La CIA trabaja en Venezuela y todas las embajadas latinoamericanas

Raúl Capote es cubano. Pero no uno cualquiera. En su juventud fue captado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Le ofrecieron una cantidad infinita de dinero, para conspirar en Cuba. Pero surgió algo inesperado para EE.UU. Capote, en realidad, trabajaba para la seguridad nacional cubana. Desde entonces, cumplió funciones como doble agente. Conozca su historia, a través de una entrevista exclusiva con Chávez Vive, que concedió en La Habana.

Centenares de jóvenes venezolanos fueron captados por la CIA
Este señor Mark, además de dirigir el Proyecto Cuba, tenía una vinculación directa con Cuba, en el tema de financiamiento del proyecto contra la Revolución, además, estaba involucrado en tareas contra Venezuela. O sea, era un hombre con el que muchos de su equipo, de los funcionarios de ese famoso proyecto, también trabajaban contra Venezuela en ese tiempo. Estaban estrechamente vinculados. A veces costaba mucho trabajo diferenciar, quién trabajaba con Cuba, y quién no, porque muchas veces se intercalaban. Por ejemplo, había venezolanos que venían a trabajar conmigo, que trabajaban en Washington, que estaban subordinados a la Fundación Panamericana y a la CIA, y venían a Cuba a entrenarme también, y a traer suministros. De ahí sale la idea de crear una fundación, un proyecto que se llamó Génesis.

Génesis es quizás la matriz, como idea, de muchas de las cosas que han pasado en el mundo en el día de hoy, en estos momentos, porque Génesis es un proyecto dirigido a los jóvenes universitarios cubanos. Estaban haciendo algo similar en Venezuela. Porque, ¿qué pasa? La idea estaba en convertir a las universidades -universidades que siempre habían sido revolucionarias, que habían producido revolucionarios, de las que hubieran salido muchos de los revolucionarios de ambos países-, convertirlas en universidades que fueran fábricas de reaccionarios. Entonces, tú ¿cómo puedes hacer eso? Formando líderes. ¿Qué empezaron a hacer en Venezuela? Enviaban estudiantes hacia Yugoslavia, financiados por el Instituto Republicano Internacional (IRI), que era financiado por la USAID y financiado por el Albert Einstein Institute, y los enviaban, en grupos de diez, con su profesor.

- ¿Tiene los nombres de los venezolanos?

- No, estamos hablando de que enviaron cientos. Yo hablaba con el profesor, y miraba un grupo y seguía el otro. Porque están trabajando a largo plazo. El mismo plan era igual contra Cuba. Génesis promovía, dentro de la universidad, un plan de becas de formación de líderes para estudiantes cubanos y profesores cubanos. El plan era muy parecido. Incluso, en el 2003, ellos preparan aquí, en La Habana, un curso en la Sección de Intereses de los Estados Unidos, que se llamaba "Derribando un líder, derribando un dictador", basado en la experiencia de Otpor para sacar a Milosevic del poder. Y es la idea, dentro de la universidad cubana, que están trabajando a largo plazo, porque todos esos proyectos tienen siempre un plazo largo, para que tengan resultado. Por eso también empezaron temprano en Venezuela. Yo creo, incluso, no tengo pruebas, pero, yo creo que en Venezuela comenzó, antes del gobierno de Chávez, porque el plan de convertir a las universidades latinoamericanas, que siempre fueron fuentes de los procesos revolucionarios, en universidades reaccionarias, es más antiguo que el proceso venezolano, para revertir la situación y crear una nueva derecha.
La CIA trabaja en toda Venezuela

- ¿La CIA solo trabaja en Caracas?

No, en toda Venezuela. Ahora, en ese momento, Génesis tenía en Cuba un plan de becas para formar líderes. A los estudiantes les proponían una beca en una gran universidad norteamericana, o una gran universidad europea, para formarse como líderes, con todo pago. Les pagan gastos, les pagaban becas completas. Estamos hablando del año 2004-2005. Era muy evidente. Entonces, esos líderes regresarían a la universidad en algún momento. Son estudiantes. Van a terminar su carrera. Esos líderes, cuando terminen sus carreras, van a ocupar diferentes cargos, diferentes posibilidades, como ingenieros, como licenciados en diferentes sectores de la sociedad cubana, pero, hay otros que van a estar constantemente preparando líderes dentro de la universidad. Una de las misiones más importante, de los líderes de la universidad, era ocupar el liderazgo de las principales organizaciones juveniles de la universidad. En el caso de Cuba estamos hablando de la Unión de Jóvenes Comunistas, y de la Federación Estudiantil Universitaria, o sea, no era crear grupos paralelos en ese momento, sino convertirse en los líderes de las organizaciones que existían en Cuba. Junto con eso, formar un grupo de líderes en las estrategias de golpe suave. O sea, entrenar gente para cuando el momento fuese oportuno, en el momento ideal poder efectuar las famosas revoluciones de colores o guerras no violentas, que tú sabes bien que, de no violentas, no tienen nada.

- ¿Qué perfil buscan en un profesor, para ser captado?

- Profesores es muy fácil. Identificar en la universidad profesores que fueran gente descontenta con la institución, gente frustrada, porque consideraban que la institución no les garantizaba, o no les reconocían sus méritos. Si eran mayores, mejor todavía. No lo especificaban. Escogen a personas mayores, para que tú la selecciones. Si tú envías un plan de becas, o tú lo envías y de buenas a primeras recibe una invitación para participar en un gran congreso internacional de determinada ciencia, te va a estar agradecido eternamente, porque tú fuiste el que le descubrió su talento, que nunca había sido reconocido por la universidad. Entonces, ese hombre que tú pones a estudiar afuera, que tú eres de su universidad, participa en un gran evento, le publican la obra y le construyen un curriculum. Cuando ese hombre regrese a Cuba, regresa con un tremendo curriculum, porque ha participado de un evento científico de primer nivel, ha pasado cursos de grandes universidades, y su currículo llegaba hasta el techo, por lo tanto, la influencia que podía tener en la universidad era mayor, porque podía ser reconocido como una figura en su especialidad, aunque en la práctica el hombre fuera un ignorante.

Realmente no era un agente de la CIA, yo era un agente de la Seguridad Cubana

- Y, ¿qué tan eficientes y eficaces son ese tipo de captaciones, ese tipo de misiones que ellos venían a cumplir acá?

- En el caso de Cuba, no les dio mucho resultado. Primero, porque había una razón importantísima, porque el que estaba dirigiendo el proyecto era yo, y yo, realmente no era un agente de la CIA, yo era un agente de la Seguridad Cubana, por tanto, todo el proyecto pasaba por mis manos, y se suponía que yo fuera el que lo ejecutara, y el plan pasaba siempre por el trabajo que yo pudiera hacer, y lo que hacíamos era entorpecérselo al máximo, al tener conocimiento, de inmediato, de lo que se estaba planificando. Pero, fíjate que el fin de su plan estaban calculándolo para el momento en que desaparecieran las figuras históricas de la Revolución. Ellos estaban calculando un plazo de cinco o diez años, en que Fidel desapareciera de la escena política, y desaparecieran de escena Raúl y los líderes históricos del país. Ese era el momento que estaban esperando, cuando eso ocurriera debía salir de la universidad, con todo el apoyo de la prensa internacional y con todo el apoyo de las ONG, de la USAID, y de toda esta gente que trabaja alrededor del dinero norteamericano de la CIA, y que surgiría una organización que se diera a presentar ante la luz pública, como una alternativa a lo que estaba haciendo la Revolución. Eso es lo viene que sucediendo con la Fundación Génesis para la Libertad.

- ¿Qué es esa Fundación?

- La Fundación Génesis para la Libertad debía tener un discurso, aparentemente revolucionario, porque la idea era confundir a la gente. La idea es que dijeran que eran revolucionarios, que lo que querían era hacer cambios en el gobierno, pero, cuando tú ibas a la práctica, cuando ibas a la esencia del proyecto, cuando tú te decías, ¿cuál era el proyecto?, el discurso era, y el proyecto era, exactamente los mismos de la derecha tradicional, porque los cambios que ellos promovían eran los cambios que la derecha, hacía rato estaban promoviendo dentro del país. En la práctica casi se les da la gran oportunidad, según el criterio de ellos, en el 2006, cuando sale la noticia en televisión que Fidel, por razones de enfermedad, dejaba de ocupar las responsabilidades que tenía en el Gobierno, y ellos siempre habían dicho que la Revolución Cubana, el día que Fidel se muera, se caía. Porque la Revolución era Fidel, y que el día que Fidel no estuviera ahí, se muriera o saliera del Gobierno, al otro día la Revolución se caía, y calcularon que iba a haber enfrentamientos internos, que iba a haber descontento con esto, con aquello. Cálculos que no sé de dónde rayos los sacaron, pero los creían. Y en ese momento, ellos creyeron que era la hora de comenzar a actuar.
CIA: Lo mejor que nos puede pasar es que maten a un opositor

- Estamos hablando del año 2006. Y, ¿cuál era el plan?

- Me llaman automáticamente. Nos reunimos, el jefe de la estación CIA, aquí en La Habana, también aparecieron funcionarios diplomáticos, y uno me dice: "Vamos a organizar una provocación. Vamos a organizar un levantamiento popular en un barrio céntrico de La Habana, que haya una persona que esté dispuesta a irse en alza, por la democracia, y vamos a ejecutar un grupo de provocaciones, en diferentes lugares, de manera que las fuerzas de seguridad cubanas se vean obligadas a actuar contra esa gente, y luego vamos a armar una gran campaña de prensa", y empieza explicando cómo todo eso iba a funcionar. Lo interesante de eso está en que, llamaba muy fuerte la atención, ¿cómo era posible que un funcionario de la Sección de Intereses de los Estados Unidos tuviera el poder de convocar a los principales medios de prensa, y que esa gente lo obedeciera con ese servilismo? Era muy llamativo. La idea era, incluso yo le dije, eso que me estás diciendo es un disparate. O sea, este hombre que tú me mencionas a mí, que se llamaba Alci Ferrer -el muchacho que ellos habían escogido; un agente joven, médico, lo habían escogido para ser el cabecilla del levantamiento, le dije, ese muchacho no va a mover a nadie. Nadie se va a levantar en el centro de la Habana. La fecha que escogen es, nada más que el día de cumpleaños de Fidel, ¡y me dicen ese día!, y yo digo, mire compadre, si a ese hombre, ese día, se le ocurre ponerse a tirar proclamas, o a querer levantar algo en el centro de la Habana, la gente le va a responder fuerte, inclusive, es posible que a ese hombre lo maten. Porque, como se ponga en un barrio de trabajadores humildes a tirar esas cosas, los vecinos... Y me dice, textualmente: "Lo mejor que a nosotros nos puede pasar, es que a ese hombre lo maten; si a ese hombre lo matan, sería perfecto", y me explica qué es lo que va a pasar. Sólo hace falta que él provoque. Que salgan pa la calle, y que haya un choque allí. Si ocurre eso, la prensa se va a encargar de construir lo demás, y me dice:"Vamos a armar una gran campaña mediática para demostrar que en Cuba hay caos; que en Cuba hay ingobernabilidad; que en Cuba, Raúl es incapaz de sostener las riendas del Gobierno; que se está asesinando a la población civil, que se está reprimiendo a los estudiantes en la calle, al pueblo en la calle, que la policía está cometiendo crímenes. Cualquier semejanza con Venezuela, no es pura casualidad. Es así.

- Entonces, qué debería pasar en esas circunstancias?

- Una vez que estuvieran creadas todas las matrices de opinión, y que todas las matrices mediáticas tuvieran construida esa imagen. Que el mundo entero tuviera la visión de que en Cuba había un gran desastre, y que estaban matando a la gente; que se estaba acabando todo. Entonces, mi Organización debía cumplir la tarea final.

La CIA trabaja directamente con las embajadas de EEUU en Latinoamérica

- ¿Cuál era la tarea final?

- Bueno, convocar a la prensa internacional, en mi condición de profesor universitario, en mi condición de escritor, en mi condición de líder de esa organización, que yo saliera públicamente a solicitarle al Gobierno de los Estados Unidos la intervención de Cuba, para garantizar la vida de los civiles y para traer la tranquilidad y la paz al pueblo cubano. Hablar al país a nombre del pueblo cubano. ¡Imagínate tú!

Ese plan les fracasa. No les dio resultado, pero, es que cuando tú ves, después, la manera en que se arma lo de la guerra en Libia, y la manera en que se construye. Más del 80% de la información que vimos, se construyó, se fabricó. Lo mismo hacen en Siria, lo mismo se lo han hecho a Ucrania. He tenido la oportunidad de conversar con muchos ucranianos, ahora que estuvieron en las bases. Gente que está a favor de unirse con Europa. Yo busqué hablar con ellos estos días. Buscando, indagando saber, ¿cómo son los procesos esos? Y ellos se han quedado asombrados de las imágenes que el mundo ha transmitido. Lo que pasó en Miami, y ellos mismo lo dicen, pero, nosotros estábamos protestando ahí, pero esas cosas que aparecen en la televisión, eso era un grupo, o sea, había sectores, había lugares donde había grupos de derecha, de muy extrema derecha, donde hubo incidentes de ese tipo, y donde se quemaron, pero la mayor parte de las manifestaciones no tuvieron esas características. O sea que esta es, una vez más, la repetición del esquema, usando todos los medios de comunicación.

- La relación entre el de la CIA y las embajadas, en los respectivos países, ¿son directas, entonces?

- Sí, completamente directas. En cada embajada en Latinoamérica, todas las embajadas americanas tienen oficiales de la CIA trabajando dentro de ellas, que utilizan la fachada de funcionarios diplomáticos.

- De lo que usted conozca, ¿dónde hay mayor presencia de la CIA en la región?

- Bueno, en un determinado momento, Ecuador fue una potencia fuerte en eso, tenía una concentración fuerte en eso y, por supuesto, Venezuela, porque en el 2012, cuando yo asisto a la Feria del Libro en Caracas, toda esa gente que ha trabajado conmigo contra Cuba, todos los oficiales de la CIA, incluso Kelly Keiderling, estaban en Caracas en ese momento. Y yo participo en un programa de televisión, allá en Venezolana de Televisión, donde hablamos de ese tema, siendo muy cuidadosos, porque estamos hablando de dos países que tienen relaciones. Ese no es el caso de Cuba, o sea, Cuba no tiene relaciones con Estados Unidos. Ese es un enemigo declarado. Pero estábamos hablando de funcionarios que tenían relación diplomática, y era muy engorroso hacerlo sin tener pruebas concretas que tú pudieras presentar, sin embargo, se hizo la entrevista, y se hizo la denuncia de lo que estaba pasando. Kelly Keiderling es una experta en ese tipo de guerra. A mí no me cabe la menor duda. Cuando uno sigue el itinerario que ella tiene, en los países donde estuvo, y cuándo estuvo en ese tipo de conflicto.|Fuente La Iguana.tv