EE.UU. y el capitalismo agotaron el relato de los derechos humanos

Parte 1

Norelys Morales Aguilera.─ Es un hecho que la globalización neoliberal salta en pedazos, y con ella el relato sobre la protección de los derechos humanos. Reino Unido con la salida de la Unión Europea, y Estados Unidos con Donald Trump, lo tipifican, comenzando a dibujar nítidamente ese claroscuro donde surgen los monstruos, parafraseando la afirmación de Antonio Gramsci: “El viejo mundo se muere, el nuevo tarda en aparecer…”

Sin embargo, quizás uno de los resultados más trascendentes de la XIV Cumbre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) efectuada en Caracas este 5 de marzo, viendo su Declaración, al menos para los latinoamericanos y caribeños, es que en efecto, aparecen alternativas especialmente en la integración de nuevo tipo para preservar los derechos humanos, aún en medio la “borrachera de éxito” de la derecha hemisférica y norteamericana.

Tanto en Brasil como en Argentina, por ejemplo, mantener las fórmulas gastadas del lucro violador, está generando tal rechazo, que solo podrán contenerlo con la represión, si los pueblos allí lo permiten.

Mientras, para Estados Unidos, la llegada de Trump es la novedad de lo viejo, del retroceso en su estilo iconoclasta, del cual nadie se atreve a pronosticar las reales consecuencias, así como tampoco el alcance de la actual crisis capitalista, pero que a todas luces es insostenible cuando la renta del 1% de la población mundial supera la del 99%.

Este es primer gran quiebre que tiene hoy el relato, la mayor violación de derechos humanos, que realizan los grandes centros de poder del capital, que han concedido a Estados Unidos, el super violador de humanos y derechos, la misión imposible de policía del mundo.

El más reciente informe del Departamento de Estado sobre el tópico, lanzado en sigilo, y buenas razones tendrán, de momento ha ido a las calderas del fuego mediático, sin descartar, lógicamente, otras acciones peligrosas de la plutocracia gringa, que amplía gastos militares y moderniza el arsenal atómico.

Varios estados "calificados" por Washington han respondido al Rey desnudo.

Por su parte, Cuba, la bloqueada y sucia de barro humano, tiene mucho que decir y que mostrar en contraste, pero bien vale analizar la conjura mediática y otras realidades.

Parte 2

Guardaos de la levadura de los fariseos

Trabajan muy fuerte y sobre todo, con grandes ganancias, los establishments financieros y económicos, a través del establishment mediático, como les llama Vicenç Navarro, que de hecho es la mejor herramienta para la violación de derechos humanos y hacer inmutable el orden social injusto del capitalismo mundial.

Si un país, un grupo de países o un líder se sale del redil, se verá con la concentración oligopólica, controlada por sólo seis trasnacionales, (1500 periódicos, 1100 revistas, 9000 estaciones de radio, 1500 televisoras, 2400 editoriales). Ejemplos sobran. Y, es el caso cubano.

No bien, el Departamento de Estado se atribuyó el derecho, otra vez, de calificar a los supuestos violadores de derechos humanos, se dispararon las matrices mediáticas, esas que no se corroboran: “Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía” (Lucas 12, 1-3)

Solo hay que ver que ni un solo medio corporativo pone en duda lo dicho por Washington, y lo más grave, como si Estados Unidos no hubiera dados incontables pruebas de mentiras e hipocresías.  A una voz iban las huestes del capital: “Cuba es un régimen autoritario” o “violaciones de los derechos humanos en Cuba”. Así evalúa Estados Unidos, no necesita comprobación.

Pero, ¿de dónde toman los datos primarios para las conclusiones claramente sesgadas? Lo dijo el Secretario de Estado, Rex Tillerson: el informe refleja los esfuerzos concertados de embajadas y consulados de EEUU alrededor del mundo; los reportes son preparados por oficiales de derechos humanos en misiones de los Estados Unidos con información proveniente de una amplia variedad de la sociedad civil, el gobierno y otras fuentes.

¿Nadie tiene una duda razonable sobre esos “oficiales de derecho humanos” que justifican la tortura? El establishment mediático es cómplice, una vez más.

Un ucase washingtoniano del 3 de marzo de 2017 con 31 páginas dedicadas a Cuba [1] fue armado así, y vale hacer notar, que los acusadores en la Isla, son personas que viven de la paga de sus empleadores en Estados Unidos, especialmente en el enclave de Miami, los llamados “disidentes” que piden para su país el desmontaje del orden constitucional de la Revolución y el sostenimiento del bloqueo, que clasifica como genocidio contra el pueblo cubano.

Qué dicen los “oficiales de derechos humanos” de Estados Unidos, de un Informe “muy similar al de años anteriores” como escribe Diario de Las Américas.

-    Duras condiciones de prisión, detenciones y arrestos arbitrarios
-    Los ciudadanos en Cuba no pueden elegir a su propio gobierno
-    Acoso y detenciones para impedir la libertad de expresión y las reuniones pacíficas.
-    Los trabajadores no pueden establecer sindicatos independientes para defender sus derechos laborales
-    Monitoreo y censura la comunicación privada
-    El Gobierno cubano "se niega a reconocer a grupos independientes de derechos humanos o permitir que funcionen legalmente"
-    Cuba es incluida entre “los principales lugares de blanqueo de dinero en el mundo”

Cualquiera podría preguntarse si esto no es lo que sucede en el propio país “evaluador”.

La OMS dice que Cuba es uno de los países con mejores indicadores de salud, mortalidad infantil equivalente al primer mundo, sistema universal de cobertura sanitaria, esperanza de vida alta, entonces, ¿se respetan los derechos humanos en Cuba? ─ se preguntaba un internauta ─, si la UNESCO entrega indicadores de educación, cultura y deporte donde Cuba figura con buenos resultados,¿ se respetan los derechos humanos en Cuba?, si la UNICEF dice que en Cuba existen las mejores condiciones para el desarrollo integral de los niños(as), entonces ¿se respetan los derechos humanos en Cuba?, si la FAO señala que los objetivos del milenio en materia de nutrición y hambre cero, Cuba los cumplió ya hace muchos años, ¿Cuba respeta los derechos humanos?, si el PNUD nos indica que Cuba está dentro de los países con mayor índice de desarrollo humano, entonces ¿Cuba respeta los derechos humanos?

Hay que ver a quién favorece el furor mediático contra Cuba. 

Todavía deprime aquel dramático espectáculo en la ONU del 5 de febrero de 2003, cuando el secretario de Estado de George Bush, Colin Powell exhibió un frasquito que simulaba tener ántrax y dijo: "No cabe duda de que Saddam Hussein tiene armas biológicas y la capacidad para producir con rapidez muchas, muchísimas más".

Con mentiras que los medios repitieron hasta el cansancio, fueron a la guerra contra Irak y hoy las consecuencias continúan siendo atroces. Estimaciones conservadoras indican que la guerra ha provocado 4 millones de muertos en Afganistán, Pakistán e Irak. [2]

En el hemisferio Occidental, el uso sistemático en la esfera política, de las prácticas de agresiones y terrorismo, se inició precisamente contra Cuba. El saldo de las acciones contra la Isla no puede ser minimizado:

─ Más de 3 mil cubanos muertos
─ Más de 1000 mutilados e incapacitados.
─ Mas de 753 mil 688 millones de dólares de pérdidas económicas por el bloqueo, en el mismo período "evaluado" por EE.UU. y,
─ 125 mil 873 millones de dólares calculados a precios corrientes en 50 años de bloqueo [3]

Esto es genocidio y flagrante violación de los derechos humanos de todo un pueblo.

Los medios corporativos son cómplices.

Definitivamente, el relato de la defensa de los derechos humanos por Estados Unidos y el capitalismo mundial, está agotado. Solo les queda el papel de represores mundiales con su poderío económico, militar y de destrucción medioambiental, y que los medios contribuyan con la violación, porque usan todos los recursos reconocidamente útiles para hacer mercancía de la información veraz.

Notas

[1] http://www.state.gov/j/drl/rls/hrrpt/humanrightsreport/index.htm?year=2016&dlid=265578
[2] http://www.voltairenet.org/article187311.html
[3] http://www.cubavsbloqueo.cu/es

Comentarios