Presidente y ministros cubanos evaluaron situación tras fuertes lluvias [+ video]

Blog Cuba, Isla Mía Miguel Díaz-Canel
Autoridades del Gobierno cubano y de las provincias del país, encabezadas por el presidente Miguel Díaz-Canel, evaluaron este 29 de mayo, la situación nacional derivada de la persistencia de intensas lluvias e inundaciones.

En la reunión, el ministro de Energía y Minas, Alfredo López, señaló que hasta la mañana de este martes alrededor de 58 mil consumidores estaban sin servicio eléctrico.

Para atender la emergencia se dispusieron 60 carros con la dotación correspondiente, aunque en algunos lugares incomunicados las labores comenzarán cuando sea posible el acceso.

La titular de Comercio Interior, Mary Blanca Ortega, aseguró que en los territorios afectados se están entregando los productos normados de la canasta básica, comenzando por los municipios más intrincados.

Al respecto, Díaz-Canel insistió en que debe priorizarse la seguridad de la ciudadanía y garantizar que esta disponga de alimentos y atención médica.

En la agricultura los daños se concentran en cultivos como el plátano, el frijol, el arroz, el tabaco y las hortalizas, así como en algunos sistemas de riego y en el acopio de leche.

Según el viceministro primero de este sector, Julio García, se está recogiendo todo lo que está en tiempo de cosecha y se mantiene bajo vigilancia el arroz maduro en los campos. Además, señaló que existen semillas y fertilizantes suficientes para empezar la recuperación.

El titular de Construcción, René Mesa, confirmó que varios puentes y carreteras sufrieron daños severos por las inundaciones y crecidas de ríos, por lo que se alistan equipos de ingenieros y arquitectos para, de conjunto con el Ministerio del Transporte, calcular las afectaciones y buscar soluciones a corto y mediano plazo.

La presidenta del Instituto de Recursos Hidráulicos, Inés María Chapman, comunicó que 141 embalses superan el 90 por ciento de llenado y todos los de la región central vierten.

Alertó que, aunque las lluvias van disminuyendo, se esperan importantes escurrimientos desde las montañas y, por lo tanto, debe mantenerse la vigilancia.

El ministro de Salud Pública, Roberto Morales, certificó que el sistema de salud se mantiene en funcionamiento, incluso en las provincias más afectadas, donde sí se registraron daños puntuales.

También llamó la atención sobre la necesidad de reforzar las medidas de control epidemiológico una vez que finalicen las precipitaciones y las aguas retornen a su nivel habitual.

De acuerdo con la titular de Educación, Ena Elsa Velázquez, alrededor de medio centenar de centros de enseñanza sufrieron daños y en otros 54 permanecen personas evacuadas.

En las cinco provincias centrales se detuvo el curso lectivo, pero se trabaja rápidamente para retomarlo en el menor tiempo posible con la aplicación de varias alternativas.

Las fuerzas del Ministerio del Interior se movilizaron en los territorios dañados para resguardar el orden y la seguridad y, según la máxima figura del organismo, Julio César Gandarilla, en los lugares evacuados hasta el momento no se reportan delitos relevantes ni hechos vandálicos.

Gandarilla informó que cuatro personas perdieron la vida, en todos los casos debido a imprudencias cometidas por los infortunados.

Mientras, las Fuerzas Armadas Revolucionarias se sumaron a las tareas de evacuación de quienes quedaron aislados en varios puntos de la geografía cubana.

Al decir del presidente Díaz-Canel, cuando comience a mejorar el clima hay que centrarse en la recuperación, el restablecimiento inmediato de servicios básicos como el suministro de agua, la electricidad, la transportación y la venta de alimentos.

El mandatario añadió que debe asegurarse el regreso de los evacuados a sus lugares de origen -siempre que sea posible-, reiniciar rápidamente el curso escolar y combatir con resolución los hechos vandálicos que pudieran producirse.



No hay comentarios.: