24/9/14

La causa real de la ruptura en las Damas de Blanco: el reparto del dinero de EEUU [+ video]

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- Hace unos días, un debate en uno de los principales canales de televisión de Miami (1), que se convirtió finalmente en una bochornosa trifulca, reflejaba la fractura irreversible en las llamadas Damas de Blanco, organización de mujeres cubanas que, con apoyo y financiación del Gobierno de EEUU, realizan actividades contra el Gobierno de Cuba (2).

Recientemente, varios medios internacionales reconocían que casi 30 de sus componentes habían abandonado el grupo, en protesta por la gestión de su presidenta Berta Soler, y en apoyo de Belkis Cantillo, representante del colectivo en Santiago de Cuba y destituida por aquella (3). “La renuncia de casi 30 integrantes de la agrupación disidente cubana Damas de Blanco dejó al descubierto supuestas disputas internas. Las diferencias entre Belkis Cantillo, líder de la agrupación en Santiago de Cuba, y Berta Soler, cabeza de la organización, serían el origen de la renuncia masiva de las Damas de Blanco”, informaba el canal colombiano NTN 24.

Lejos queda la armonía que había entre ambas, Berta Soler y Belkis Cantillo, hace un año. En una gira por varios países eran agasajadas por políticos y medios de comunicación, y recibían homenajes conjuntos (4). Ambas pedían entonces mano dura contra Cuba: a EEUU, manteniendo el bloqueo económico, y a la Unión Europea, las sanciones de la llamada Posición Común (5). “Que el Gobierno norteamericano mantenga el embargo para (sic) el Gobierno cubano. Eso no es lo que hace daño al pueblo de Cuba, lo que le hace daño al pueblo de Cuba es el régimen castrista”, declaraba Berta Soler en su visita a Washington.
Cubainformación ya reveló en abril de 2013 algo que no fue noticia en los grandes medios: la dimisión de otro grupo importante de Damas de Blanco, en aquel momento de La Habana, debido a la actitud autoritaria y el clima de intimidación impuesto por su presidenta Berta Soler (6). “La gente tiene un poco de temor, porque ahora hay un Consejo Disciplinario, que lo que hace es expulsar a las mujeres. Entonces la gente le tiene miedo (a Berta Soler), `yo no le digo nada porque me van a botar´”. “Es como una dictadura”. “(Berta Soler) no es justa, no es una persona justa”. “Ella tiene un carácter violento”, eran algunas de las declaraciones de varias exDamas de Blanco entrevistadas.

Ahora, nuevos testimonios dan fe del clima de represión existente dentro de un colectivo que dice luchar por “la libertad y la democracia” en Cuba (7). “No estoy de acuerdo con lo que está imponiendo esta señora, Berta Soler”. “Berta Soler se ha convertido como (sic) en una dictadura con el movimiento de Santiago de Cuba”. “Yo renuncio públicamente porque Berta Soler nos está tratando como (sic) una dictadura más”. “Yo hago (sic) mi renuncia a las Damas de Blanco porque no estoy de acuerdo con la dictadura que quiere imponer Berta Soler contra nuestra líder Belkis Cantillo y nosotras”, eran algunas de las recientes declaraciones de renuncia en Santiago de Cuba.

Curiosamente, Berta Soler es defendida y elogiada por no pocos líderes de la élite política y mediática internacional (8) (9). “Y cómo no, (estamos con) la querida y admirada Berta Soler, portavoz del movimiento de las Damas de Blanco”, comenzaba un acto en Madrid la dirigente de la derecha española Esperanza Aguirre. “Hoy me siento muy emocionado, ha venido al programa una cubana heroica, admirable, cuyo nombre despierta respeto y admiración en todo el mundo, ella es Berta Soler, la líder de las Damas de Blanco, y yo pido un cariñoso aplauso para ella, por favor”, decía el presentador peruano Jaime Bayly en su programa de televisión de Miami.

Pero no hay como escuchar directamente a la presidenta de las Damas de Blanco Berta Soler para conocer su particular concepto de democracia para Cuba. Hace unos meses, decía que la Cuba del dictador Fulgencio Batista era una “joya de oro” (10). “Cuando Fidel Castro tomó el poder por la fuerza, con armas, derramando sangre, cogió una joya de oro. Cuba era una joya de oro”, decía en una conferencia organizada en Madrid por el Partido Popular español, en marzo de 2013.

Y hace unos días, explicaba sus particulares métodos de democracia interna en las Damas de Blanco. Lo hacía en un programa de televisión de Miami, el de la conocida periodista de ultraderecha María Elvira Salazar (11). “Toda persona que se va o que desea salir de las Damas de Blanco no regresa”, explicaba Soler. “¿Y por qué es eso?”, le preguntaba la presentadora. “Voy a responder, perdón”. “No, dígame en particular por qué”, insistía la presentadora. “Perdón, ahora me escuche (sic) –contestaba enfadada Berta Soler-, tenemos un reglamento que tenemos que respetar. Aquí no hay división. Si Vds. vieron los videos ellas dijeron `renuncia´, ellas renunciaron, aquí no hay división, aquí hay un solo grupo a nivel nacional, las Damas de Blanco a nivel nacional”.

La semana pasada, el grupo de las Damas de Blanco “disidentes” hacía público un audio en el que se escucha cómo Berta Soler impone la destitución de su oponente Belkis Cantillo contra la voluntad de todo el colectivo (12). “Si la mayoría de nosotras decide que Belkis (Cantillo) va a ser la representante de nosotras, nadie puede decir lo contrario”, se escucha a una mujer. “Sí, yo puedo. Soy la representante, y lo decido yo”, replica a gritos Berta Soler.

Algunos medios han reflejado esta fractura en las Damas de Blanco. Sin embargo, han ocultado las verdaderas razones que están detrás de todas sus rencillas y rivalidades. El diario “El País”, por ejemplo, apuntaba a “la suma de muchos pequeños desencuentros” (13), para camuflar el problema de fondo: la disputa por los cuantiosos fondos que el grupo recibe de gobiernos y organizaciones de todo el mundo, principalmente de EEUU (14). Pero este tema es tapado una y otra vez por los grandes medios.

Veamos cómo la presentadora María Elvira Salazar interrumpía en su programa a quien trataba de abordar, siquiera de pasada, este tema tabú (15). “Como en muchas organizaciones y partidos de oposición (en Cuba), lamentablemente, los denominados líderes y, en este caso, las denominadas líderes -estoy hablando del caso por ejemplo de Berta Soler desde La Habana- manejan todo el dinero que se destina”, trataba de explicar un supuesto exagente de la Seguridad cubana. “Pero bueno, bueno, de eso vamos hablar ahora, yo le hago la pregunta muy sucinta...”, le cortaba de inmediato la presentadora.

Es el mismo problema que denunciaban a Cubainformación las Damas de Blanco de La Habana que abandonaron el grupo hace más de un año (16). Estas eran algunas de sus denuncias: “Nos dan a todas 15 CUC (15 dólares) (por cada marcha contra el Gobierno)”. “Pero si están mandando tanto dinero y a nosotras nos dejan a la mayoría solo 15 pesos (CUC o dólar), me parece que alguien está sustrayendo ese dinero”. “Que eso venga con mi nombre y apellido, no que Berta (Soler) me diga `no te lo voy a dar y no te lo doy´”. “Ese mes estuve en la actividad (marcha contra el Gobierno) donde quiera, los meses anteriores me daban 15 dólares y ese mes no me los dieron”. “No entiendo que si faltas (a una marcha) no te dan tu dinero”. “No se les informa a las mujeres, a la Damas de Blanco, de lo que llega, `miren, llegaron 100 dólares´”. “Siempre se queda en las mismas, es un pequeño grupo, una pequeña célula que tiene Berta ahí”. “Sobre el dinero que entra ahí no tenemos acceso a nada”. “En el grupo de nosotras, en las Damas, entre las que están dirigiendo yo creo que se está `perdiendo´ dinero”.

Pero las acusaciones de apropiación de recursos no apuntan solo hacia Berta Soler, sino que son recíprocas entre ambos bandos. Berta Soler acusaba también de ello a su rival Belkis Cantillo, apuntando que habría sido ésta la causa de su destitución (17) (18). “Se hizo un análisis previamente con Belkis Cantillo, se le fue a destituir solamente por... tolerancia, por negligencia y por desvío de recursos, pero también por sospecha”, afirmaba en el programa de María Elvira. Y en Internet se puede escuchar un video con la lectura de la destitución de Belkis Cantillo: “Tras un análisis –lee Berta Soler ante un grupo de Damas de Blanco- se decidió destituir a Belkis Cantillo, representante en la referida provincia (de Santiago de Cuba), por conducta negligente, tolerante, desvío de recursos y sospecha de ser orientada por personas ajenas a la organización”.

Por su lado, Belkis Cantillo llevaba también a varios canales de televisión de Miami y de América Latina sus acusaciones contra Berta Soler, haciendo públicas sus rivalidades por el liderazgo (19). “Que ella (Berta Soler) era la representante y que ella decía eso. Ella venía a botarme y las Damas de Blanco, ¿todas verdad? no aceptaron, pero ella quería imponérselo. `Yo sí la boto porque yo soy la representante´. Ella (Berta) quiso como... dejar a Denia (Fernández) y sacarme a mí, porque la del problema es Denia. Pero ella (Berta) dejó a Denia y quería sacarme a mí de representante”, declaraba al canal colombiano NTN 24.

Este año, en la recepción oficial del nuevo Jefe de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana –cita a la que asiste la flor y nata de la “disidencia” cubana- solo acudió una de las partes enfrentadas, ausentándose la actual presidenta de las Damas de Blanco Berta Soler (20). Quizá para evitar que se produjeran, en la residencia del jefe político y financiador principal de ambos grupos, escenas como la vivida, hace unos días, en una de las televisiones de Miami; y representativa, sin duda, de lo que sería una hipotética Cuba dirigida por la mal llamada “disidencia cubana”.


Notas

 
Publicar un comentario