5/2/16

Evo Morales denuncia guerra sucia y mentiras en su contra

Evo Morales. Foto tomada de Télam
El presidente boliviano, Evo Morales, descalificó este viernes (5-2-2016) maniobras de la derecha opositora para intentar desprestigiar su imagen, con elementos que demuestran la falsedad de lo que llamó una guerra sucia de mentiras a falta de propuestas.

Quiero decirle al pueblo boliviano, recalcó en rueda de prensa, que no se deje confundir con esas mentiras. Nosotros, dijo, no nos ocupamos de contestar falsas acusaciones, seguimos enfrascados en potenciar inversiones y empresas para el desarrollo del país.

Lamentó mucho que los opositores sólo estén inventando cosas para desprestigiarnos en lugar de presentar propuestas, dijo, y afirmó "que todas esos infundios nos fortalecen, porque jamás hemos mentido y tenemos moral que conocen los movimientos sociales y el pueblo".

Respecto a la más reciente acusación de tráfico de influencias con una antigua relación suya, reveló que a Gabriela Zapata la conoció el 2005, era su pareja, el 2007 tuvieron un bebé el cual lamentablemente falleció, y luego de algunos problemas se distanciamos ese mismo año.

Han pasado más de 10 años y no puedo entender cómo algunas personas pretendan inventar, con fines netamente políticos, que hubo tráfico de influencias con esa señora y que yo había facilitado su contratación en la empresa china CAMC, comentó Morales.

Nunca más nos comunicamos, recién hoy mandé averiguar qué era de su vida y me informaron que se había casado y contratado en esa empresa, cosa que yo no sabía, señaló.

Esa empresa china, la segunda inversión más grande del país y con la que el Gobierno firmó siete contratos el 2013 y en años anteriores, lamentablemente no ha cumplido el compromiso para la construcción del tramo del tren eléctrico de Bula Bulo a Montero.

Por ese incumplimiento, antes de estas falsas acusaciones, el gobierno decidió ejecutar la boleta de garantía contra esa empresa por 50 millones de dólares, lo cual echa por tierra cualquier beneficio por supuestos tráfico de influencia.

Dentro de esta guerra tan sucia, recordó Morales, en las elecciones del 2012 algunos dirigentes opositores ofrecieron 20 mil dólares a una compañera que creían era mi pareja para que hablara contra mí, y el 2014 ofrecieron un cargo a otra amiga para hablar en mi contra.

La derecha ha utilizado alguna gente para decir que Evo es narcotraficante, que tiene cuentas bancarias en el exterior, esta clase de mensajes demuestran que la derecha no tiene ninguna propuesta y lo único que sabe es mentir, mentir y mentir, enfatizó.

Cuando me expulsaron del Congreso el 2002, agregó, dos ministros amigos me informaron que la instrucción de la embajada de Estados Unidos al gobierno era expulsarme, procesarme y sentenciarme con inhabilitación para ser candidato a la Presidencia de la República.

Pero, recordó, los movimientos sociales y en especial los campesinos, se movilizaron y bloquearon casi toda Bolivia, impidieron me procesaran e inhabilitaran y ganamos esa batalla legal.

El 2002 éramos sólo cuatro diputados y el propio 2002 volvimos a ser diputado, pero con 27 diputados y ocho senadores del Movimiento al Socialismo, enfatizó.

Cambió la historia, hemos soportado eso, el intento de secuestro de mi hijo Álvaro, acusaciones falsas, y estamos informados de lo que buscan la derecha y sus patrocinadores con estas campañas de cara al próximo referendo, subrayó el presidente boliviano./PL
Publicar un comentario