Rajoy, "mediador" al servicio de Trump

Distintos partidos han reaccionado con críticas a aspectos de la conversación telefónica que Mariano Rajoy mantuvo el martes con Donald Trump, en la que se ofreció a mediar entre EE.UU. y la Unión Europea (UE), América Latina, Oriente Medio y el Norte de África, y en la que se dice que el mandatario estadounidense pidió que aumente el gasto de España en defensa. reseñó HispanTv.

"Hoy los españoles comprueban cómo su presidente se ha ofrecido como una suerte de mayordomo, en vez de defender la posición de los socios europeos. Esto nos retrotrae a la imagen de las Azores, cuando España se sometía a los intereses de Estados Unidos", ha afirmado este miércoles el portavoz de la Comisión Gestora del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Mario Jiménez.

El socialista recordó la foto que se hicieron el entonces presidente del Gobierno, el ‘popular’ José María Aznar (1996-2004), el presidente estadounidense George W. Bush (2001-2009) y el primer ministro británico Tony Blair (1997-2007), junto al primer ministro portugués, José Manuel Durao Barroso, imagen que escenificó el apoyo de España a la invasión de Irak en 2003.

Para Jiménez, la conversación telefónica pone de manifiesto una "actitud impresentable" por parte del Gobierno español. "La mayoría de españoles estarán hoy indignados con que Rajoy no haya reclamado, como han hecho otros países europeos, que paren las actuaciones que está llevando a cabo el presidente de Estados Unidos".

Por su parte, Podemos se ha sumado a las criticas y ha censurado que Rajoy sólo defienda la soberanía nacional cuando se trata de Cataluña, pero no frente a Estados Unidos.

Entre tanto, El Huffington Post reprodujo el comentario del periodista Iñaki Gabilondo:
"A Donald Trump le debieron pasar información muy superficial sobre Rajoy si no le dio la risa cuando nuestro presidente se ofreció como interlocutor de EE UU en Europa, Latinoamérica, norte de África y Oriente Medio. Primero, porque eso es de mucho trabajar, y segundo, porque es un tipo de actividad que Rajoy no ha practicado en su vida. Eso de mediar no le va mucho, Cataluña es el ejemplo más reciente.
Ni por temperamento ni por vocación Mariano Rajoy vale para tareas en terrenos resbaladizos. A él le sacan del sentido común y se aturde. Otra cosa es que él llame mediar a actuar como recadista de Trump. Repetiría el papel jugado por Aznar como caddy de Bush, se dan algunas circunstancias similares.
Frente a las exigencias de Alemania y Francia, la vieja Europa, siempre tan pijotera, ahora como entonces, nosotros entregamos incondicionalidad. Y la demostramos desde la primera conversación.
Rajoy habló ayer con Trump de todo, pero no introdujo ni la menor insinuación crítica ni sobre el muro de México ni sobre los inmigrantes. Nosotros no somos de poner pegas. La ventaja de este servilismo es que no requiere un gran dominio del inglés. Basta con saber decir yes."
Como era de suponer las redes sociales vieron la conversación en clave de memes.