3/2/16

La derecha se desespera: Cuba avanza

Norelys Morales Aguilera.-- El más reciente editorial de The Washington Post confirma la desesperación de los grupos de la derecha de Estados Unidos, que han visto con muchas dudas el cambio de estrategia en la política de Barack Obama hacia Cuba.

El editorial publicado este lunes 1 de febrero titulado "El fracaso en Cuba" (Failure in Cuba), sostiene que hasta el momento la histórica política de apertura de Obama hacia Cuba parece no estar cumpliendo con sus objetivos declarados de liberar el potencial de los cubanos y empoderar al naciente sector privado en la isla, según Notimex.

No hace falta genialidad para comprender lo que se pretende al desconocer la economía mixta, que plantea la actualización del modelo económico cubano y repetir los tips de "régimen", "dictadura" y otras supercherías.

Ni debe ser casual la coincidencia la publicación con la importante visita de estado que iniciaba el presidente cubano Raúl Castro a Francia, convertida desde hace meses, indicaba Dpa, en el principal interlocutor europeo de Cuba, incluso por delante de España, que suele reclamar para sí ese papel en las relaciones de la Unión Europea (UE) con los países latinoamericanos.

Según el Post “Hay escasa evidencia de un cambio dramático en Cuba, quizás porque el señor Obama continúa ofreciendo al régimen de Castro concesiones unilaterales sin requerir nada a cambio”, que podría resumir la esencia de una "declaración de principios".

¿Qué esperaban los mentores del Post, acaso poner de rodillas a la Isla en cuatro días?

Pero, lo peor, en lo que insisten las corporaciones mediáticas hacia el pueblo norteamericano en particular, es que la Administración Obama "hace concesiones", mientras no se dice nada al respecto de que fueron los Estados Unidos quienes rompieron relaciones con Cuba y luego han sostenido una política de hostilidad durante más de cinco décadas, dañando al pueblo cubano en su totalidad, que no se ha rendido. Política fracasada, sin dudas.

Asimismo, pese a que Cuba insiste en un nuevo tipo de relación respetuosa e independiente, y trata de dar credibilidad a que las posiciones de Obama son sinceras, es imposible no ver con recelo que Washington no ha desmontado el aparato agresivo hacia la Isla, que no es más ni menos que la política que verbalmente reconocen fracasada.

El editorial del importante medio ha sido bastante reseñado en español por agencias y medios, pero hay una frase a la que no se refieren: "En ausencia de un levantamiento popular, es raro que los tiranos se retiren voluntariamente." (In the absence of a popular uprising, it is rare for tyrants to voluntarily retire.)

Están desesperados porque no aparece "el levantamiento popular" con el que sueñan los mentores de la derecha y ultraderecha del Post.

Tips más allá o más acá del editorial, Cuba, sigue siendo la piedra en el zapato mientras no acepte el espejismo y el chantaje de la economía de mercado, con el agravante, para ellos, de mostrar otro camino posible.

Y, la derecha y las apetencias de sacar lascas a Cuba, vuelve a toparse con la capacidad y dialéctica de la Revolución, que es lo que en el fondo los aterra porque se abre la certeza de que la Isla avanza, aunque lo silencien.

Si tienen dudas, solo véase la visita del presidente Raúl Castro a Francia, con la condena al bloqueo por delante del francés François Hollande, los acuerdos logrados y el anuncio de altos dignatarios cubanos de que la Isla diversificará sus relaciones comerciales, para no depender únicamente de Estados Unidos cuando se levante el bloqueo.

Usted puede comprobar por sí mismo en el editorial del Post la desesperación inocultable. No es para menos viniendo de donde viene y Cuba dando pasos al desarrollo y el perfeccionamiento de su economía, que los está dejando, a todas luces, con la boca abierta.

https://www.washingtonpost.com/opinions/failure-in-cuba/2016/01/31/f725a6c6-c5f0-11e5-a4aa-f25866ba0dc6_story.html
Publicar un comentario