Libia hoy ¿y todavía te lo preguntas?

Leonor Massanet Arbona. — Estas caricaturas que cada día se publican en las redes sociales libias muestran claramente que los libios saben la realidad de lo que está ocurriendo.
Sin embargo desde occidente es complicado verlo debido a la intoxicación diaria de todos los medios tergiversando la realidad.

Desde ayer o incluso desde hace dos días la mayor parte de Libia no tiene electricidad y están cortadas las redes sociales, escasean las tarjetas para los teléfonos y escasean los alimentos.

 Al igual que hizo la OTAN con sus bombas, los llamados extremistas musulmanes están destruyendo los suministros médicos, almacenes de alimentos e infraestructuras de los libios. Exactamente el mismo “trabajo”

Parece ser que esta mañana los enfrentamientos en Trípoli se han reducido mucho y corre la voz que los mercenarios de Misratah están agrediendo la capital de Libia porque no quieren que sea la capital y convertir Misratah en la capital de Libia. Misratah fue, junto con Benghazi el lugar donde se fraguó esta invasión. Ya mucho antes de que se iniciara en febrero del 2011 en Misratah se habían instalado empresas de la guerra, se hicieron canales subterráneos para comunicar el puerto con algunas edificaciones y se instalaron los sionistas junto con las empresas de la guerra.

Allí los invasores a Libia llevan a los libios para torturar, ejecutar, encarcelar,…de allí salen los mercenarios del mundo entero armados y con drogas a invadir, agredir, robar, violar. De allí salen los agresores profesionalizados que invadieron Beni Walid con gases tóxicos, bombas de racimo y todos los artefactos para matar prohibidos. Misratah se ha convertido en la caja negra del terror para Libia y ahora la quieren convertir en la capital…obviamente esta intención no tiene nada que ver con el deseo de los libios.

Hace unos días apareció un libio de vuelta en su casa en condiciones terribles. Este hombre había desaparecido hacía ya seis meses y la familia lo había dado por muerto. Ha contado que estuvo 5 meses encerrado bajo tierra en una habitación que le lanzaban la comida por un agujero. Estuvo allí encerrado durante 5 meses. Un día le sacaron del agujero y se lo llevaron a Misratah donde fue torturado por si sabía “algo”. Al ver que no sabía nada de nada lo han soltado. Si analizamos este hecho nos dice tantas cosas que parece imposible. En primer lugar NO hay ley en Libia porque la OTAN se encargó de eliminarla y dar impunidad a todos los criminales y psicópatas que entró en Libia. El hecho de soltarle después de todas estas barbaridades muestra la seguridad que tienen todos estos asesinos psicópatas que ninguna ley les va a hacer nada.

En Libia hay tantos miles y miles de libios que han pasado y pasan por experiencias parecidas o peores y luego tienen que seguir viviendo, el sufrimiento de las familias./Con texto de Tercera Información.es

Comentarios