10/10/14

La OMS eleva a más de 4.000 las muertes por ébola en siete países

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este viernes (10/10/2014) que 4, 033 personas han muerto como consecuencia del ébola en siete países, aunque la inmensa mayoría han fallecido en Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, donde la epidemia empezó el pasado marzo.

El número de infectados registrados hasta el pasado día 8 de octubre es de 8.399, lo que representa 366 más con respecto al informe que la organización internacional divulgó hace dos días. El país con un mayor número de víctimas sigue siendo Liberia, donde han fallecido 2.316 personas contagiadas con el virus. En Guinea, han perdido la vida 778 enfermos, mientras que en Liberia la cifra sube hasta los 930, contando tanto casos probables como confirmados.

La lista de la OMS incluye también muertos en Nigeria (ocho) y Estados Unidos, donde esta semana falleció un liberiano que había desarrollado los síntomas tras llegar a Texas. Senegal cuenta con un único caso, al igual que España, que entra por primera vez en el balance, según Efe.

Mientras, el ébola continúa su expansión imparable en el oeste de África, donde se inició esta pandemia, pese a los recursos desplegados por los países occidentales y del resto del mundo, que intentan blindarse con controles a posibles enfermos y protocolos sanitarios para impedir la entrada del virus.

El ébola arraiga en las capitales

En Liberia y Sierra Leona, los dos países más golpeados por la fiebre hemorrágica, el ébola está arraigando en las capitales, Monrovia y Freetown, pese a los esfuerzos nacionales e internacionales desplegados para atajar los contagios. Ambos países han recibido ayuda militar estadounidense y británica esta semana para tratar de contener la expansión del ébola.

Así, en Guinea, cuna del brote de ébola más mortífero de la historia, el caos desatado "impregna ya cada aspecto de la vida de las personas", ha alertado el director de la Oficina de Políticas de Desarrollo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el español Magdy Martínez-Solimán.

Aumento de casos en Guinea Conakry

La economía de Guinea había comenzado a crecer tras una prolongada inestabilidad política, pero esa tendencia ha vuelto a contraerse con la expansión del virus, que ha causado 768 muertos, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Médicos Sin Fronteras (MSF) ha advertido también de que sus centros de acogida a pacientes en Conakry corren peligro de saturarse, como consecuencia de un aumento repentino de casos en los últimos días en la capital guineana.

El doctor madrileño Jose María Echevarría, que lucha cada día contra el ébola en Sierra Leona, ha explicado a Efe que, aunque la epidemia siga "totalmente fuera de control", la única manera de frenar su expansión son los protocolos. "Hay que ponerlos en marcha, funcionan si se hacen bien las cosas", ha explicado en una entrevista telefónica.

Por ello, este médico voluntario de la ONG estadounidense International Rescue Comittee (IRC) opina que hubo fallos en la aplicación de los protocolos para atender a los infectados por el virus en España, que ha registrado el primer caso de contagio en Europa.

Otros casos fuera de África

Mientras la única enferma de ébola confirmada en España, la auxiliar de enfermería Teresa Romero, permanece en estado grave, el Ministerio de Sanidad ha anunciado que reforzará los protocolos de actuación para que los sanitarios en contacto directo con pacientes infectados sean considerados personal de riesgo.

Las autoridades sanitarias brasileñas han trasladado a Río de Janeiro un paciente guineano considerado como el primer caso sospechoso de ébola en Brasil, que fue detectado en la sureña ciudad de Cascavel (estado de Paraná). No en vano, y aunque por ahora no se ha registrado ningún enfermo de ébola en Latinoamérica, la muerte el miércoles de un liberiano en Estados Unidos, la primera en América, ha llevado a redoblar en la región la alerta frente al virus.

Australia, por su parte, ha descartado la presencia del virus en una enfermera ingresada que manifestó supuestos síntomas después de trabajar en Sierra Leona, han informado fuentes oficiales. El ébola, descubierto en 1976 y cuyo brote actual es el más grave que se ha visto, ha golpeado fundamentalmente a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, pero también se han registrado casos en Nigeria, Senegal, Estados Unidos y España, con casi un total de más de 8.300 enfermos.
Publicar un comentario