Fidel Castro: reposan sus cenizas invictas en Santa Ifigenia [+ fotos y video]

Santiago de Cuba fue el final para el recorrido del cortejo fúnebre del Comandante Fidel Castro, saludado por miles de personas situadas en ambos lados de las calles que al paso del armón con la urna gritaban "¡Yo soy Fidel!", una visión repetida desde que partió de La Habana tras recorrer casi 1.000 kilómetros durante los pasados cuatro días, en sentido inverso del itinerario de la Caravana de la Libertad realizada en enero de 1959 tras derrocar la dictadura de Fulgencio Batista.


Después del avance por sitios emblemáticos de la ciudad santiagura y de la multitudinaria concentración popular en la noche del sábado 3 de diciembre en la Plaza Mayor General Antonio Maceo, en horas de la mañana de este domingo fueron depositadas en su lugar de descanso definitivo las cenizas del líder de la Revolución Cubana, en una ceremonia familiar, en la cual estuvieron los escoltas y los compañeros que cuidaron al líder de la Revolución en sus últimos años,  que depositaron rosas blancas en la base del panteón.

La fila comenzó con Raúl y terminó con el argentino Diego Armando Maradona, y entre uno y otro los presidentes Nicolás Maduro –Venezuela-, Daniel Ortega –Nicaragua-, Evo Morales –Bolivia-, Denis Sassou-Nguesso –Congo-, Malatu Teshome –Etiopía-, Alfred Marie-Jeanne –presidente del Consejo Regional de La Martinica- y los ex mandatarios, Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, de Brasil.

Desde muy temprano fueron a las calles hombres y mujeres, muchos de ellos apenas sin dormir por su presencia en la vigilia y en la multitudinaria concentración de la víspera en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, donde el presidente, Raúl Castro, pronunció las palabras centrales para la despedida a Fidel, ante una multitud calculada en medio millón de personas.

Las primeras imagenes transmitidas por la Televisión Cubana, este domingo, indicaban, que ahora un silencio luctuoso era ofrendado al líder del proceso revolucionario cubano por las personas que desde las 7 horas locales de Cuba, rendían el último tributo a un hombre, aún indescriptible. A las 7:40 de la mañana salieron los últimos dolientes del cementerio de Santa Ifigenia.

La noche de este sábado Raúl reveló la voluntad expresa de Fidel de no recibir homenaje alguno en bustos o mausoleos, testimonio de su rechazo al culto a la personalidad, que se hará ley en la Isla. Para confirmarlo, en el cementerio sus cenizas invictas tendrán han sido asentadas en el centro de una gran piedra, trasladada desde la Sierra Maestra. Inequívoco signo de la sencillez perpetua para su inmensidad.

El cortejo fúnebre desde la Plaza de la Revolución "Antonio Maceo" al cementerio de Santa Ifigenia estuvo acompañado por el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías y los viceministros, generales de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín y Joaquín Quinta Solás.


Comentarios