Gobernador de Florida obliga a anular acuerdo con Cuba

Scott con Trump y la furibunda Ileana Ros-Lethinen
El Puerto de Everglades, en Fort Lauderdale, Florida, suspendió la firma de un acuerdo de negocios con Cuba, tras la amenaza del gobernador republicano Rick Scott de restringirle fondos estatales, informó la víspera la televisión cubana.

Scott amenazó a través de su cuenta de twitter con recomendar a legisladores recortar fondos estatales a los puertos que hagan negocios con Cuba, un día después que esa instalación recibiera, por primera vez en 50 años, un cargamento de carbón artesanal cubano, informó PL.

El Comisionado del Condado de Broward, Chip LaMarca, explicó que tras una reunión con Stever Cernak, director del Puerto de Everglades, éste le dijo que no se firmaría el memorándum de entendimiento con Cuba que se negocia desde mayo de 2016, publicó Cubadebate.

La amenaza de Scott está en tres tuit que no dejan dudas de la intimidación @FLGovScott y el mismo lenguaje de personajes como la furibunda Ileana Ros-Lethinen, sin obviar, al magnate presidente Donald Trump, quien ya ha sido advertido que Cuba no va a claudicar.


  • No podemos condonar el comportamiento opresor de Raúl Castro. Hay serias preocupaciones en cuanto a seguridad y derechos humanos. (3/3)
  • Recomendaré que se restrinja en mi presupuesto la adjudicación de fondos estatales para puertos que trabajen con Cuba. (2/3)
  • Me decepciona que puertos de la Florida hayan llegado a cualquier tipo de acuerdo con la dictadura cubana. (1/3)
  • De acuerdo con el reporte, el director del Puerto de Everglades, Stever Cernak, anunció que no se firmará el memorándum de entendimiento negociado desde mayo de 2016 con La Habana.

    Aunque la decisión de Scott no impide que otros estados permitan la entrada de barcos cubanos, representa un retroceso para futuros acuerdos económicos con Washington.

    Una delegación cubana tenía planeado reunirse este fin de semana con autoridades del Puerto de Everglades para rubricar el acuerdo, y más adelante con dirigentes de los puertos de Palm Beach y Tampa en Florida, así como el de Virginia en Norflok.