2/9/15

Maduro pidió a Santos una reunión cara a cara

“He llamado al presidente Juan Manuel Santos a que hagamos una reunión cara a cara, face to face, pronto (…) y busquemos con la verdad, en base al diálogo, el respeto, no a la promoción del odio que se promueve contra mí, busquemos canalizar y resolver de raíz este tema”, exhortó ayer el presidente Nicolás Maduro a su homólogo colombiano a propósito del tema fronterizo en el país.

Durante la edición número 38 de su programa Contacto Con Maduro, realizado desde el Salón Hugo Chávez de la Embajada de Venezuela en la República Popular China, instó a las autoridades colombianas “a que cesen a su campaña de odio promovida por sectores de la derecha colombiana.

“Una campaña de mentira contra Venezuela y contra mí como presidente de la República, y en base a la verdad, el respeto, busquemos soluciones profundas, estructurales y radicales, que es lo que nuestros pueblos quieren”, dijo.

Maduro insistió en que en Bogotá “deben recobrar la sensatez, debe haber un cese a la campaña de odio donde llaman a asesinarme públicamente, de odio contra Venezuela. Recobren la sensatez y busquemos un punto de equilibrio, de entendimiento para una nueva frontera”.

Agregó que Venezuela siempre apoya el proceso de paz en Colombia y le pidió al presidente Santos la ayuda para pacificar la frontera.

ATAQUES A LA MONEDA Y CONTRABANDO

El mandatario nacional exigió al Gobierno colombiano tomar medidas de autoridad y de gobierno para prohibir el ataque a la moneda venezolana, que se “hace vulgarmente en la ciudades fronterizas y en Bogotá”.

A su juicio, “ningún país del mundo puede aceptar que en la frontera inmediata del país vecino y en la capital de esa nación se pretenda colocar el precio de su moneda y el sistema cambiario de la moneda, dentro de una política criminal de ataque de un elemento fundamental, como lo es el valor de la moneda nacional”.

Sugirió que Colombia debe corregir su comportamiento. “Es un elemento que en la mesa el Gobierno colombiano se ha comprometido a corregir, a la luz de todo este debate, y es uno de los temas fundamentales que quiero conversar personalmente con el presidente Santos”.

Indicó que en Colombia tiene que haber un compromiso y acciones concretas para corregir todo el contrabando de extracción, que viene desangrando la economía de la frontera y golpeando las cadenas de logística y suministro del sistema económico venezolano.

Por otra parte, denunció que diariamente por el paso fronterizo Puente Internacional Simón Bolívar, ubicado en la frontera colombo-venezolana, se emprendía una operación destinada al contrabando de extracción de autopartes desde Venezuela a Colombia.

“Ingresaban a Venezuela 40 mil vehículos, muchos de estos, entraban y en una operación especial les cambiaban todo: cauchos, baterías y otros componentes del vehículo. Luego pasaba al lado colombiano y en un circuito perverso de extracción les quitaban todo eso y regresaba, el otro día, a Venezuela con cauchos usados, viejos”, explicó el Presidente.

UNA NUEVA FRONTERA DE PAZ

Maduro reiteró su compromiso para la construcción de una nueva frontera con Colombia basada en la paz, el trabajo y el respeto entre ambas naciones.

Dijo que la responsabilidad del Gobierno Bolivariano es “establecer y construir una frontera de paz, de trabajo, libre de paramilitarismo, de chantaje, de guerra económica, de violencia. Una nueva frontera, es una responsabilidad de parte y parte”.

Indicó que el objetivo de las acciones constitucionales que se han tomado, debido a que es necesario la protección del pueblo venezolano que vive en la frontera, se ve afectada por la fuga de paramilitarismo y contrabando de alimentos y de productos venezolanos hacia el vecino país.

Manifestó que el Gobierno Nacional continuará tomando acciones constitucionales para la defensa de la paz en la frontera entre ambas naciones. Pidió a su par colombiano, Juan Manuel Santos, colocarse en la mejor voluntad de ayudar a Venezuela en la búsqueda de la paz que necesita la frontera.

Rechazó que desde el territorio colombiano “dirigen bandas paramilitares y de narcotraficantes, nos hacen guerra económica, atacan la moneda”.

Maduro señaló que por el contrario, en Venezuela debe prevalecer otra realidad “porque ya se estaban apoderando del territorio y la población venezolanos, estableciendo un suerte de película de terror para las familias del lado tachirense y otros lugares de nuestra frontera”.

Recordó que en Venezuela viven actualmente más de 5 millones 630 mil colombianos, quienes han sido incluidos en los diferentes programas sociales impulsados por la Revolución Bolivariana.

Añadió que los colombianos que llegaron al país huían de la guerra, de la violencia, de las bandas de narcotráfico y paramilitarismo, lo que generó “una oleada de crisis humanitaria severa. Lo que más corresponde para la responsabilidad histórica debe ser reconocer esa realidad y no caer en el juego de una campaña de manipulación, de mentiras que los pueblos no creen”.

En el programa estuvo presente un grupo de intelectuales, académicos y artistas chinos: el traductor de la biografía del Comandante Supremo Hugo Chávez, el académico Xu Shicheng; el traductor al español del libro El arte de la guerra, de Sunzi, Sun Lizhong; la autora de la obra titulada Cómo los chinos cuidan su salud, Elena Wang, y Yu Chingsong, creador de un retrato del Comandante Chávez, el cual fue obsequiado a la Embajada de Venezuela en China.

También asistieron los vicepresidentes de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez; de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres, y el de Comunas y Movimientos Sociales, Elías Jaua.

Igualmente, estuvieron presentes la canciller venezolana Delcy Rodríguez; los ministros de Transporte Acuático y Aéreo, Giussepe Yofreda; de Ciencia, Tecnología y Educación Universitaria, Manuel Fernández; la de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, así como el presidente de Petróleos de Venezuela, Eulogio del Pino.

CCS
Publicar un comentario