Fundación Konrad Adenauer en la receta de la contrarrevolución

Carlos Medina Viglielm.- La Fundación Konrad Adenauer (KAS – Konrad Adenauer Stiftung), está participando activamente en el esquema subversivo de extrema derecha en el área latinoamericana.

La KAS fue fundada en 1956 bajo el nombre de “Sociedad de Formación Política Demócrata Cristiana”, para adoptar en 1964 el nombre del primer Canciller Federal de Alemania, Konrad Adenauer. Detrás de una aureola de dignidad y sapienza, la organización que anuncia regirse por las ideas de Libertad, Justicia y Solidaridad, ofrece sus espacios y recursos a apoyar “proyectos para Hispano América” de los principales “aliados” de Alemania: los Estados Unidos de Norte América.

Aún cuando en el esquema de democracia burguesa y de acuerdo a su ideología, es admisible que la KAS apoye a los partidos políticos afines en el área, debiera de cuidar no quedar marcada por el denigrante intervencionismo que caracteriza a los norteamericanos y desligarse de sectores que se involucran en planes violentos y provocadores contra Cuba y Venezuela.

La KAS sigue una línea de acción fijada en Washington, sin considerar el deterioro político que han sufrido las ONG y agencias norteamericanas como la IRI, USAID, NED, entre otras.

Según opinan observadores internacionales, la KAS está considerada como el más importante “tanque pensante” de Alemania. Su presupuesto anual es de unos 100 millones de Euros, procedentes del contribuyente de ese país, recursos utilizados en el fomento a nivel mundial de los ideales demócrata-cristianos y social cristianos.

Como parte de sus objetivos sociales declarados, la KAS ofrece formación política, que elabora bases científicas para la acción política, otorga becas a personas altamente dotadas e investiga la historia de la Democracia Cristiana, apoya el movimiento de unificación europea, promueve el entendimiento internacional y fomenta la cooperación en la política del desarrollo.

Trabaja generalmente con los partidos políticos afines en todo el mundo, tales como el PP de España y los partidos demócrata-cristianos de América Latina (Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana) y en general, con los miembros de la organización Demócrata Cristiana de América (OCDA).

Sin embargo, más allá de su proselitismo político e ideológico, que constituye su objetivo social, la KAS ha venido desarrollando un papel activo en la labor subversiva contra Cuba, interactuando con organizaciones que se mueven en la órbita de la USAID en acciones de guerra sucia. Ya sabemos cuán corrupta e ilegal puede funcionar la USAID, que hasta los propios norteamericanos se avergüenzan de ello (ver proyecto Zunzuneo).

Estamos hablando de organizaciones satélites como la llamada Solidaridad de Trabajadores Cubanos (STC), el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) y la Red Liberal de América Latina (RELIAL). En el área de Europa, la KAS se ha vinculado con la ONG checa People in Need (PIN) y su sucursal el Comité Internacional para la Democracia en Cuba (CIDC).

Esto sin hablar de la NED, de la que no podemos decir que sea justamente un satélite y sí, como ha quedado claro, un brazo de la CIA, para encubrir el financiamiento y la actividad de la Agencia contra gobiernos y movimientos democráticos.

Fue la NED la que estuvo en la década del 2000-2010 detrás de PIN y el proyecto del Comité Internacional para la Democracia en Cuba, que estuvo muy activo en Uruguay.

La KAS apoya eventos que realizan estas organizaciones, aún cuando no aparezca públicamente entre los patrocinadores y proporciona financiamiento para todo tipo de espacios que permitan pronunciarse en contra del sistema cubano, desde los habituales “eventos académicos”, hasta transmisiones radiales (incluso vía Internet). Cubriendo actividades de los grupúsculos CIR, publican reportajes o artículos de los llamados “periodistas independientes” y en general auspician, por diversas vías y formas, las campañas de descrédito contra Cuba.

Es el caso de lo que ocurre con Georg Eickhoff, representante de la fundación KAS en Uruguay, un fuerte activista en este país contra Venezuela y Cuba, que pretende enmascarar su actividad subversiva con el financiamiento a partidos políticos afines a la KAS, ocultando de esa forma los gastos en estas actividades, al tiempo que compartimenta a las sedes de la fundación en otras capitales del área.

De esos países y de contactos de la KAS, también han salido personas que, en similitud con Alan Gross (preso en Cuba por instalar una red ilegal de telecomunicaciones), llevan medios electrónicos a distribuir entre opositores internos, con el sueño de promover una “primavera árabe” en el país caribeño.

En Venezuela la KAS apoyó y continúa apoyando al grupo neofascista Primero Justicia (PJ), que participó activamente en el Golpe de Estado contra el presidente Chávez en abril del 2002. PJ fue creada por el golpista Alejandro Peña Esclusa, quien luego se unió al grupo latinoamericano promovido por ex militares fascistas, Uno América.

La KAS en Uruguay trabaja activamente en contra de la República Bolivariana de Venezuela y la República de Cuba, bajo el concepto de que fuerzas latinoamericanas y europeas deben unirse para “librar batalla” contra lo que denominan “gobiernos neo populistas” en América Latina, calificando a Venezuela como la principal amenaza a los llamados “valores democráticos” en la región.

La KAS acciona bajo un supuesto plan contra las tendencias y gobiernos considerados neo populistas, que ha cocinado con la derecha latinoamericana. Según fuentes vinculadas a sectores políticos de la oposición venezolana en Uruguay, Nazly Escalona, ciudadana venezolana residente en Uruguay, miembro del referido proyecto financiado por la NED denominado “Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba”, es quien garantiza, a partir de su relación personal con Georg Eikhoff, un papel destacado de la fundación KAS en Uruguay, en el accionar contra el gobierno bolivariano y el gobierno cubano.

Georg Eikhoff, estuvo en Caracas representando a la KAS en períodos anteriores y sus vínculos más cercanos en Uruguay comentan que la Fundación Konrad Adenauer estuvo entre los organizadores y financistas de la denominada “Mesa de Unidad Democrática” (MUD) en Venezuela, en su nacimiento y en su posterior desarrollo.

Nazly y Georg han sido promotores de varios eventos organizados contra el gobierno bolivariano en la capital uruguaya. Ambos estuvieron intentando conformar un “foro sobre la Defensa de los Derechos Humanos en Venezuela”. Para esto Nazly, es la figura pública ya que Georg, por sus funciones en la KAS, se mantiene en las sombras. En su papel organizador, Nazly le envió invitaciones a los legisladores del área, entre ellos a los argentinos Cornelia Schmidt-Liermann, Gisela Scaglia, Patricia Bullrich e Ignacio Branco y les gestionó pasaje a los opositores del gobierno de Nicolás Maduro, Miguel Pizarro, Juan Requesens y el ex magistrado Román Duque Corredor, todo con dinero de la KAS pero con un bajo perfil, ocultando el papel que está desempeñando el referido Geork y la sede local de la KAF en Montevideo./ARGENPRESS.info/La Santa Mambisa