornada Guillermo Almeyra.

“Obama ni siquiera fue un cambio desde el punto de vista de los derechos de la gente de color. Todas las cárceles están repletas de negros, simplemente por ser negro y pobre.” continuó el periodista.

Y, en cuanto a Cuba el Presidente sostiene el bloqueo, a pesar de algunas tibias medidas sobre los viajes a la Isla, pero continúa aprobando dinero para la subversión y su sede diplomática en La Habana es un enclave de aliento a la contrarrevolución para llevar la “democracia” a la Isla.

Se trata de que el establishment norteamericano es uno solo. “Está dividido históricamente en dos partes pero intercambiables y ambas profundamente imperialistas y conservadoras.”

Obviamente Romney es peor, representa a un ala que quiere jugarse toda una aventura brutal en el campo exterior y en el interior una anulación de todo lo que sea racionalidad y solidaridad.

En la concepción de esa ala rechazan la teoría de la evolución de las especies, insisten que La Biblia es la base de todo conocimiento, niegan los avances científicos y se oponen al estudio y la ciencia. Desconocen por completo los Derechos Humanos, en particular el caso de los inmigrantes latinos que les aportan U$S 100.000 millones anuales en impuestos, porque aunque no tengan documentos pagan impuestos en todo.

Tanto Obama como Romney, proponen en apariencia planes marcadamente diferentes sobre América Latina, aunque en sus campañas insisten a última hora en las mismas promesas: “comercio y seguridad”, con la franca hostilidad hacia Cuba, Venezuela y otros gobiernos que no son de su agrado.

Probablemente Gore Vidal llevó razón: "Estados Unidos fue fundado por la gente más brillante del país. Y no la hemos visto desde entonces".

En estas elecciones de este 6 de noviembre, gane quien gane el imperio estadounidense será igual, el mismo show, la misma trivialización, la misma prepotencia y la brújula de su “interés nacional” frente a cualquier otro paradigma, hasta el momento en que como sucedió con el imperio romano llegue a su fase terminal por la fuerza de tanta contradicción interna y el cambio global.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos y gracias N. M. R. Respecto a Cuba, añadiría que se le ha recrudecido el bloqueo y las multas a bancos que negocien con ella. No estoy convencido que romney sería peor en cuanto a la política exterior belicista (hay realidades objetivas militares que cualquier de ellos tomarían en cuenta). En la interior, romney sí pueda que sea más reaccionario, pero no del todo ya que obama es más efectivo en lograr recortes sociales sin que sea opuesto; y dicho sea de paso ha dicho que trabajará junto a los republicanos para llegar a la unificación del país en esa materia (sobre Medicare, Seguro Social..). Se ha dicho que romney nominaría jueces más conservadores a la Corte Suprema (en eeUu son vitalicios); pero hasta ahora ningún banquero o funcionario de bush ha sido enjuiciado.. Por el contrario bajo obama han deportado más inmigrantes y perseguido a más whistleblowers (denunciantes o soplones) que durante w. bush.. Con espejos y humos obama ha ofrecido una leve amnistía para estudiantes inmigrantes (temporal y condicional); claro maniobra electoral. En una estación radial progresista en Nueva York oí a un analista/activista/profesor/jurista decir que por lo menos un segundo mandato de obama (si fuese igual al de bill clinton) sería mejor que elegir a romney. Bien, concuerdo a medias, ya que nadie puede predecir el futuro tan cierto. La situación hoy no es la misma que cuando clinton (China,Rusia,Irán,deudas..). El señor parece que no encajó que el descalabro económico bajo w. bush fue precedido por la desregulación financiera de Wall st. bajo bill clinton (en 1998-00 el Acta Glass-Steagall fue quitada del medio). El ataque de Irak por w. bush fue precedido por las criminales sanciones y bombardeos de clinton para ablandar a ese país. Dentro de eeUu más personas de-color fueron encarceladas durante clinton, se cortó gravemente la asistencia pública o welfare, y también se firmó el tal tratado libre TCLAN o NAFTA con México y Canadá (que tanto le ha costado al anterior). Él quizá diría que durante clinton el Congreso era mayoritariamente republicano, yo quizá le respondería que aun, clinton fue reelecto, y en los dos primeros años de obama el Congreso era demócrata.. pero él quizá vendría conque bush dejo mucho desastre.. y yo le mencionaría que ahora obama 'no tiene excusa' y comoquiera no hará lo que debe ya que ni siquiera tendrá otra elección.. Sindicato$ y 'progresistas' están/estarán reticentes en empujar a obama ya que vendrán con la cautela de que los republicanos lo obstruyen.. Como en todo, obama tiene una labia más agradable, y en la educación no es una excepción, como apuntas no es un troglodita. Aún así los estudiantes (y el resto) están ahogados en deudas y no consiguen ese deseado oficio o la ayuda federal.. Cuando F. D. Roosevelt por lo menos se formó el G. I. Bill para pagarle por completo la universidad a los veteranos ya que no había empleos para todos. Más escuelas/bibliotecas se cierran y privatizan hoy en eeUu.. Ninguno entra en fondo, ni para untarse, sobre la creciente desigualdad, pobreza, cambio climático... y sin embargo ambos $alen con la quimera de reducir o balancear el déficit a su estilo peculiar (eso sí, ni tocan las pomposas campañas electorales de 6 millardo$). Y siguen imprimiendo billetes como locos. Parece obvio, esté quien esté en la Casa Blanca, los grandes inversionistas impondrán su agenda o llevarán "su capital" a otro lado. Como señalas Norelys, las contradicciones están más agudas que nunca..

Norelys Morales dijo...

Gracias por el comentario abundante en argumentación.