14/12/15

Cuba-USA: Lázaro, levántate y anda

Néstor García Iturbe.--Todos hemos escuchado en alguna oportunidad aquella frase que se le atribuye a Jesucristo ante la tumba de Lázaro.  LÁZARO…LEVÁNTATE Y ANDA.

Muchas personas en Cuba, creyentes y no creyentes, cuando se seleccionó el día 17 de diciembre para las alocuciones que realizaron nuestro presidente Raúl Castro y el de Estados Unidos, Barack Obama, de inmediato señalaron, que la coincidencia del evento político con la efemérides religiosa, respondía a una intención determinada. Babalú Ayé estaba supervisando lo que  se planificaba.

En realidad, el proceso que públicamente se conoció ese día, se ha levantado y está andando, sin que esto quiera decir que no existan dificultades ni diferencias de criterios, pero lo principal es que los dos países están conversando sobre los problemas existentes entre ambos.

Cómo ya he señalado anteriormente, el que Estados Unidos se haya dispuesto a entrar en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, es una victoria de Cuba y el mismo Obama con sus palabras lo confirmó, al plantear que la política hacia Cuba en los últimos cincuenta años había resultado un fracaso y no había promovido los intereses de Estados Unidos en Cuba.

Durante el año que está por transcurrir, desde aquel Día de San Lázaro, la crisis que existía entre los dos países ha tenido un cambio sustancial, pues ahora tenemos relaciones diplomáticas y una embajada representando a cada país en la capital del otro.

Los planteamientos de Cuba, requiriendo ser excluida de los países promotores del terrorismo internacional y el problema que representaba el no tener servicios bancarios en nuestra Sección de Intereses en Washington, fueron solucionados.  Además de esto, tuvimos la gran alegría, de que pudieran regresar a nuestro país, los héroes, que aún se mantenían en prisiones estadounidenses, canjeados por agentes de la CIA prisioneros en Cuba.

La parte estadounidense también tomó otras medidas, además de las ya señaladas, las cuales están en línea directa con su nueva política, en vez de la hostilidad como único medio, agregar y dar importancia a la subversión político ideológica. El objetivo sigue siendo el mismo, destruir la Revolución Cubana

Si repasamos las medidas anunciadas por Obama a raíz de sus pronunciamientos del 17 de diciembre, encontraremos que todas van dirigidas con ese fin, estas fueron:

Aumento de las remesas, para poner más dinero en manos de los privados y fomentar ese sector de negocios en Cuba.

Dar mayores facilidades para viajar a los cubanos residentes en Estados Unidos, los que él considera sus mejores embajadores, pues vienen a traer al pueblo de Cuba las vivencias y progresos que han tenido, desde que viven en la sociedad capitalista.

Ampliar las licencias de viajes a estadounidenses, para incrementar los contactos People to People, lo cual debe dar como resultado un incremento del apoyo y simpatía a Estados Unidos dentro de la población cubana.

Facilitar las comunicaciones y el envío a Cuba de todo tipo de equipo relacionado con ese fin. Algo importante para sus planes, pues con eso se incrementarán los contactos electrónicos entre particulares y la entrada de propaganda en Cuba.

Podemos agregar lo siguiente a todo esto.

Las medidas de Obama no han modificado en lo sustancial el bloqueo económico comercial y financiero al que Estados Unidos nos tiene sometidos.    No hay planes para entregar a Cuba la Base estadounidense en la Bahía de Guantánamo.  Radio y Televisión Martí continúan transmitiendo con un presupuesto de mas de 30 millones de dólares anuales.

El Departamento de Estado sigue contando con  15 millones de dólares, para pagar los salarios de sus agentes en Cuba, las Damas de Blanco y otros grupos de los llamados disidentes.   La USAID tiene un presupuesto de 700,000 dólares para contratar periodistas que vengan a Cuba con el propósito de  contactar  jóvenes, negros, mujeres y vincularse a los grupos de derechos humanos.   La CIA incrementó su presupuesto en cerca de un millón de dólares, con la apertura de la Estación que ahora tienen en la Habana.

Unido a todo esto, la ofensiva de Estados Unidos contra otros países de América Latina, no solamente está dirigida a tratar de recuperar el terreno perdido y las posesiones que ahora están en manos de los pueblos, tiene como segunda intención, el afectar las relaciones de dichos países con Cuba y tratar por todos los medios de reducir el intercambio y cualquier beneficio económico que nuestro país obtenga de dicha relación. Argentina y Venezuela son ejemplos recientes de la actividad del imperio contra  legítimos intereses nacionales.

AMÉRICA LATINA…LEVÁNTATE Y ANDA.

En este caso son los pueblos revolucionarios de América Latina los que se han de levantar para luchar hasta las últimas consecuencias y aplicar lo que dijo José Martí, “los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas.”

Publicar un comentario