31/12/14

Epílogo del supuesto “Ocuppy Wall Street” cubano [+ fotos y video]

Corresponsales de medios internacionales fatigados de aburrimiento
Norelys Morales Aguilera. -- ­ La foto de los corresponsales extranjeros apostados en la Plaza de la Revolución en la Habana el 30 de diciembre de 2014 sobre las 3:00 pm hora local, esperando que algo sucediera y que no sucedió, es lamentable. Al margen de cualquier preferencia personal o certeza periodística de alguno de ellos, cumplían los encargos de sus redacciones, que trazaron la agenda por los condicionamientos ideológicos de todas las campañas contra Cuba.

Lo publicado por las agencias obviamente solo hace referencia a la convocatoria mediática realizada por Tania Bruguera, actualmente residenciada en Nueva York, que llegó a Cuba, procedente de Italia (el viernes 26 de diciembre), de donde arribó con la idea del performance que fue promovido por redes sociales en la plataforma "Yo también exijo".

Áreas de la Plaza de la Revolución a la hora citada para el show
Según rezaba la convocatoria, la idea era que en fecha y horario señalado, los ciudadanos se acercaran a un micrófono y hablaran durante un minuto para "exigir sus derechos, relatar sus sueños y describir sus problemas cotidianos", dijo BBC Mundo.

¡Muy bonito, atrayente e ilusionador como se hace el buen marketing político detrás del cual se ocultan siempre intereses no declarados! Los incautos podrán creerlo, pero al mínimamente informado sobre Cuba, la idea le contradice lo que precisamente hacen los cubanos y cubanas todos los días de dios. Espacios hay para ello y en la Isla en esas aspiraciones nadie se anda con medias tintas.

En verdad se montó una provocación que tuvo, admitió BBC Mundo, una promoción amplísima en las redes sociales.

El hashtags #yotambienexijo comenzó a ser tuiteado abrumadoramente desde fuera de Cuba coincidiendo con una agresiva campaña de envío de spam hacia la Isla via SMS y correos electrónicos suplantando la identidad del sitio Cubadebate y del bloguero Iroel Sánchez colaborador de esa web.

Dicha provocación tuvo varios objetivos, pero de inmediato la línea de mensajes de la “represión” en Cuba, la falta de libertades, la vigilancia gubernamental y el error de Estados Unidos de negociar con “el régimen” vinieron a colación.

Sin confirmaciones que no fuesen las "denuncias" de los llamados “disidentes”, Afp contó en su informe que “Las autoridades cubanas arrestaron a la artista Tania Bruguera y a otros disidentes para impedir una tribuna pública en La Habana, en una ola represiva que causó este miércoles el primer roce entre Cuba y Estados Unidos tras su histórica reconciliación.”

Dos de las pocas imágenes captadas por los que denuncian "la ola represiva", incapaces de confirmar la "brutalidad del régimen", a pesar de que nadan en celulares y cámaras que debían estar listas para el "acontecimiento" que no se produjo
Esta otra imagen hilarante de la "vigilancia" en la Plaza de unos uniformados sin tensión alguna desde una de las sedes del gobierno.
“Ola represiva” afirmó la Agencia noticiosa, lo esperado para que se produjera la invariable reacción de Estados Unidos hasta hoy cuando chilla la “disidencia” creada por la ultraderecha . Si antes pudo haber dudas, eso fue lo único que logró el performance mediático que pretendía un “Ocuppy Wall Street” cubano con el fin de entorpecer el camino que se avizora de restablecimiento de las relaciones diplomáticas de Washington y La Habana, rotunda victoria de Cuba que deja descolocados a los mercenarios y vividores del negocio de la contrarrevolución.

Efe dio con la perla: “La Casa Blanca ha redistribuido en su cuenta oficial en twitter la queja que difundió por esa red social la subsecretaria para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, que mostró su apoyo a la disidencia cubana.

"Apoyamos a los activistas que ejercen su derecho a la libertad de expresión y denunciamos los arrestos de hoy en #Cuba", escribió en su cuenta Jacobson, quien reiteró que la defensa de la libertad de expresión en ese país sigue siendo un eje de la política estadounidense.”

Detrás de la controvertida Bruguera y con su complicidad se mueven personajes de toda laya, desde los “disidentes” locales que se tocan el bolsillo a los terroristas miamenses que organizaron una más sus gastadas pataletas en la Torre de la Libertad de Miami (Ver fotos debajo del video).

Así como,  medios de la contrarrevolución o el capital transnacional: El Nuevo Herald, Café Fuerte, Marti.com, el Diario de Cuba, Cubanet, CUBAENCUENTRO.com, 14ymedio.com, etc. finaciados con el dinero del contribuyente norteamericano para "el cambio de régimen" en la Isla y, en España El Mundo, EL PAÍS, o el “independiente” BBC Mundo, entre otros.

Fracasaron una vez más y lo más frustrante para los llamados eufemísticamente “opositores” es que seguirán fracasando porque miran más al amo que al pueblo al que dicen representar, desgañitándose con un discurso viejo, antidemocrático y permeado de vilezas y bajas pasiones.




Torre de la Libertad en Miami
Nótese la composición etarea y la "multitud"
El lumpen profesional Pardo Lazo
La vividora Rosa María Payá
La terrorista Silvia Iriondo acosada de frustración
El terrorista Ramón Saúl Sánchez acumulando derrotas en su haber
Publicar un comentario